El monasterio de la Encarnación

He invertido casi toda la mañana en la visita al monasterio de la Encarnación, donde estuvo viviendo la poeta Teresa de Ávila, o santa Teresa de Jesús, durante treinta años; y donde estuvo cinco, el poeta Juan de Yepes, o san Juan de la Cruz, como confesor de la Santa y de toda la congregación. He hecho cientos de fotografías. Allí se respira libertad. Al visitante lo dejan en paz. Tengo mucho escrito en la libreta.

Cubierta ebook ÁVILA.pmd

El monasterio de Santo Tomás

Poco antes de visitar el monasterio de Santo Tomás, me he pasado por unos cuantos palacetes (el palacio de los Serrano, la mansión de los Deanes, el palacio de los Almarza, el palacio de los Ochoa Aguirre o Superunda) y una iglesia románica, la de Santo Tomé, que debería incluirse en la ruta teresiana. Incluso he tenido tiempo para la alucinación, debido a lo que me he encontrado, por casualidad, en el Colegio de Abogados de Ávila.

Cubierta ebook ÁVILA.pmd