La difunta Mercedes

Luces

Se distinguen, entre sus escasas corrientes, lucecitas milimétricas, unas lucecitas gallardas y encantadoras que forman el espíritu recién liberado de una joven mujer.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 17).

Etiquetado , , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.