A ras del Duero, por la tarde

Nota: Si pone el cursor en las fotografías, saldrá un globo con un pequeño comentario.

Acabo de llegar a la conocida entrada del monasterio. Frente a ella arranca una estrechilla senda que te conduce, a orillas del Duero, a la llamada Presa del Perejinal, que se sitúa a mil doscientos metros de aquí (como se sabe, esta mañana recorrí el camino de la ermita de San Saturio, a mil trescientos metros desde su señalización de las afueras de la ciudad).

Fragmento perteneciente a
SORIA
y a
DIETARIO EN RED 2011-2012

Etiquetado , , , , , , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.