Figura fantasmal

En invierno, desde las cinco de la tarde, cuando empezaba a declinar la luz del día, la figura de Salvador arrastrando los pies se asemejaba a una estantigua verdaderamente fantasmal.

Fragmento perteneciente a la novela titulada El solitario (pág. 49).

Etiquetado , , , , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.