Vuelta a la vulgaridad

Piso sucio

Sólo confiaba en sus ahorros, que la convertirían en mujer y le concederían un cambio radical a su vida.

Fragmento perteneciente al relato
titulado «Cosa de tres» , del libro TRENZADO DE HOMICIDAS (pág. 99).

Etiquetado , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.