Dos nuevos cortos

A bote pronto, de Una niña perdida en el mar, lo primero que me viene a la cabeza es la excelente publicación que le hizo la Universidad de Granada;

y de Calafell Playa, las risotadas que pegábamos los colegas implicados en el relato, cuando le daba lectura, en voz alta, a nuestras correrías, entre traguito y traguito de whisky.

Etiquetado , , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.