Carla Bruni, desnuda y guapa

Carla Bruni, desnuda y todavía guapa. Dicen que tiene 39 años bien llevados. La cosa salta a la vista. Como todas las mujeres, es una reina con corona activa. Posee una mirada de pantera amable que lidia con el último grito de cualquier aspecto. Yo una vez a Carla le vi un pecho que mantenía esa mirada de sus ojos. Llevaba un gato negro en los brazos, de esos gatos lanosos que se te cruzan por las piernas pegando tumbos en las noches de callejas solitarias, románticas y terribles.

 

Carla Bruni, como novia, es perfecta. Contento estará Nicolas, el Feo, de tan maravillosa hembra, una mujer que produce caída de baba en el populacho varón de medio mundo. Caída de baba y envidia, como esas mujeres que se entretienen en ponerle monigotes ruborizados al buen coño de Carla Bruni, tapándolo,

 

Fragmento perteneciente a DIETARIO EN RED 2007-2008.

Trenzado de homicidas

Trenzado de homicidas, Morfeo Editorial, diciembre de 2007

Por la tarde. Y con la mente en algunas burbujas que fluctúan graciosamente por las risueñas reverencias del whisky, “agua de vida”. No es mal momento para dejar constancia de la salida de un nuevo libro mío: Trenzado de homicidas. O sea, la violencia que tanto me rondó en los años 90.

Fragmento perteneciente a DIETARIO EN RED 2007-2008.