Fibrogastroscopia

Ayer, en el hospital, me hicieron una fibrogastroscopia; o sea, como suele entenderse, me metieron las gomas. En la sala de espera citaron mi nombre con una puntualidad exquisita, a las 16.40 h. Sabía que iba a pasar un ratillo malo. Sabía que mi carencia de nerviosismo sería total. También tenía una curiosidad: ver mi estómago a través de un monitor.

Fragmento perteneciente a DIETARIO EN RED 2007-2008.

Limpieza

limpieza.gif

Por e-mail, le hablo a Anna Caballé sobre el reconocimiento literario, una cosa muy rara cuya falta a muchos les sirve de puntilla.

Fragmento perteneciente a DIETARIO EN RED 2007-2008.

Una de las mías

Portada de la novela El informe del roedor

Sale El informe del roedor. Ya era hora. Como saben muchos, se trata de la novela aquella que fue finalista, en 1998, con otra de las mías, El Paseo de los Caracoles. La carambola se dio en el premio de novela Prensa Canaria, aquel premio dotado con tres millones de pesetas que hizo público, como recogieron algunos medios, los títulos de las seis novelas que llegaron a la final (de las seis, dos eran mías). Alba Editorial publicaba la obra ganadora. Rosa Regás fue uno de los componentes del jurado. Indudablemente, el hecho de que casi la mitad de las obras finalistas fuesen mías, influyó a la hora de publicar, siquiera, una de las mías, como así ocurrió. Hoy no quiero recordar aquella semana del fallo del premio.

Fragmento perteneciente a DIETARIO EN RED 2007-2008.

Surrealismos

surrealismo.JPG

Un sueño surrealista, no exento de influencias cibernéticas.

Endurecido por una hipoteca de mil demonios y el seguro a todo riesgo de muchos coches Renault, decidí emprender un viaje largo, tan largo que me puse a investigar el asunto de los vuelos baratos. Se trataba de un viaje para la literatura, para escribir sobre ello, puesto que uno no entiende de turismo.

Fragmento perteneciente a DIETARIO EN RED 2007-2008.

Anna Caballé

Anna Caballé, profesora de la Universidad de Barcelona

Con muy mal sabor de boca, acabo de rechazar una invitación de Anna Caballé, una de mis profesoras de la Universidad, actual responsable de la Unidad de Estudios Biográficos. Ayer recogí una carta suya manuscrita. Me dice que se ha leído de un tirón Dietario en Red 2004-2006. Y me invita a que dé una charla sobre mi experiencia literaria. Mi experiencia literaria.

Fragmento perteneciente a DIETARIO EN RED 2007-2008.

Josep Carner

Josep Carner

Josep Pla. El cuaderno gris de hoy. ¡Los escritores del país! En esta ocasión le toca el turno a Josep Carner. También se lo carga, evidentemente. Uno puede estar de acuerdo o no con las críticas de Pla, pero en lo que todos deberíamos convenir es en lo admirable, saludable y sabrosamente que Pla nos las presenta.

 

Universidad de Barcelona

Fragmento perteneciente a DIETARIO EN RED 2007-2008.

Surge una roca

roca.jpg

Josep Pla. El cuaderno gris de hoy. Cuando Pla emplea la expresión Dios Nuestro Señor, el muelle de mis labios comienza a estirarse hacia arriba, dominado por las abundantes sugestiones que me acechan a continuación. Pasa lo mismo cuando emplea el término señorita.

Fragmento perteneciente a DIETARIO EN RED 2007-2008.

Algo de concupiscencia

muslos.jpg

El cuaderno gris. La entradilla de hoy. Josep Pla, uno de esos días que vislumbro su espectro con especial nitidez, por cualquier lado, más bien cerca. Querido amigo, ya empezamos con la onomástica literata, ya está usted poniéndose con la barbilla larga, la pupila afilada, la sonrisilla caliente. Pues claro que sí, la prosa de Eugeni d’Ors es una prosa violinista, de violinista con tortícolis.

Fragmento perteneciente a DIETARIO EN RED 2007-2008.

De curas y casas

Calle Andalucía, San Juan Despí, Barcelona, la de mi primera infancia

El cuaderno gris, de Josep Pla. La entradilla de hoy en su blog. Magnífica evocación de los inviernos de su infancia. Magnífico todo, como de costumbre. Y la ironía suave y despiadada, como de costrumbre. Ese cura “rodonet com un conillet” (redondete como un conejito), sin “força inquisitorial” (fuerza inquisitorial), cuando la imagen de los curas, a bote pronto y en pleno siglo XXI, mal que pese a muchos, es la que nos ha legado la Edad Media, la imagen del cura regañón, protestón, algo lúgubre, con resabios inquisitoriales.

Fragmento perteneciente a DIETARIO EN RED 2007-2008.

Azul

El cuaderno gris, de Josep Pla, convertido en blog. En la entradilla de hoy, que corresponde a tal día como hoy, pero con una escritura esencialmente hecha 90 años atrás, he colocado el siguiente comentario:

“Antonio Gálvez Alcaide escrigué:
9 Març 2008 a les 10 : 42

Dice Pla:
‘Si aquestes notes se salven de la crema, potser algun dia hi passarà la vista algun meu parent llunyà o alguna persona curiosa i desenfeinada’.
Las vueltas que da la vida. Alguna persona curiosa y desocupada. Miles de personas curiosas y desocupadas, de todas las edades y de cualquier parte del mundo, como realidad actual.

Fragmento perteneciente a DIETARIO EN RED 2007-2008.

Un blog

cabecera_fundacion_josep_pla.jpg

Muy de mañana. Por curiosidad me asomo a un blog cuyo estreno se ha anunciado para hoy, la misma fecha en que Josep Pla comenzó su famoso dietario, El cuaderno gris. Se trata de la inserción de El cuaderno gris en formato blog, toda una maravilla, la mayor lección bloguera al alcance de todos los plumíferos, cuando el formato blog todavía se halla en sus orígenes, pese a la veteranía de unos cuantos.

Fragmento perteneciente a DIETARIO EN RED 2007-2008.

Viento

Temprano. En mi día libre. Me levanto con dolor de cabeza, como cuando a veces se pasan de rosca los tragos de whisky. El dolor de cabeza, que se está subsanando rápidamente, todavía acapara los efluvios del viento. Fue el fuerte viento de ayer, que me golpeó la cabeza, aleteó en mis oídos, se filtró por la nariz, llegó al cerebro. Tengo un relato sobre el viento, se titula El acoso, pertenece a Trenzado de homicidas.

Fragmento perteneciente a DIETARIO EN RED 2007-2008.

Escalofríos

e-mail.jpg

Recibo un e-mail. Se trata de una propuesta para “acojonar” al compañero de asiento en un avión, por ejemplo en un avión del puente aéreo. Su carácter reprobatorio es manifiesto, así como su mal gusto. Sin embargo, sigo leyendo el contenido del correo. Se me dice que abra el portátil, y que me conecte a un determinado enlace mientras levanto la vista al cielo con los ojos cerrados. Este gesto completaría el terror de mi compañero de asiento.

Leído el asunto, pincho el enlace. Y lo que veo, sabiendo que se trata de una ficción, me produce un constante escalofrío.

Sí, Joan, me has procurado un escalofrío.