Por la Boquería y los Palomos

Calle de las Cabras, en Barcelona

Avanzó por los Palomos, como él decía, el Passatge dels Coloms, el sombrío pasaje porticado de recias columnas tapiadas, el pasadizo que exhuma olor de frutas y verduras rebozadas con hielo de pescado.

Fragmento perteneciente a la novela titulada El solitario (pág. 87).

Etiquetado , , , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.