Dietario en Red 2004-2006, nueva edición en papel

Nueva edición, en formato papel, de
Dietario en Red 2004-2006.
Volumen: 14 x 21,5 cm.
Tiene 242 páginas.

Amada Marilyn, en el Dietario

Cubierta de Dietario en Red 2004-2006.

Dietario en Red 2004-2006 es un diario que escribió en Internet durante ese período el escritor Antonio Gálvez Alcaide. En estas páginas pronto podemos apreciar una extraña simbiosis entre literatura y vida, y un detallismo insospechado. La cotidianidad del barrio del escritor, que se hallaba entre los municipios barceloneses de Cornellá de Llobregat y San Juan Despí, se ensambla con sus experiencias, generalmente truculentas, como profesor de instituto. Queda patente su admiración por el escritor Josep Pla, a quien llega a tratar de confidente. De manera singular, analiza la obra de muchos escritores reconocidos, y recuerda vivencias personales con Camilo José Cela y Francisco Umbral, “paje de la literatura española”. Se revisa el sector editorial español, que parece un mundo abotargado, sin alas, dominado por lo insustancial, execrable; así como su paso por tres agencias literarias. Se refleja su relación con el periodismo, como el proceso que siguió su primer artículo publicado en prensa, que tuvo un tratamiento deleznable, incluso perverso. No muy desligado del mundo periodístico, se publican las reacciones habidas tras desenmascarar el seudónimo de Paz Vega López, el experimento narrativo y cibernético que le valió el entusiasmo de escritores como Arcadi Espada o Iván Tubau, y que está editado bajo el título de Caliente. La literatura y la vida, dos realidades separadas que aquí parecen fusionarse con una honestidad tan infrecuente que produce grima.

Más información, aquí.

Dietario en Red 2004-2006. Vol. 1, en iBookstore

DIETARIO EN RED 2004-2006. VOLUMEN 1 es el inicio de DIETARIO EN RED 2004-2006. Disponible en ibookstore.

Ebook Dietario en Red 2004-2006. Volumen 1, de Antonio Gálvez Alcaide, en ibookstoreAntonio Gálvez Alcaide abre su ciclo de memorias con DIETARIO EN RED 2004-2006, un diario que escribió en Internet durante ese período. En estas páginas pronto podemos apreciar una extraña simbiosis entre literatura y vida, y un detallismo insospechado. La cotidianidad del barrio del escritor, que se halla entre los municipios barceloneses de Cornellá de Llobregat y San Juan Despí, se ensambla con sus experiencias, generalmente truculentas, como profesor de instituto. Queda patente su admiración por el escritor Josep Pla, a quien llega a tratar de confidente. De manera singular, analiza la obra de muchos escritores reconocidos, y recuerda vivencias personales con Camilo José Cela y Francisco Umbral, “paje de la literatura española”. Se revisa al sector editorial español, que parece un mundo abotargado, sin alas, dominado por lo insustancial, execrable; así como su paso por tres agencias literarias: Carmen Balcells, MB y Antonia Kerrigan. Se refleja su relación con el periodismo, como el proceso que siguió su primer artículo publicado en prensa, que tuvo un tratamiento deleznable, incluso perverso. No muy desligado del mundo periodístico, se publican las reacciones habidas tras desenmascarar el seudónimo de Paz Vega López, el experimento narrativo y cibernético que le valió el entusiasmo de escritores como Arcadi Espada o Iván Tubau, y que Morfeo ha editado bajo el título de Caliente.
La literatura y la vida, dos realidades separadas que en Antonio Gálvez Alcaide parecen fusionarse con una calidad y una honestidad tan infrecuentes que producen grima.
DIETARIO EN RED 2004-2006. VOLUMEN 1 es el inicio de DIETARIO EN RED 2004-2006. Su espacio temporal se corresponde con las fechas del 26 de octubre al 25 de diciembre de 2004.

DIETARIO EN RED 2004-2006. VOLUMEN 1
también se puede adquirir en
Amazon
GooglePlay
Kobo
Nook

Dietario en Red 2004-2006, en iBookstore

El ebook Dietario en Red 2004-2006, disponible en iBookstore. La próxima publicación en esta plataforma de Apple, vía iTunes, será el ciclo de memorias, con su segundo tomo: Dietario en Red 2007-2008.

Ebook Dietario en Red 2004-2006, de Antonio Gálvez Alcaide, en iBookstore

DIETARIO EN RED 2004-2006 es un diario que escribió en Internet durante ese período el escritor Antonio Gálvez Alcaide. En estas páginas pronto podemos apreciar una extraña simbiosis entre literatura y vida, y un detallismo insospechado. La cotidianidad del barrio del escritor, que se halla entre los municipios barceloneses de Cornellá de Llobregat y San Juan Despí, se ensambla con sus experiencias, generalmente truculentas, como profesor de instituto. Queda patente su admiración por el escritor Josep Pla, a quien llega a tratar de confidente. De manera singular, analiza la obra de muchos escritores reconocidos, y recuerda vivencias personales con Camilo José Cela y Francisco Umbral, “paje de la literatura española”. Se revisa al sector editorial español, que parece un mundo abotargado, sin alas, dominado por lo insustancial, execrable; así como su paso por tres agencias literarias: Carmen Balcells, MB y Antonia Kerrigan. Se refleja su relación con el periodismo, como el proceso que siguió su primer artículo publicado en prensa, que tuvo un tratamiento deleznable, incluso perverso. No muy desligado del mundo periodístico, se publican las reacciones habidas tras desenmascarar el seudónimo de Paz Vega López, el experimento narrativo y cibernético que le valió el entusiasmo de escritores como Arcadi Espada o Iván Tubau, y que Morfeo ha editado bajo el título de Caliente.

La literatura y la vida, dos realidades separadas que en Antonio Gálvez Alcaide parecen fusionarse con una calidad y una honestidad tan infrecuentes que producen grima.

DIETARIO EN RED 2004-2006
también se puede adquir en
AMAZON
GOOGLE PLAY
KOBO
NOOK

 

Dietario en Red 2004-2006, en NOOK Book

El ebook Dietario en Red 2004-2006, listo en Nook. La próxima publicación en esta plataforma será mi segundo tomo de Dietario en Red.

Ebook Dietario en Red 2004-2006, desde Nook BookDIETARIO EN RED 2004-2006
también se puede adquir en
AMAZON
GOOGLE PLAY
KOBO

Dietario en Red 2004-2006, dividido

¡Múúúúúúúúsica vital!
A
B
C
D
E

Nochevieja

Me levanto muy temprano, como de costumbre. Todavía la noche cuajada. Salgo al balcón. Poco frío. Ni una brizna de relumbre en el cielo.

Entradilla inicial. Texto de DIETARIO EN RED 2004-2006

Situación embarazosa

Hoy recibo las vacaciones de Navidad. Tengo una guardia, y se acabó. Hasta el 8 de enero.

Entradilla inicial. Texto de DIETARIO EN RED 2004-2006

Unas cartas

Si el alma tiene núcleo, puedo afirmar que su vértice me ha acariciado con un manojito de cartas conmovedoras, unas cartas que no deseo olvidar pese a la sacudida de sus capas, que me abruman.

Entradilla inicial. Texto de DIETARIO EN RED 2004-2006

Sobre Antonio Robles

Ni ya me dirá usted algo, ni ya me dirá usted alga, el sargazo viscoso y pegajoso que podría oler a podrido y sólo es mera anécdota.

Entradilla inicial. Texto de DIETARIO EN RED 2004-2006

E-mail a Antonio Robles

Me levanto tempranísimo, como todos los días, una costumbre de gente antigua, de campo, que yo he heredado de mi padre.

Entradilla inicial. Texto de DIETARIO EN RED 2004-2006

¿Cenáculo?

Dolor de cabeza por la mañana, y un Gelocatil. Me parece que he dormido en mala postura, enroscado como una culebra, con la sangre coagulada en el cerebro, latiendo mal, embotellada, soñando pesados bucles reiterados. Y el clima. La carga del cielo cubierto. Su presión atmosférica sobre las sienes. Van a darme las uvas y voy a seguir con manga corta. Un otoño muy raro. Menos dolor de cabeza. Todo se evapora. Todo va a su aire, como debe ser: la familia, los alumnos, los pocos amigos que uno tiene… Eso de las amistades. Verónica Puertollano, atenta, muy grata, para celebrar “el nacimiento editorial de la niña Paz”, intenta organizarme un encuentro con algunos implicados de Caliente: Arcadi Espada, Jordi Bernal, José María Albert de Paco, Iván Tubau e incluso Teresa Giménez, todo un cúmulo de gente avispada y buena. Demasiado para una figura tan triste y mínima como la mía. De esto hace ya una semana. Las agendas hierven. No creo que tenga lugar esta reunión. Una reunión que en absoluto echo de menos. Carezco de atenciones. Uno no puede echar de menos lo que jamás ha tenido. Por otro lado, no me gusta reunirme con nadie, ni siquiera con gente afín y buena. La vida es tan ondulante… y uno anda tan complacido con la soledad… Arcadi Espada persona paralela, y Jordi Bernal hondo, siempre entrañable, por lo que sé ya dijeron que sí a la cita. Iván Tubau, dando por primera vez señales de vida, en un e-mail titulado “Más vale tarde que nunca”, me dice a mí que sí, y que le ha dicho a Vero que, por Caliente, habría de cobrar derechos de autor si los hubiere. Este Iván siempre me ha parecido tan cercano y hermano como pardillo: cobrar derechos de autor de un material de desecho, únicamente con sentido si se trabaja como he hecho yo, si se trabaja como también lo puede hacer él. Le regalaré la idea si “por fin nos vemos las caras”, frase que le gusta referirme, frase entresacada de uno de los hijos de Balzac, que contiene un sí es no es de moscas, con la que parece que me vaya a comer. Este Iván Tubau, siempre tan hermano y pardillo. La verdad es que lo aprecio muchísimo. Caigo en la cuenta. Casi ningún dolor de cabeza. Escribo y mis males desaparecen. Cuando escribo, ni siquiera noto el paso del tiempo, ese amigo que me trata tan bien desde chico. El cielo que parece caerse por su propio peso. La mención de una gente que se mueve en la vida. Las dulces soledades de mi guarida. Todo bien paladeado. Y llegando a las diez y cinco de la mañana.

Texto de DIETARIO EN RED 2004-2006

Iván Tubau

Una librería

Palabras destempladas con el jefe de compras de una cadena librera barcelonesa. Avisado está el tipo, tan chulazo, de que pertenece a las memorias de Morfeo, de que la tiranía de lo suyo es algo que saldrá publicado a su debido tiempo.

Entradilla inicial. Texto de DIETARIO EN RED 2004-2006

Elecciones catalanas

Las nueve menos cuarto. Y levantado desde las seis de la madrugada, corrigiendo unas escrituras interrumpidas por el paréntesis de la mesa electoral. Me ha tocado ser segundo suplente de Presidente.

Entradilla inicial. Texto de DIETARIO EN RED 2004-2006

Mi primera niña Rocío

Querida Rocío, el otro día, escuchando a Pepe Marchena, me quedé muy impresionado. Reparé en que un verso apenas venía a colación, ya sabes, aquello de la cohesión.

Entradilla inicial. Texto de DIETARIO EN RED 2004-2006

Caliente y El Cultural

Hoy, en El Cultural. A buenas horas me entero de lo nuestro, querida Juan Palomo, cuando prácticamente se me junta el día con la noche, cuando acabo de abrirle el ojo a lo que queda de luz en la calle, cuando todavía estoy en calzoncillos y las sábanas de la cama mantienen aún lo calentico de mis carnes, cuando los kioscos de este arrabal barcelonés, festivo y vespertino, mantienen con candados dobles la cerrazón de sus puertas, con lo bonito que hubiera sido descubrirte sobre la majestad del papel impreso.

Entradilla inicial. Texto de DIETARIO EN RED 2004-2006

Un secreto de Arcadi Espada

Cortesías de Arcadi Espada en su blog. Enlaza la entradilla de mi bitácora del 5 de febrero de 2005, un texto que se publica en Caliente como “Un prólogo retardado”. Arcadi me enlaza de esta manera: “La historia real, que algún día contaré yo, myself, es, ¡cómo no!, insuperable”.

Entradilla inicial. Texto de DIETARIO EN RED 2004-2006

Caliente y El periódico de Cataluña

Como siga esperando me dan las uvas. Hacía mucho tiempo que un periódico no me soliviantaba. Exactamente desde lo del papanatas del diario La Razón José Antonio Vera.

Entradilla inicial. Texto de DIETARIO EN RED 2004-2006

Hipocresía

Se retira la semana laborable con una bonita expectativa. Por un lado, ya es humo —humo porcino— la jornada en que se me montó el primer gran pollo en 1º de ESO; por otro, me llegan los libros de las memorias resumidas de mi niña Paz, posiblemente el martes. (…)

Bien. Y la semana que viene, posiblemente el martes, con el libro de mi niña Paz en la calle. Ante la noticia, las personas implicadas en las memorias de mi niña están reaccionando de una manera exquisita. El escritor José María Albert de Paco me dio la sorpresa ayer. Me confesó que sus atenciones hacia la niña Paz llegaron muy lejos, que incluso hace un año le presentó a Silvia Querini, de la editorial Lumen, un proyecto editorial sobre mi personaje, una sinopsis excelente que tuvo la gentileza de remitirme y que incluyo a continuación en estas memorias prematuras (qué paradoja: uno creyéndose un infeliz hace un año –lo soy– mientras alguien, secretamente, miraba por uno). Aquí va la recensión de Albert de Paco:

La impostura de la adolescencia: el personaje de Paz Vega López.
El 30 de enero de 2004, Paz Vega López irrumpía en el blog de Arcadi Espada (sección Nickjournal). Se presentaba a sí misma como una joven madrileña de dieciocho años que estudiaba el primer curso de filología y ansiaba convertirse en escritora. Sus intervenciones en el blog solían ceñirse al “menú del día”. Paz, no obstante, no despreciaba la ocasión de dejar retazos de su rutilante y caótica vida. Día a día, fue volcando en esas páginas sus delirantes obsesiones de escritora en ciernes, sus filias y fobias literarias, sus progresos en el conocimiento de tal o cual autor. No todo lo que escribía tenía que ver con la literatura. Paz también dejaba anotaciones de su temprano despertar al sexo, de la animadversión que sentía por su padre, de sus amores frustrados. Su madre, según aseguraba Paz, ignoraba que ella participaba en el foro en el que descubría su intimidad a los internautas. Pocos participantes sospechamos, por entonces, que el personaje de Paz era una construcción literaria del escritor Antonio Gálvez, que incluso había arropado a su criatura con una página web desde la que impulsó debates sobre el flamante debut de Paz, la novela Loko y brillante. La comedia bufa de Gálvez llegó al punto de enviar el manuscrito de ese relato a editoriales como Anagrama, Poliedro, Anaya, o a la revista Lateral. Paz Vega aireó las respuestas de los editores en el blog de Espada: los “noes” diplomáticos de Horacio Vázquez-Rial, Paula Canal, Mihály Dés… La prosa de Paz pretendía ser mordaz, frenética, impertinente. Pretendía, en suma, asemejarse a la prosa que, supuestamente, emplearía cualquier escritor arribista que quisiera codearse con Lucía Etxebarría. El uso de la letra “k” en lugar de las letras “c” y “q” apuntalaba su carácter díscolo, juvenil, libérrimo.
Un año y medio después, el propio Gálvez se desprendió de la máscara en su propio blog. La impostura de Gálvez fue tan eficaz que mantuvo engañados a decenas de escritores, periodistas, profesores y demás intelectuales durante más de un año. Algunos de ellos cayeron en la tentación de flirtear con Paz con la muy literaria coartada de erigirse en pigmaliones. Evidentemente, todos fracasaron en el intento.
Creo que convendría estudiar la posibilidad de transformar la aventura literaria de Gálvez en un diario apócrifo, en una novela a lo Bridget Jones cuya protagonista fuera, en lugar de una mujer angustiada por la báscula, una joven ingenua y descarada dispuesta a saltar la banca del mundo literario.
Antonio Gálvez tiene publicadas en Alba las obras El paseo de los caracoles y Relatos del fuego sanguinario y un candor.
Materiales adjuntos:
Algunas de las intervenciones de Paz Vega López en el blog de Arcadi Espada.
Página web de Paz Vega López.
Blog de Antonio Gálvez: fragmento en que el autor se despoja del personaje de Paz Vega.

Entradilla fragmentada. Texto de DIETARIO EN RED 2004-2006

*   *   *

Nota del 17 de julio de 2008.
José María Albert de Paco, editor y profesor, o la deriva hacia la hipocresía, hacia la impotencia. A su pandillita la tengo calada desde que dio el primer estornudo. La dio mirando tan para otro lado que apenas se notaba.

De su blog:

“20 de septiembre.
Recibo un mail de Antonio Gálvez, el escritor que se hizo pasar por una adolescente en el blog de Arcadi. Me cuenta que la próxima semana verán la luz los fragmentos que la niña Paz dejó en el Nickjournal. La niña Paz hablaba como sólo hablaría un hombre que fingiese ser mujer. Como esos adultos que pretenden aniñarse gritando chupiguai”.

Otra prueba de su hipocresía e inmadurez (hay más, evidentemente).

Terrible aguacero en carretera

Hoy es un día en blanco. Como es un día nada de nada, he aprovechado su insustancialidad para hacer algo. He entrado en una peluquería y me han cortado el pelo.

Entradilla inicial. Texto de DIETARIO EN RED 2004-2006

Sobre el curso actual

Sobre los cursos a mi cargo en el nuevo instituto, parece que chirría tenerlo todo dentro de una media jornada: primer ciclo, segundo ciclo y bachillerato.

Entradilla inicial. Texto de DIETARIO EN RED 2004-2006