El muerto

—¿Quién se ha muerto? —preguntó con una pintoresca sensación de olla vacía.

Fragmento perteneciente a la novela titulada El solitario (pág. 97).

Aquel cadáver

Atrás quedaba la identificación del cadáver, dos días antes, en un jueves de alarma hechizada.

Fragmento perteneciente a la novela titulada El solitario (pág. 95).

Mal de ojo

—¡Sé lo del mal de ojo, putasquerosa!

Fragmento perteneciente a la novela titulada El solitario (pág. 94).

En el cementerio de Montjuïc

Los dos empleados mantuvieron sujeta, en todo momento, a la vieja prostituta, que desprendía espumarajos cada vez que abría la boca.

Fragmento perteneciente a la novela titulada El solitario (pág. 93).

Un difunto peculiar

Una mala bruja, en cómicConsiguió agarrarse a los pelos de la que fue amenazada compañera del difunto.
—¡¡¡ASQUEROSA!!!… ¡¡¡PUTASQUEROSA!!!

Fragmento perteneciente a la novela titulada El solitario (pág. 92).

Una vieja de la calle Escudellers

—Qué valiente. Menuda lección me dio la vieja —se dijo mientras subía las escaleras de su edificio—. La vida, la gente que encaja en la vida. Y los que se mueren. Hoy jueves, la muerte sigue mis pasos.

Fragmento perteneciente a la novela titulada El solitario (pág. 91).

Toledo, nº 1 en ventas (Brasil)

Como casi siempre ocurre en casos similares, acabo de descubrir de chiripa que mi crónica de TOLEDO es número 1 en ventas en la tienda de Amazon de Brasil, en la categoría de turismo.

MUCHAS GRACIAS