Cuentos agrios en formato papel

Desde el pasado 16 de enero,
tenemos una nueva edición, en formato papel, de
Cuentos agrios.
Su volumen es de 14 x 21,5 cm.
Tiene 130 páginas.

Esta portada de CUENTOS AGRIOS es distinta tanto de la edición vigente digital como de la primera edición en papel

Portada de la reedición CUENTOS AGRIOS

CUENTOS AGRIOS es una docena de relatos cortos escritos hasta diciembre de 1995. Aparecidos muchos de ellos en los medios de publicación, como las revistas Blanco y Negro del diario ABC, Turia, Lateral y recopilatorios de concursos literarios, de 1992 a 2000, se reúnen aquí para condensar un espacio narrativo vibrante e inusual. El paralelismo del tiempo parte del instante atroz de ruptura de una pareja («Entre dos fuegos»). Una joven acuna a su hija mientras reflexiona sobre su propia incapacidad para afrontar el futuro de la niña («Después del sueño»). Un hombre confiesa en una iglesia, ante la imagen de Cristo, haber cometido un asesinato («La confesión»). Las minucias infantiles cobran categoría de suprema ejemplaridad («Anhelos y luces»). La obesidad de una adolescente se ceba con su propia conciencia («En los dientes de la noche»). El sadismo de un joven con la chica que acaba de conocer produce volteretas imprevistas («Doce campanadas de cálido carmesí»). El injusto mote que recibe un obrero en su puesto de trabajo transforma su patética vitalidad («Mataperros»). Un coche accidentado se debate en la corriente de un río con sus ocupantes en el interior («El borracho»). El desvarío psicológico pone a prueba a un hombre que viaja de Barcelona a Madrid para cumplir con una triste misión («La molondra de don Peliforte»). La crueldad de unos niños se cierne sobre el más inocente («Temblor de invierno»). Los sentimientos de un drogadicto proxeneta afloran mientras espera a una de sus chicas («Aquella que fue»). La pasión amorosa da un tumbo en cuestión de segundos («Entre dos besos»).

 Más información sobre CUENTOS AGRIOS, aquí.

Mataperros, en iBookstore

MATAPERROS, relato perteneciente a Cuentos agrios, disponible en iBookstore.

Ebook Mataperros, de Antonio Gálvez AlcaideMATAPERROS es la historia de un acoso laboral hacia un joven al que la naturaleza no dotó de la suficiente corpulencia y animosidad, un joven que sabe que nació sin estrella, y en el seno de una familia marginal, con el rechazo paterno casi desde mismo día de su nacimiento. El joven explica la mala suerte de su vida y se centra en el problema que, para él, resultará eterno, en Hipopótamo, el hombre que, sin ningún tipo de contemplaciones, lo acosa en su puesto de trabajo. MATAPERROS es un relato que pertenece al libro CUENTOS AGRIOS.

MATAPERROS
también se puede adquirir en
GOOGLE PLAY

Quedarse atónito

El día clave de mi vida lo afrontaba con una inenarrable calma y una lucidez sin precedentes.

Fragmento perteneciente al relato titulado
«Mataperros» , del libro Cuentos agrios (pág. 77).

Persecución y una luz

Una pistola (las carga el diablo)

Pero no, la tajante palabra continuaba resonando por aquella boca de abultados labios, debajo de aquella grasienta nariz pegada, como con sebo, a su obesa y peluda cara.

Fragmento perteneciente al relato titulado
«Mataperros» , del libro Cuentos agrios (pág. 76).

Un apodo malicioso

Un perro vagabundo

Nunca podía borrar de mi mente el aguijón de la venenosa palabra que me enseñó a odiar y a maldecir.

Fragmento perteneciente al relato titulado
«Mataperros» , del libro Cuentos agrios (pág. 74).

Un director de instituto

el_lute

Descubro, en el último amasijo de papeles que limpio, en el lado blanco de una factura de la luz, una semblanza incompleta, personal, sobre el director de instituto que tuve el curso pasado, el curso 2007-2008. Su letra es apretada, machacona, tan machacona que ha producido relieves en el papel. Se conoce que apretaba mucho el bolígrafo, como si pretendiera un conglomerado de rasgaduras y cicatrices. Busqué este papel poco tiempo después de llegar de mi viaje de julio. No lo encontré.

El Lute de Camina o revienta

Fragmento perteneciente a DIETARIO EN RED 2007-2008.

Trío malicioso

Hay un autoritario barrigón masculino, F, y un inmenso culo femenino, M, que, en alianza y complicidad morbosas, no dejan de intentar darme por detrás. Incluso nace un nuevo foco gracioso, J, también de oneroso peso tripudo, también asesorado y manipulado por el inmenso culo, que me levanta su voz payasa, bronca, grotesca, disfrazada de hipócrita y teatral saludo.

Entradilla inicial. Texto de DIETARIO EN RED 2004-2006