Peleas en la Enseñanza

Después de tan largo paréntesis, no puedo dejar de echar la vista atrás, al insólito acontecimiento del pasado miércoles, día 26. El asunto se relaciona con una jaula de gorgonas: la clase de 3º C.

El rugido de la rapiña, durante los cinco primeros minutos, era el habitual. Ladeé la vista y descubrí a un profesor de guardia que introducía en el aula a cuatro o cinco alumnos rezagados adrede. Rutina.

—No os agrupéis en la puerta —le dije al amasijo demorado, hispano.

Un par de segundos después hube de levantarme a la carrera. Tuve que interponerme entre el profesor de guardia y uno de los alumnos. Se habían enganchado.

Entradilla inicial. Texto de DIETARIO EN RED 2004-2006