Trenzado de homicidas en formato papel

Desde el pasado 5 de enero,
tenemos una nueva edición, en formato papel, de
Trenzado de homicidas.
Su volumen es de 14 x 21,5 cm.
Tiene 156 páginas.
(también dispone de vídeo en Facebook)

La cubierta de la reedición de TRENZADO DE HOMICIDAS es distinta de la primera edición en papel

Portada del libro de relatos TRENZADO DE HOMICIDAS

TRENZADO DE HOMICIDAS representa una irrefrenable vuelta de tuerca sin tapujos en el examen de la violencia humana de nuestros días. Sus ocho historias, completamente independientes, se trenzan y sugieren la idea de que cualquiera de nosotros puede verse atrapado en la penosa suerte del azar y sumergirse en la transfiguración de una alimaña, o ser víctima de ella. Tanto las situaciones como sus personajes son muy variados. Así, el desquiciamiento y la neurosis planean por el cielo de San Sebastián con el trasfondo de ETA («Un puzzle gris»); el victimismo de un profesor misógino estalla gravemente ante la indiferencia de lo cotidiano («El fragor de la sangre»); el pacifismo de un vagabundo se quiebra frente a una amenaza de muerte («Sobre los escombros»); la rapiña de una red pederasta devora y se devora a sí misma («El itinerario»); el adulterio femenino se ceba con un hombre apocado, mientras otro se ve en él, como en un espejo («Síntomas»); los críos se convierten en auténticos monstruos de homofobia («Cosa de tres»); la influencia de una secta opera sobre un matrimonio que la creía superada («El acoso»); la fiesta nocturna se hace añicos por un pequeño detalle inimaginable («Calafell Playa»), en la historia de ficción más autobiográfica escrita hasta ahora por su autor.

Más información, aquí.

Síntomas, en iBookstore

SÍNTOMAS, relato perteneciente a Trenzado de homicidas, disponible en iBookstore.

Ebook Síntomas, de Antonio Gálvez AlcaideSÍNTOMAS es la historia de un atormentado efecto rebote, la historia de un adulterio ajeno, narrado desde la sospecha hasta la evidencia, sobre la que el protagonista se siente tan identificado que le manda nota del asunto a su esposa e incluso a su posible amante. La ironía del destino no puede resultar más evidente, junto con la hipocresía de las personas tenidas como intachables, como normales, y que son el plato común de la rutina de todos los días. SÍNTOMAS es un relato que pertenece al libro de cuentos TRENZADO DE HOMICIDAS.

SÍNTOMAS
también se puede adquirir en
GOOGLE PLAY

Tiger Woods, casado infiel

Tiger Woods, mandando callar a sus críticos

¡Ay, Tiger, campeón imbatible de golf, que me dicen que abandonas tu inquebrantable trono deportivo por la dolorosa presión del dedo acusador!

Publicado bajo el epígrafe de Artículos dominicales, en Dietario en Red, el 13 de diciembre de 2009

Tiger Woods, casado infiel pertenece al libro titulado Artículos fronterizos

[/hidepost]

Perfume de mujer

Perfume de mujer

Parece, señor Inspector, que esto de matar puede crear adicción cuando maduran y se olvidan las primeras conmociones.

Fragmento perteneciente al relato
titulado «Síntomas» , del libro TRENZADO DE HOMICIDAS (pág. 82).

Apenas una reacción

Imagen de burla

¿Por qué dispongo de tan poco espíritu?

Fragmento perteneciente al relato
titulado «Síntomas» , del libro TRENZADO DE HOMICIDAS (pág. 78).

Aferrarse a la confianza

Un gesto de confianza

Me acerqué a la puerta del dormitorio, más muerto que vivo.

Fragmento perteneciente al relato
titulado «Síntomas» , del libro TRENZADO DE HOMICIDAS (pág. 77).

Los teléfonos indiscretos

La importancia de un teléfono

Me escamó que dijera, poco antes de colgar, y aflojando la voz: “Mañana, aquí”.

Fragmento perteneciente al relato
titulado «Síntomas» , del libro TRENZADO DE HOMICIDAS (pág. 76).

El encuentro

Tirabuzones

Todavía conservaba los tirabuzones que le hizo el otro en el pelo con los dedos.

Fragmento perteneciente al relato
titulado «Síntomas» , del libro TRENZADO DE HOMICIDAS (pág. 74).

La espera

Gran nariz

A ver, a ver qué nuevas trae la Isa. A ver qué dice. A ver qué hace.

Fragmento perteneciente al relato
titulado «Síntomas» , del libro TRENZADO DE HOMICIDAS (pág. 73).

Triste imagen

Cuernos

Ella sonreía al fulano. Se notaba que se encontraba más a gusto que Dios. A veces le acariciaba una manita a la criatura. A mí, Juan, a mí me dieron ganas de cagar. Se me puso el cuerpo descompuesto. Me dio un miedo de dos pares de cojones.

Fragmento perteneciente al relato
titulado «Síntomas» , del libro TRENZADO DE HOMICIDAS (pág. 72).

¿Adulterio?

Adulterio

Cariño, ¿crees que las situaciones que plasman estas hojas las puede experimentar cualquiera?

Fragmento perteneciente al relato
titulado «Síntomas» , del libro TRENZADO DE HOMICIDAS (pág. 71).