Presentación, en You Tube, de La Celestina

Presentación, en You Tube, de La Celestina, al castellano actual.

Descripción de la obra:

La Celestina es una adaptación al castellano moderno de la obra original de Fernando de Rojas, publicada en 1499, una adaptación realizada por el escritor barcelonés Antonio Gálvez Alcaide.

En La Celestina encontramos todas las partes del texto perfectamente ordenadas, así como un vocabulario y una sintaxis con el rigor de la lengua española actual. El lector, gracias a esta edición, podrá vibrar, como nunca antes lo ha hecho, con una obra medieval cuya extensión, respecto al texto original, no se recorta lo más mínimo. A lo largo de sus más de 300 páginas, podrá comprobar, sin ningún tipo de dificultad de índole sintáctica o léxica, cómo las pasiones, tanto las de baja estopa como las de alta nobleza, son las mismas a lo largo de todos los tiempos, sin que se escamotee su brutalidad. Y prevenirse, ante el ejemplo de las situaciones ofrecidas, como más o menos indica el autor medieval, para intentar ser mejores personas.

La Celestina, al castellano actual, en Morfeo

Ya tenemos La Celestina, al castellano actual, en Morfeo Editorial

Una sádica

Imagen metafórica del sadismo

Tras decirle: “Sé lo que eres”, entra Elena al departamento; Elena, su confidente de café, menos los miércoles. Entra Elena y nos callamos los dos en seco. Si no hubiera entrado Elena, le hubiera dicho más o menos lo siguiente, porque ya me tenía a mil por hora:

Tienes que saber que la experiencia repugnante que he tenido contigo, saldrá publicada, tanto en digital como en papel, en forma de dietario. La maldad es de interés social. La maldad que la gente vuelca sobre mí, no me la trago, no me la llevo a la tumba, se queda en este mundo, con nombre y apellidos (uno de los tuyos, incluso tiene connotaciones literarias significativas). Tu maldad se llama sadismo. Quedará demostrada con la valiosa ayuda de lo que me has dejado por escrito, incluido un audio. Una cosa es lo que dices, y otra lo que haces. Todo está listo y programado. Ya, ni me das lástima, aquella que me proporcionaste  el lunes, 14 de enero, el día que literalmente salí por patas del departamento para alejarme de ti, tras haberme comido un bocadillo a traganudos, con  tu última cuchillada psicológica hirviendo en mi sangre, sin sospechar, todavía, el motivo. Sí, las cuchilladas psicológicas, lo que hacen los sádicos, qué repugnancia. En caliente, dan rabia. Y con qué tono pronunciaste tus palabras y con qué gusto te vi acuchillarme. No se me olvidará nunca esa imagen. Pero qué repugnancia. Desde entonces, hola y adiós, y con muchísimas ganas de perderte de vista.

En TodoLiteratura, El Paseo de los Caracoles

De actualidad, en TodoLiteratura, mi novela El Paseo de los Caracoles.

¡Gracias!

El Paseo de los Caracoles, entre los destacados de MásLeer

Mi novela El Paseo de los Caracoles se encuentra esta semana entre las novelas destacadas de MásLeer.

¡Gracias!

Nota de prensa de Zoë Comunicación, sobre El Paseo de los Caracoles

Nota de Prensa de Zoë Comunicación, sobre la novela El Paseo de los Caracoles.

El enlace

El Paseo de los Caracoles: El mundo de los muertos en abierta convivencia con los vivos.

Página en Morfeo Editorial

Página en Amazon

Información general

Vídeo de El Paseo de los Caracoles

Vídeo de presentación sobre la novela El Paseo de los Caracoles (Alba Editorial, 1999 – Morfeo Editorial, 2019).

El Paseo de los Caracoles: El mundo de los muertos en abierta convivencia con los vivos.

Página en Morfeo Editorial: https://www.morfeoeditorial.com/tienda/el-paseo-de-los-caracoles/

Página en Amazon: https://www.amazon.es/Paseo-Caracoles-Antonio-Galvez-Alcaide/dp/1542666449

Información general: https://www.morfeoeditorial.com/infopaseo.htm

El Paseo de los Caracoles, veinte años después

Qué placer más grande anunciar la novela El Paseo de los Caracoles, veinte años después (Alba Editorial, 1999 – Morfeo Editorial, 2019). ¿Alquien duda de su solidez? Yo, por supuesto, no.

El Paseo de los Caracoles: El mundo de los muertos en abierta convivencia con los vivos.

Página en Morfeo Editorial: https://www.morfeoeditorial.com/tienda/el-paseo-de-los-caracoles/

Página en Amazon: https://www.amazon.es/Paseo-Caracoles-Antonio-Galvez-Alcaide/dp/1542666449

Información general: https://www.morfeoeditorial.com/infopaseo.htm

CRÍTICAS

Calafell Playa, cinco localizaciones

Aquí tenemos cinco localizaciones en vídeo sobre el espacio en que se desarrolla el relato “Calafell Playa”, del libro Trenzado de homicidas.

Más información, desde la siguiente página:

https://www.morfeoeditorial.com/infotrenzado.htm

Ciclo del mar, o de la Costa Dorada

El ciclo del mar, o de la Costa Dorada, tiene fecha. Todo arrancó el 5 de diciembre de 2018, en vísperas del puente de la Constitución, o de la Purísima. Veamos fotos por orden cronológico:

  1. Con unos vinos verdejos y una música despampanante, encarando un puente maravilloso, y en la cumbre de toda buena fortuna.

2. Literalmente, luz al final del túnel (foto llamada a obtener categoría de símbolo).

3. En la Costa Dorada, en Tarragona. Respirando la sal fresca del mar.

4. De regreso a Barcelona, por Sitges, dejando atrás la Costa Dorada. “El mar. La mar. / El mar. ¡Sólo la mar!”, dijo Rafael Alberti. Como vemos aquí, el mar puede ser tan bello como temible. Quedémonos con su belleza, sin perder de vista su parte devastadora.

Día de difuntos, de los muertos

Hoy, como suele decirse, es el día de los muertos. Las tradiciones se dejan notar.

OSCURIDAD

Día de los muertos en una cocina, dentro de la oscuridadLUZ

Día de los muertos en una cocina, dentro de la luzMi antigua novela, EL PASEO DE LOS CARACOLES, se ha estado publicitando estos días.

El Paseo de los Caracoles, de Antonio Gálvez Alcaide

En la estantería… El solitario

Sabía que me iba a encantar esta fotografía. La novela El solitario, muy bien rodeada en la estantería. Sobre Marilyn Monroe no hay ya nada que decir, después de tantas décadas muerta, como no sea algo que acreciente su majestad. Sobre los libros que acompañan a El solitario, poco hay que decir, son grandes clásicos, como no sea algo que aumente su magnificencia. Y sobre El solitario

La novela El solitario, en la estantería

Más información:
Página en Morfeo Editorial: https://www.morfeoeditorial.com/tienda/el-solitario/
Página en Amazon: https://www.amazon.es/dp/1541369947
Otras plataformas: https://www.morfeoeditorial.com/infosolitario.htm

Laura Mas Jiménez y Kayla Comunicación, mala praxis (y ejemplo de maldad)

Laura, Laura Mas Jiménez, de Kayla Comunicación, me tienes ofendido por tratar mi imagen para tu provecho, sin que haya ningún convenio profesional, ni de ningún tipo, entre tú y yo.

Hace dos meses exactos te pedí que borraras mi imagen de tus redes sociales de Kayla Comunicación, por lo que estabas haciendo sobre algunas de mis fotografías relacionadas con los medios de comunicación y mi novela titulada El solitario. Te lo pedí desde Instagram:

Intrusismo de Kayla Comunicación (Laura Mas Jimenez)

Intrusismo de Kayla Comunicación, de Laura Mas Jiménez

Dices: “¡Más información en el enlace de nuestro perfil!” ¿Qué perfil? Pero si a ti y a mí no nos une ningún perfil. ¿Por qué mientes? ¿Tanto prestigio tiene la alcachofa de Radio Nacional de España (Madrid) para una agencia de comunicación? ¿Acaso la alcachofa de mi fotografía, con el logotipo de Radio Nacional de España (Madrid), publicada en tus redes de Kayla Comunicación, pretende lavar tu imagen del posible odio al país en que vives, España? Un refrán dice: “Dime con quién te juntas y te diré quién eres”. Por ponerte un ejemplo, tú misma te publicas con una de tus amistades aquí, una amistad que dice esto de España aquí. ¡Uf, menuda retórica violenta! ¿La suscribes? ¿Acaso quieres lavar la imagen que te proporcionan tus amistades, frente a futuros clientes “españoles”, utilizando la alcachofa de Radio Nacional de España (Madrid) que aparece en mi fotografía? ¡Pero si en Radio Nacional de España (Madrid) saben que tú no gestionaste mi entrevista! ¡Pero si en Radio Nacional de España (Madrid) deben de saber ya que lo que has hecho conmigo, anunciar una concesión comunicativa falsa, lo puedes hacer con otros! No eres formal, Laura. Se ve que no eres fiable, Laura. Y en lo profesional, esto es nefasto.

Sobre esta fotografía de Instagram, eres tan inteligente que sabes que tus clientes potenciales no necesitan hacer clic en una imagen tan elocuente para, luego, encontrarse con mi humilde y contenida petición de borrado. Sobre esta fotografía de Instagram, eres tan tonta que te creías que yo me iba a quedar con los brazos cruzados ante tu falta de respeto y de educación, ante tu usurpación o intrusismo, ante los beneficios, corrompidos, de tu usurpación o intrusismo, tras dos meses de margen, de silencio, de cortesía.

¿Por qué te gusta quedar como la auténtica autora de esta fotografía? (Tienes más). ¿Por qué te gusta quedar como la auténtica agente de comunicación de mi campaña? (Espero que no te anotes más). ¿Por qué usurpas? ¿Por qué mientes tanto? (Tu perverso engaño, que conservo paso a paso por escrito, e incluso con un mensaje de voz, sobre llevarme una campaña de comunicación, y dejármela “colgada”, y en almacén la reedición del libro elegido, sin ofrecerme la menor explicación, al ser otro tema, lo dejo para otro momento). ¿Por qué no me eliminas definitivamente de tu vida? Efectivamente, porque sabes que yo soy muy valioso como escritor. (Y también la alcachofa de RNE). ¿Vas a seguir manteniendo tu intrusismo fotográfico en Kayla Comunicación después de esta protesta pública? Por supuesto que sí. Porque eres chulísima, españolísima.

Deborah de Robertis, el desnudo como protesta, todavía

Acabo de enterarme de que Deborah de Robertis la ha vuelto a liar con otro de sus desnudos artísticos. Sus desnudos, aparte del mensaje del arte, siguen llevando consigo un mensaje de protesta en pleno siglo XXI. Fue el sábado pasado.
Resulta que Deborah de Robertis se fue al santuario de Lourdes, un lugar de peregrinación, de silencio, de oración. Y va Deborah y, peregrinando, en silencio, y en actitud de oración, posa desnuda en un escenario que inspira arte, junto al velamen y la imagen de la Virgen María en la gruta donde, según la tradición, la Virgen se apareció hace ya muchos años, siendo este el motivo de la peregrinación de devotos y turistas.

Deborah de Robertis, en el santuario de Lourdes, el pasado viernes

Deborah de Robertis, en el santuario de Lourdes

Efectivamente, a Deborah de Robertis la sacaron de allí por estar desnuda. Si hubiera estado vestida, no la sacan. Se supone que las autoridades competentes no quieren otorgar permiso a nadie, ni a Deborah de Robertis, para que se desnude en un lugar tenido por sagrado por miles y miles de personas. Sin embargo, cuesta creer que el museo parisino de Orsay no otorgue un permiso artístico, ni siquiera a Deborah de Robertis, para que se haga posados artísticos. A Deborah de Robertis también la tuvieron que sacar de este museo, pese al aplauso de algunos congregantes, puesto que la ubicación, en teoría, se entrega al arte por el arte, como todos los museos. Si hubiera estado vestida, no la sacan. Se ve que a Deborah de Robertis, para la recreación de su arte, le interesa el momento cotidiano, natural, jugar con los prejuicios imperantes en el momento que le ha tocado vivir, manifestar protesta. Y eso que en el museo de Orsay se plantó bajo el cuadro, de Gustave Courbet, titulado El origen del mundo.

Foto de Deborah de Robertis en el museo de Orsay

Primer plano de Deborah de Robertis en el museo de Orsay

Vídeo de Deborah de Robertis en el museo de Orsay

Deborah de Robertis en el museo de Orsay

Que el desnudo no implique protesta en el corazón de Europa es cuestión tiempo. Que el desnudo artístico solo arroje mensajes de arte, que son generalmente muy ricos y sugestivos, es cuestión de unos cuarenta años, si nos atenemos al ejemplo que deja la fotógrafa Penny Slinger con su fotografía, de 1973, Wedding invitation 2 (Art is Just a Piece of Cake). ¿Quién, en el corazón de Europa, en 2018, ve un mensaje de protesta contra las ceremonias matrimoniales en esta fotografía de 1973? Nadie. Lo único que se ve es arte.

Foto de Penny Slinger, Wedding invitation 2 (Art is Just a Piece of Cake)

Foto de Penny Slinger, Wedding invitation 2 (Art is Just a Piece of Cake)

Todos tenemos un sentido artístico del erotismo; parte del mío, se encuentra, por ejemplo, en  CALIENTE. Hay que dejar que el arte fluya libremente. Como digo, sobre este tema, que no haya prejuicios en Europa es cuestión de tiempo. Tal vez unos cuarenta años.

Fin de las vacaciones, con unos cantes

Ahora que estamos viviendo los últimos días del mes de agosto, que suelen coincidir con un período de vacaciones que llega a su fin, no viene mal levantar el ánimo. Y precisamente ahora, para levantar el ánimo generalizado, con el desvanecimiento de las vacaciones, que siempre son cortas, por muy largas que las tengamos, qué mejor que ver y oír el aliento de unos cantes, de unas letras preciosas, sentidas y penosamente pasionales de mi patria chica (y grande), recogidas desde unas voces tan dispares como Pepe Pinto, Juanito Valderrama y Camarón de la Isla.

Sucedió no hace muchos años, como producto de una apuesta con mi morenaza Verónica (siempre tendré por mía, muy dentro, una parte del color de su pelo). Tuve el vídeo colgado un tiempo. Ahora vuelve para levantar el ánimo en general, y, de forma particular, para celebrar el curso 2018-2019, que me promete mucho más que el que está pegando sus últimos coletazos.

Va por vosotros,
y por Verónica, eternamente.
¡¡¡ALEGRÍA!!!

El final de las vacaciones, con la alegría de unos cantes

Unos cantes por Pepe Pinto, Juanito Valderrama y Camarón

En Manresa, Barcelona

Monstruo diabólico del interior de la catedral de Manresa

Monstruo diabólico, de más de un metro, flanqueando la capilla del Espíritu Santo. Siglo XIV. Catedral de Manresa.

En Manresa (Barcelona), en la búsqueda tranquila de emociones medievales. Me voy a visitar un puente del siglo XII. Se llama Puente Viejo. Y en el puente Viejo, disfrutando con el río Cardener, que me dice muchas cosas. Y estoy en el pico del puente. Y a ras del agua, que rompe y resuena dulcemente. Y como dirían en mi pueblo, me voy «parriba», a ver más. Y en la parte externa de la cueva de san Ignacio, un gato me mira fijamente a los ojos, con mucha cautela, sabiendo que soy yo quien lo puede hipnotizar a él. Ya en la parte interna de la cueva de san Ignacio, el gato, desde la otra parte de la roca, me sigue olfateando, y me agradece no haber recibido ningún daño tras haberlo hipnotizado unos segundos. Me voy a la otra parte del pueblo, a seguir bajando cuestas, y a subirlas. Camino de la Catedral, gótica, me encuentro con la plaza Mayor, donde se asienta el Ayuntamiento. Y en la Catedral, me llaman mucho la atención los glúteos de María Magdalena. Y también, el símbolo de un demonio en piedra. A la salida de la Catedral, desde la cúspide del pueblo, me inflo los pulmones del aire montuno que empujan una vistas magníficas, con el puente Viejo al acecho y el ferrocarril que muy pronto me asistirá. Ya en el tren (he bajado pitado), con las gafas de leer encajadas, y con el pelo todavía mojado, al haber puesto la cabeza debajo de un grifo, mando un wasap con una foto en la que, a través de la ventanilla, se distinguen las alturas que he caminado, con el edificio gótico con intenciones de prematuras nostalgias. Tren de las 13.24, con un retraso que me ha beneficiado. He caminado Manresa de arriba abajo y de izquierda a derecha, tanto a muy buen paso como a paso de tortuga. De vuelta a Barcelona. He pasado una mañana estupenda.

En el punto más elevado del Puente Viejo, en Manresa

En el pico del Puente Viejo. Siglo XII. Sobre el río Cardener. Manresa.

Puede ver el resto de fotografías
en Facebook
(hay doce más)
Emoticón GuiñoLas crónicas de mis viajes
ÁVILA, SORIA, TOLEDO, CÓRDOBA, RUTA DEL OESTE, otros.

 

La pornografía, según Karl Kraus

Karl Kraus (Jicin, Bohemia, 1874 – Viena, 1936)
Una cita

La pornografía es tan necesaria para la humanidad como un trozo de pan. No imagina uno la cantidad de gente, incluso de clase alta, que no es capaz de masturbarse sin un texto delante ni cuántos, a pesar de disponer de un texto, precisan, además, de una ilustración. Por eso mismo, perseguir a los editores de pornografía es tan estúpido como perseguir a las alcahuetas. Igual que en el caso de estas, resulta reprobable que los editores se dispongan a delatar a los autores que se entregan por dinero. Por otra parte, invocar el arte y la ciencia es tan ridículo como si una alcahueta alegara que actúa por una cuestión de estética o de política social.

El prestigioso escritor Karl Kraus

El prestigioso escritor Karl Kraus

Ilustración de una escena pornográfica.

 Y ahora, mi novela
erótico-pornográfica-metaliteraria-intelectual-inclasificable
CALIENTE
(con su lectura, se recomiendan baños fríos,
incluso ahora que ha terminado la canícula veraniega)
Y según El Cultural: ¡Uf!

En el museo Frederic Marès

El museo Frederic Marès está en pleno centro de Barcelona, en la calle estrecha que deja el lateral izquierdo de la Catedral, más exactamente en la plaza de Sant Iu, que permite ensanchar un poquito la callejuela.
Dejo aquí un pequeño resumen fotográfico de lo que me pareció más emotivo (en Facebook tienen siete fotografías más, no duden observarlas). Hago mención de este resumen fotográfico. Como por ejemplo, el rostro de un niño que exhibe una contundente cara severa de hombre; o de las decenas de crucificados del museo, los únicos ojos tensos y sequizos de la muerte; o la espada del soldado que se hunde en un bebé, mientras muy cerca, una lanza ensarta a otro bebé; o la bellísima tez de una mujer, cincelada en la piedra de su propio sepulcro; o la clásica caracterización de una María Magdalena con su impresionante melena y su generoso escote, que aquí está a punto de coger la mano de su gran amigo y maestro, recién asesinado; o la teta de una madre en el instante en que su hijo se dispone a mamar; o la presentación de una mujer en sociedad, espectacular, con esas redondas caderas y esos pechos sinuosos, a cargo de dos hombres que la secundan; o la mano amorosa de un niño de unos tres meses de edad, que vuelve, en una milésima de segundo, la mejilla de su madre (alguna madres saben qué se siente con la casualidad de un caso parecido); o la representación simbólica del bien pisoteando al mal (qué gustazo, aunque al bien le falte la lanza)… Y para cambiar de aires temporales, como colofón, la siniestra cara de una niña de porcelana en su carrito del siglo XIX.

¡Cuántas emociones! Disfruten.

Crucificado en el museo Frederic Marès (Barcelona)Lucha contra los demonios en el museo Frederic Marès (Barcelona)Las crónicas de mis viajes
ÁVILA, SORIA, TOLEDO, CÓRDOBA, RUTA DEL OESTE, otros.

Advertencia

Sí, una advertencia.
Detente.
Mira alrededor.
Ahora clava la vista en tus pies.
Piénsalo.
Ya estás pagando la factura de tu maldad.
Y en este mundo.
Del otro mundo no hablemos.
Ni de ninguna religión habida o por haber.
No teatralices más mentiras.
Tu alma es putrefacta;
y tu futuro, olor de cloaca.

Advertencia: representación, en piedra, de un demonio

Representación, en piedra, de un demonio

En el monasterio de Sant Cugat del Vallès

Tras reposar, ya del todo, las emociones que me ha transmitido una visita al monasterio románico-gótico de Sant Cugat del Vallès, me complace compartir, ya en general, una serie de notas.

Lo más destacable

El descubrimiento de una historia violenta, el asesinato de un abad en plena celebración de la misa del Gallo del año 1350. Se dice que un gallo de hierro cantó durante el asesinato.

El gallo de sant Cugat

El gallo medieval que cantó

Una pintura gótica que sobrepasa la ternura. Lo que aparentemente parece ser un bebé poniendo su manita en un pecho de su madre, no es así. Como puede comprobarse fácilmente, el bebé, a su madre, no le pone la manita en un pecho, se la pone en el corazón.

Pintura de la Virgen y el Niño en sant Cugat

La mano en el pecho, aparentemente

El capitel más íntimo del claustro románico es el relieve de un hombre barbudo laborando;

Capitel de lo cotidiano en sant Cugat

Capitel íntimo

y el capitel más inquietante, el de un cuchillo empuñado.

Capitel del puñal en sant Cugat

Capitel inquietante

También hay un espacio para el terror, a través de una pintura entre gótica y renacentista, de la mano del pintor Aine Bru. Pertenece al degüello del mártir que da nombre a la ciudad. La pintura, del año 1507, está, como reproducción a tamaño natural, en el piso superior del claustro.

El degüello del santo de sant Cugat

Degüello de sant Cugat, o san Cucufato

Las crónicas de mis viajes
ÁVILA, SORIA, TOLEDO, CÓRDOBA, RUTA DEL OESTE, otros.