Emociones

Un plato roto

Viéndose a sí misma, le asoman las primeras lágrimas.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 64).

Continúan los pasos del camino

Frío en la mano

Nadie la escucha, ni siquiera le dedican una mirada fugaz.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 63).

La difunta Mercedes empieza a caminar

Como una persona solitaria en la niebla

Que tú hace dos días estabas viva, y ahora muerta.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 62).

El abrigo de los cipreses

Cipreses en un cementerio

Otra vez digo que los olores traen recuerdos.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 61).

La furia de una tormenta

Tormenta

Todo el pueblo estaba impregnado de la fragancia de muchos cipreses.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 60).

Niñez en La Victoria, Córdoba

Cipreses

Los olores traen recuerdos.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 59).