¿Un cuento infantil?

ANHELOS Y LUCES
Por Antonio Gálvez Alcaide.
Ilustraciones: Walter Canevaro.

Este cuento apareció en el semanario Blanco y Negro del diario ABC, el día 2 de abril de 2000. Anhelos y luces, junto con Después del sueño, que próximamente colgaré, forma parte del ensayo titulado Los cuentos publicados en Blanco y Negro: 1989-2000, de la doctora Pilar Vega Rodríguez, del Dpto. de Filología Española III de la Universidad Complutense de Madrid. El ensayo puede consultarse en el nº 16 de la revista Espéculo (UCM).

Introducción de la revista Blanco y Negro a Anhelos y luces:

«Como mecida por los ecos de unos versos escolares, una niña juega, sueña y se asoma a los misteriosos territorios de la muerte».

Colofón de la revista Blanco y Negro a Anhelos y luces:

«Antonio Gálvez Alcaide (San Juan Despí, Barcelona, 1963), autor cuya escritura está signada por un estilo caracterizado por su lirismo de corte introspectivo y sensible, ha publicado el libro de cuentos Relatos del fuego sanguinario y un candor y la novela El Paseo de los Caracoles«.

Anhelos y luces pertenece al libro Cuentos agrios.

P.D. Esta entradilla fue publicada inicialmente, en mi antiguo Blog, el 9 de mayo de 2005. Estoy rescatando todo lo rescatable del antiguo blog. Algunos de los comentarios de esta entradilla se refieren a Caliente, la novela cibernética que acababa de presentar, íntegramente por la Red, a todos los que la habían vivido, y que estaba preparando por aquellas fechas para publicarla en libro.

Etiquetado , , , , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

7 reacciones a ¿Un cuento infantil?

  1. Fornicata dice:

    Fornicata dijo…

    Señor Gálvez, supongo que el eje de la fractura entre ese tono tan inductor al suicidio de su obra publicada en papel y el desparrame eróticofestivokamikaze de su última creación pasa por la cruel constatación de cuáles son los mecanismos y criterios de la edición literaria aquí y ahora, tal como nos ha explicado Paz durante este último año en su novela «El Nombre de la Polla» o como decida llamarla al final. Y hablando de tonos, no puedo evitar repetirle una vez más que otro dato que hacía sospechoso a su personaje eran sus pulsiones sexuales: eran demasiado evidentemente fantasías de pajero cuarentón; y créame, sé perfectamente de lo que estoy hablando, porque me llamo Luis, nací en la primera mitad de los 60 y mis extremidades superiores gozan de un excelente estado de salud.
    domingo, mayo 08, 2005 11:36:00 PM

  2. Antonio Gálvez Alcaide dice:

    Antonio Gálvez Alcaide dijo…

    Querid@ Fornicata, es usted genial, pese a que en la última parte de su argumentación de hoy parece una dama herida que, dosnortada, recurre al tópico.
    lunes, mayo 09, 2005 6:39:00 PM

  3. Fornicata dice:

    Fornicata dijo…

    Sobre todo desnortada, atina usted: la verdad es que mientras escribía el comentario me ha apetecido súbitamente aludir a las fantasías de Paz como imágenes especulares de las de sus supuestos objetos de deseo y he encajado la alusión con calzador, a pesar de que me he tomado algunos minutos en pensar cómo relacionarla con la primera parte, con escaso éxito: ahí está ese aceitoso «y hablando de tonos…» para la posteridad.
    lunes, mayo 09, 2005 11:30:00 PM

  4. Procopio dice:

    procopio dijo…

    hombre, Antonio, si te has inventado todo este rollo y lo has ido manteniendo (hay que estar muy al quite), un poco zumbao sí que estás…

    lo que no entiendo es como no te publican ESTO. Eso sí que hay que publicarlo; como verdad o mentira, ya no sé.
    martes, mayo 10, 2005 1:05:00 AM

  5. Procopio dice:

    procopio dijo…

    por lo menos, podrías entrar en mi blog (www.blogia.com/procopio) y decir algo sobre mi último cuento («El circo de los coches inteligentes»). Por los servicios prestados, digo. Y por tu olfato.

    gracias.
    martes, mayo 10, 2005 1:09:00 AM

  6. Desi dice:

    DESI dijo…

    A mi este estilo literario del Sr VACA Gálvez me deja un tanto extraña. Juega con la muerte como si fuera una compañera de viaje de todos los personajes de la novela o relato, cuando personalmente para mi un personaje creado en un libro nunca muere. Los que morimos somos los de carne y hueso no los que viven en su universo de papel. Mmmm seguiremos leyendo a ver si logro entender su mentalidad. Por cierto otro dia le diré que vivimos en ciudades bastante cercanas
    martes, mayo 10, 2005 11:55:00 PM

  7. Fornicata dice:

    Fornicata dijo…

    ¿Y si fuera que el personaje literario que muere está perpetuamente muriendo, o, por lo menos, muere a cada lectura? Es muy fatigoso ser personaje literario.
    miércoles, mayo 11, 2005 11:20:00 PM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.