Hostal Casco Antiguo, de León

La primera ventana completa que aparece fue la de mi alojamiento

El hostal Casco Antiguo. Siempre recordaré el momento que estiré los brazos por primera vez, para desprenderme de la camiseta, y rápidamente los encogí, para que mis manos no se tropezaran con el techo, como si todavía residieran en la buhardilla gallega.

Fragmento perteneciente a
RUTA DEL OESTE
.
DIETARIO EN RED 2007-2008.

Etiquetado , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.