Magnífica bajada hasta el río

Nota: Si pone el cursor en las fotografías, saldrá un globo con un pequeño comentario.

Es un convento de clausura que fundó «personalmente», en 1581, mi amada santa Teresa de Jesús, de la que vas encontrando las huellas de sus pies por toda Castilla (a bote pronto, me llega a la memoria Toledo —mi último viaje con el boli en la mano—, aquella casa de fachada afiligranada donde la santa escribió buena parte de su autobiografía). Merece la pena subir la pequeña escalinata del convento, cerrado a cal y canto,

Fragmento perteneciente a SORIA y a DIETARIO EN RED 2011-2012

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.