El camarero Pepín

Cuidado, zona de camareros

Afuera, los camareros de la Rambla recogen las mesas y las sillas con la trágica idea de ahogarse, paulatinamente, en el aire calentón.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 14).

Etiquetado , , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.