El Buscón y las Busconas, segunda entrega

La segunda entrega de EL BUSCÓN Y LAS BUSCONAS ya está lista. Se titula PRIMERA MEMORIA. Como saben, es una ampliación, una extensión de la novela EL BUSCÓN (previamente trasladada al castellano actual), del gran maestro Francisco de Quevedo.

Cito la sinopsis que se incluye en la ficha de AMAZON:

“En PRIMERA MEMORIA (Se cuenta quién es el Buscón y de dónde es, con la primera Buscona de su vida) aparece la voz narradora concediendo importancia y protagonismo a la persona destinataria del contenido. Se da cuenta de la estirpe ratera del protagonista, al presentarse sus padres, todo un ejemplo de mal carácter y de altibajos psicológicos. También irrumpe una señora sesentona, viuda, la primera Buscona en la vida de nuestro Buscón”.

El Buscón y las Busconas, primera entrega

La primera entrega de EL BUSCÓN Y LAS BUSCONAS se titula CON EL PERMISO DEL REY. Como saben, me lo estoy pasando de lo lindo extendiendo, ampliando la novela EL BUSCÓN (previamente trasladada al castellano actual), del gran Francisco de Quevedo.

Les cito la sinopsis que se incluye en la ficha:

“En CON EL PERMISO DEL REY (Preliminares) se recogen las licencias y aprobaciones necesarias para la publicación de un libro en el siglo XVII. Dentro de un curioso lenguaje administrativo y notarial, que termina siendo sabrosísimo, aparecen ciertas tensiones entre distintos actores implicados en el proceso, como ocurre con Roberto Duport, el impresor de la obra y librero, que, entre otras cosas, dedica un poema a sus dos autores y se ve obligado a tratar el tema del pirateo cultural, tema que también aparece tratado por el mismísimo Quevedo al escribir que «hay gorrones de libros como los hay de almuerzos». Según se aprecia, un tema tan candente en el siglo XXI también lo era en el siglo XVII”.

En colaboración con Francisco de Quevedo

Hoy estoy teniendo un día muy completito en lo literario. Hoy es un día de esos muy especiales para los escritores. Hoy he empezado una nueva novela. Toda una novela muy particular, ya que la estoy escribiendo en colaboración con Francisco de Quevedo.

A ver si va a ser verdad aquello de que los libros son una conversación con los difuntos. ¿Pero quién dice que Quevedo está muerto? Yo, desde luego, no. Estoy echando con él unos tientos literarios de los más placenteros, tan placenteros que me recuerdan a los tiempos de Paz Vega López, mi niña Paz (¡ay, corazón, qué hondo me tuviste!).

Confieso que es la primera vez que estoy escribiendo dos novelas al mismo tiempo (la otra es la de Jesucristo). ¡Qué gran polaridad entre ambas novelas en construcción! Desde sus mismos títulos se refleja:

LA VERDADERA HISTORIA DE JESUCRISTO
EL BUSCÓN Y LAS BUSCONAS

Literariamente hablando, estoy teniendo un verano de los más fructíferos.