Unas cartas

Si el alma tiene núcleo, puedo afirmar que su vértice me ha acariciado con un manojito de cartas conmovedoras, unas cartas que no deseo olvidar pese a la sacudida de sus capas, que me abruman.

Entradilla inicial. Texto de DIETARIO EN RED 2004-2006

Etiquetado , , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.