Sus muslos

Muslos

Yo digo «no me lo pongas chungo», y los aspavientos de sus muslos descongestionan el nerviosismo.

Fragmento perteneciente a la novela titulada El informe del roedor (pág. 91).
iBookstore
Tagus
Amazon
Kobo
Nook

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.