Catedral de Segovia

En la capilla de San Antón, Catedral de Segovia

La mejor pintura del museo es “La duda de Santo Tomás”, de Sánchez Coello. Santo Tomás le introduce a Cristo, por la enorme herida del costillar, los dedos índice y corazón.

Fragmento perteneciente a
RUTA DEL OESTE
.
DIETARIO EN RED 2007-2008.

En la tumba de san Juan de la Cruz

Junto a la tumba de San Juan de la Cruz

La tumba de san Juan de la Cruz. Qué sorpresa. Es la sorpresa de mi visita a Segovia. Sabía que la muerte del sensible poeta tuvo lugar en Úbeda, pero ignoraba que estuviera enterrado en Segovia. Salen unos versos suyos en “El fragor de la sangre”, uno de mis relatos de Trenzado de homicidas. También he aclarado algunos de sus versos durante el pasado curso lectivo.

Fragmento perteneciente a
RUTA DEL OESTE
.
DIETARIO EN RED 2007-2008.

Alcázar de Segovia

En el Alcázar de Segovia

Se trata del Convento del Carmen, donde sobrelleva su muerte san Juan de la Cruz. Gran sorpresa. No recordaba que el poeta estuviera enterrado en Segovia. Pese a la hora, al frenético sol, a la lejanía, al barranco, no queda otro remedio que peregrinar y ofrecerle mi saludo a los cansados huesos vibrantes del poeta. Obviarlo representaría una fuente de remordimientos.

Fragmento perteneciente a
RUTA DEL OESTE
.
DIETARIO EN RED 2007-2008.

Acueducto de Segovia y Judería

Excelente panorámica del Acueducto de Segovia

Segundo día en Segovia. Por la mañanica fresca, me dispongo a recorrer la hilera completa del Acueducto, tanto la izquierda como la derecha. Unas nubes salpicadas en el cielo permiten la agradecida sensación del agua fría.

Fragmento perteneciente a
RUTA DEL OESTE
.
DIETARIO EN RED 2007-2008.