Laura Escanes, un ejemplo

Laura Escanes, menudo ejemplo me das. Menuda foto te hiciste en 2015. Aquí la dejo, desde La Vanguardia, y con enlace a mi cabecera (clic).

Laura Escanes

Esta foto ya tiene leyenda

Le preguntaste a la amistad virtual de Instagram: ¿Quién quiere casarse conmigo? Y te salió el pretendiente Risto Mejide, veintinosecuántos años mayor que tú, con quien ya estás recién casada. Felicidades y enhorabuena. Munudo ejemplo me das. Así que te copio y pregunto, en rojo pasional, tu misma pregunta:

¿Quién quiere casarse conmigo?

Pero queridas pretendientas mías (jiji), ¿cómo osáis pensar que no copio del todo a Laura Escanes? ¿Cómo pensáis que yo no salgo aquí en ropa interior? El asunto está más claro y lógico que el agua clara: soy profe y me niego a que mis alumnos me vean en calzoncillos (qué cachondeo habría, y qué escándalo, jiji).

Pero no os decepcionéis, queridas pretendientas mías, por la falta visual de mi materia prima, porque podéis acceder a ella desde la amistad virtual que ofrece Facebook, donde solo las publicaciones “para amigos” os acercarán a mi torso desnudo, a mi estirado semblante en bañador, a mis posados eróticos con la ligera goma de borrar en los puntos sensibles, para pasar la censura del Sistema. Así que, queridas pretendientas mías, si queréis ver mi materia prima, solicitad mi amistad virtual en Facebook, que por algo se empieza. Dejo el enlace:

SOLICITAR AMISTAD VIRTUAL DEL SIN PAR ANTONIO

Efectivamente, queridas pretendientas mías, aunque es fantasía, podéis hacer realidad, experimentar esa realidad, conmigo, de las siguientes narraciones mías (jiji):

Apuntes eróticos que aspiran a hacerse realidad por mis pretendientas

Página web de “Apuntes eróticos”

Secuencias que pueden experimentar mis pretendientas

Página web de la novela “Caliente”

Y como dijo el otro, todo se andará (jiji).

P.D. Por favor, queridas pretendientas mías, si sois estudiantes universitarias, y queréis una cita conmigo en compañía de vuestras amigas, como mucho tres o cuatro amigas, tenéis que darme prueba previa de que sois verdaderamente amigas, ya que no es la primera vez que veo a varias chicas tirándose de los pelos, liándose a tortas, y paso mucha vergüenza. Dicho queda. Y una frase célebre, con letras rojas:

El primer paso del amor empieza con veinticinco pasos de sexo (¿verdad o falso?)

El informe del roedor en formato papel

Desde el pasado 13 de enero,
tenemos una nueva edición, en formato papel, de
El informe del roedor.
Su volumen es de 14 x 21,5 cm.
Tiene 152 páginas.

El informe del roedor, de Antonio Gálvez Alcaide

Portada de la reedición de EL INFORME DEL ROEDOR

EL INFORME DEL ROEDOR refleja la pormenorizada radiografía de una locura. Pascual Pérez Pérez, su protagonista, elabora un informe sobre sí mismo para un destinatario sobre el que siente devoción: la doctora Sarmiento. Todo parte de su pretendida clarividencia, que si bien acierta muchas veces, falla estrepitosamente en momentos clave. Por tales circunstancias, cree que su esposa es una bruja que le sorbe los sesos durante la noche, con el favor de una pajita acerada; comete tropelías en el edificio donde trabaja como albañil; invade el espacio de un piso vecino; asalta a una pareja en un parque; se atrinchera en su propia casa en vísperas de la primera guerra del Golfo, en 1990, creyendo que Iraq provocará la Tercera Guerra Mundial… Veamos algunas palabras de Pascual sobre sí mismo: «¡Debo de ser un demente único, un loco violento, aislado y desatado! ¡Carajo, en España no hay gente tan mala!».

Más información sobre la novela, aquí.

El solitario en formato papel

Dada la imparable reedición de mi obra
de hace una década, en formato papel,
ahora aparece El solitario
Volumen: 14 x 21,5 cm.
Tiene 194 páginas.

La cubierta de la reedición de EL SOLITARIO es distinta de la primera edición en papel

Portada de la novela EL SOLITARIO.

En el número 57 de la calle Escudellers, de Barcelona, vive Salvador, un hombre enfermo y huidizo que arrastra una tragedia personal. De forma inexplicable, su vida empieza a tener paralelismos con la vida de Jesucristo. Rompiendo su terrible soledad aparece Magdalena, una mujer que vive en el famoso barrio chino barcelonés y trabaja como dependienta en el mercado de la Boquería. Entre ellos se produce un amor tan profundo que la miseria de sus vidas se transforma en algo parecido a una constante cucharada de miel. El entorno de Salvador es muy limitado, el mismo que les corresponde a las personas solitarias. Su única relación, más allá de las puertas de su casa y de la irrupción de Magdalena, es la que mantiene con los vecinos de su rellano, que no pueden ocultar el portento que viven en cierta ocasión. Más allá del amor sin cortapisas, del choque entre el bien y el mal, de la denominada violencia de género, de la vida nocturna en la parte vieja de Barcelona, la gran quimera cristiana se convierte en algo tangible, demasiado hermosa para que sea perdurable. Y ante todo, Salvador y Magdalena; Magdalena y Salvador, una pareja inolvidable.

Más información, aquí.

Muerte, protesta, Vida, amor, erotismo, París

LAS DEMOCRACIAS OCCIDENTALES: DESCOLOCADAS, DESNORTADAS
Lo más nombrado:

Año 2001. Ataque en Nueva York y Washington: Reacción incompleta.
Año 2004. Ataque en Madrid: Reacción incompleta.
Año 2005. Ataque en Londres: Reacción incompleta.
Año 2015. Ataque en París (enero, noviembre): Reacción incompleta.

¿HASTA CUÁNDO?

Carteles en la Plaza de la República, París (Foto de El Español)

Inés Arrimadas

Inés Arrimadas, el día de la constitución del nuevo y vergonzante Parlamento catalán, el 26 de octubre de 2015Inés Arrimadas, en el centro, durante el cántico de Els Segadors, en una jornada de constitución del nuevo y vergonzante Parlamento de Cataluña, el día 26 de octubre de 2015, un Parlamento con una mayoría parlamentaria que, abiertamente, llama a desobedecer la Ley, la misma Ley que le está dando  vida a la Cámara para que se constituya,  una mayoría parlamentaria que se desenvuelve exactamente como si fuesen demonios felones, en plena puñalada trapera.

Inés Arrimadas, en foto de Jordi Borràs, llamada a ser jefa de la oposición en ese Parlamento catalán, felón, si es que dura algo la felonía, a cuenta de la Justicia.

Inés Arrimadas,
esos brazos,
ese gesto,
esa caída de pelo,
esa mirada atrapada,
mi corazón suspira como el de un quinceño.
Qué mujer.

El empleado del cementerio

Enterrador figurado

El empleado del cementerio tiene una fuerza descomunal. Se me antoja que no es trigo limpio.

Fragmento perteneciente a la novela titulada El informe del roedor (y pág. 145).
iBookstore
Tagus
Amazon
Kobo
Nook

Adquirir consuelo

Dibujo que refleja cierto consuelo

Las horas vuelan frente al televisor. Todos nos asimos a las manos vivas y muertas, por adquirir consuelo.

Fragmento perteneciente a la novela titulada El informe del roedor (pág. 138).
iBookstore
Tagus
Amazon
Kobo
Nook

La joven Iris

Posible joven IrisComo la joven Iris sufre un pasmo y se queda sin habla, sin movilidad, descuido un poco mis mañas.

Fragmento perteneciente a la novela titulada El informe del roedor (pág. 129).
iBookstore
Tagus
Amazon
Kobo
Nook

Los contenedores

ContenedoresLos intermitentes resplandores de los contenedores me insinuaban que saltara al balcón vecino, aunque sólo fuese en misión de reconocimiento.

Fragmento perteneciente a la novela titulada El informe del roedor (pág. 119).
iBookstore
Tagus
Amazon
Kobo
Nook

 

El corazón

Representación de un corazón

Hay que hacer de tripas corazón, y más cuando el que escribe conoce minuciosamente las tripas y el corazón de las personas.

Fragmento perteneciente a la novela titulada El informe del roedor (pág. 110).
iBookstore
Tagus
Amazon
Kobo
Nook

La esposa

Posible representación de una esposa endemoniada

«Ahora vengo por ti», le dije a la esposa. En su camisón blanco como la cal se enmarañaban hojas secas de algunos árboles. «¡Aquí te espero, pedazo cabrón!», dijo.

Fragmento perteneciente a la novela titulada El informe del roedor (pág. 100).
iBookstore
Tagus
Amazon
Kobo
Nook

Sus muslos

Muslos

Yo digo «no me lo pongas chungo», y los aspavientos de sus muslos descongestionan el nerviosismo.

Fragmento perteneciente a la novela titulada El informe del roedor (pág. 91).
iBookstore
Tagus
Amazon
Kobo
Nook

El compañero Paco

Rostro fantasmalEl compañero Paco nunca interrumpe sus averiguaciones. Muy pronto acabará desquiciándome la contención.

Fragmento perteneciente a la novela titulada El informe del roedor (pág. 80).
iBookstore
Tagus
Amazon
Kobo
Nook

Una vaca

Una vaca recién parida

Pienso que el queso que estoy comiendo en este momento huele a vaca parida.

Fragmento perteneciente a la novela titulada El informe del roedor (pág. 72).
iBookstore
Tagus
Amazon
Kobo
Nook

La canción del pirata

Imagen de un fantástico pirataY me uní a la canción del pirata que sonaba en aquel instante en la radio.

Fragmento perteneciente a la novela titulada El informe del roedor (pág. 63).
iBookstore
Tagus
Amazon
Kobo
Nook

Calificado de muy cerdo

Ruptura de pareja

Me parece que Ana aún no se había divorciado de Luis. Qué va, eso fue más tarde, después de que el muy cerdo se acostara con una prostituta.

Fragmento perteneciente a la novela titulada El informe del roedor (pág. 51).
iBookstore
Tagus
Amazon
Kobo
Nook

La bella Irene

Una rata

Imaginaba que inmaculada Irene simulaba perplejidad, que su mutismo pertenecía al teatro. Las patatas se quemaban en la sartén.

Fragmento perteneciente a la novela titulada El informe del roedor (pág. 40).
iBookstore
Tagus
Amazon
Kobo
Nook

Antonio Machado

El poeta Antonio Machado, en su vejez—¿Esas cosas aprendes de Antonio Machado y de los libros de ciencias? ¡Te voy a machacar los huesos como te descubra! ¡Sé lo que hacéis! ¡Yo no voy a ser uno más de esos muertos de las basuras!

Fragmento perteneciente a la novela titulada El informe del roedor (pág. 31).
iBookstore
Tagus
Amazon
Kobo
Nook

El doctor Contreras

Médicos

El doctor Contreras me comunica que he «adivinado» la ruptura del noviazgo de su guardaespaldas. Reconozco que a veces acierto las cosas de las personas; y que otras, yerro. Es increíble.

Fragmento perteneciente a la novela titulada El informe del roedor (pág. 25).
iBookstore
Tagus
Amazon
GooglePlay
Kobo
Nook

La doctora Sarmiento

Sobre ojos arrancadosDoctora Sarmiento, jamás se descuide y se quede a solas conmigo.

Fragmento perteneciente a la novela titulada El informe del roedor (pág. 15).
iBookstore
Tagus
Amazon
GooglePlay
Kobo
Nook