Nueva edición, en formato papel, de CALIENTE

Disponible una nueva edición de
Caliente,
en formato papel.
El volumen de esta edición es ligeramente superior que la anterior: 14 x 21,5 cm.
Tiene 198 páginas.

Mi niña Paz, qué tiempos.
Mi niña Paz Vega López, quién te viera como yo te veo.
Si mi niña Paz no perteneciera al mágico mundo de las nebulosas, a estas alturas de la vida contaría 31 años de edad, y tal vez sería madre de familia, o tendría, entre sus más urgentes preferencias, reproducirse.
Me dice mi niña Paz que se reproduzca mi perrita. Me dice mi niña Paz que al mundo de las nebulosas pertenecen mis tías. Me dice mi niña Paz que es eternamente feliz con sus eternos 18 años eternos, con un puesto asegurado en mi corazoncito, y con el hecho de NO haber conocido, personalmente, a sus notables implicados: Arcadi Espada, Iván Tubau, Mihály Dés, Jordi Bernal, José María Albert de Paco, e incluso Pedro de Andrés, que le puso web.
Qué carácter.

Paz Vega López, en CALIENTE

Paz Vega López en un momento sosegado de su estancia en Ibiza

Paz Vega López nació el 30 de octubre de 1985. Se dio a conocer en 2004, con apenas 18 años de edad, cuando empezó a escribir en Internet su diario personal. Ella misma se presentaba así: “Vivo en Madrid. Últimamente estoy insoportable porque he sacado dos nueves en la Sele, en Lengua y en Literatura. Soy una chica precoz. Y no sólo por mi avidez cerebral. A los 12 años hice el amor con mi mejor amiga y a los 14 me desvirgó un novio de la ESO que sólo me duró un mes. Sí. Soy abiertamente bisexual”.

Paz Vega López también es el seudónimo del escritor Antonio Gálvez Alcaide. Su creador afirma que su personaje fue un experimento unamuniano. Y añade: “Sin entrar en la sobrecarga erótica de esta novela, lo que tiene de testimonio es lo que me resulta más curioso. En alguna medida, Paz Vega López sedujo sin proponérselo a una parte de la intelectualidad barcelonesa y de más allá”. Efectivamente, editores, periodistas y escritores consolidados se sintieron atraídos por Paz hasta el punto de rozar el amor. Muchas personas vivieron dentro de una novela sin sospecharlo. Caliente es la historia de Paz Vega López, una chica vivísima con ínfulas literarias que carga, sin tapujos, contra la literatura española actual, llora con los atentados del 11-M o se entera de la muerte de la novelista Carmen Laforet mientras bebe chupitos de tequila y escribe en su blog, momentos antes de trasladarse a la noche madrileña.

Ver ficha completa, aquí.

Primero la verdad que la paz

Disponible Primero la verdad que la paz, la entrega 10,
y última,
de Mi cuaderno gris.

iBookstore

Amazon
Tagus

PRIMERO LA VERDAD QUE LA PAZ de Antonio Gálvez AlcaideAnimado por el elevadísimo valor literario de los diarios de Josep Pla, el escritor barcelonés Antonio Gálvez Alcaide arranca su primer diario, MI CUADERNO GRIS, en septiembre de 2001 para concluirlo en diciembre de 2002. Catorce años después empieza a salir a la luz, mensualmente, cada uno de los tomos que constituye la obra, toda una radiografía de la intimidad, de la comarca del Llobregat, de la ciudad de Barcelona, de los aspectos sociales y políticos de aquellos tiempos convulsos, de la cultura literaria de su época, una época que se enmarca, en el escritor, dentro de un paro laboral forzado y el inicio como profesor de instituto, dentro de una familia devastada por la muerte, rasgada por el principio del fin. PRIMERO LA VERDAD QUE LA PAZ es la décima y última entrega de MI CUADERNO GRIS. Se desarrolla del 30 de octubre al 31 de diciembre de 2002.

ÍNDICE de nombres propios (públicos), por orden de aparición:

Javier Marías, Jordi Pujol, Arcadi Espada, Josep Pla, Josu Ternera, ETA, Miguel de Cervantes, Don Quijote, Ramón Irigoyen, Fundación de los Ferrocarriles Españoles, Camilo José Cela, Ensenyament, Lola Gulias, Agencia Literaria Antonia Kerrigan, Miguel de Unamuno, Bodegas Guzmán, Mercedes Abad, Menchu Solís, Alba Editorial, Institut d’Estudis Catalans, Rafael Alberti, Federico García Lorca, Jesucristo, EGB, Álex, Butragueño, Gaudí, José Hierro, Tomás García Yebra, Carmen Formoso, Camilo José Cela Conde, Ramón del Valle-Inclán

ÍNDICE de espacios:

Cornellá de Llobregat, El Padró, San Juan Despí, Las Planas, Barcelona, Santa Oliva, El Vendrell, El Prat de Llobregat, , Alba de Tormes, Zaragoza, Sant Feliu de Llobregat, Viladecans, Salamanca, Roma, Córdoba

Dietario en Red 2004-2006. Vol. 1, en iBookstore

DIETARIO EN RED 2004-2006. VOLUMEN 1 es el inicio de DIETARIO EN RED 2004-2006. Disponible en ibookstore.

Ebook Dietario en Red 2004-2006. Volumen 1, de Antonio Gálvez Alcaide, en ibookstoreAntonio Gálvez Alcaide abre su ciclo de memorias con DIETARIO EN RED 2004-2006, un diario que escribió en Internet durante ese período. En estas páginas pronto podemos apreciar una extraña simbiosis entre literatura y vida, y un detallismo insospechado. La cotidianidad del barrio del escritor, que se halla entre los municipios barceloneses de Cornellá de Llobregat y San Juan Despí, se ensambla con sus experiencias, generalmente truculentas, como profesor de instituto. Queda patente su admiración por el escritor Josep Pla, a quien llega a tratar de confidente. De manera singular, analiza la obra de muchos escritores reconocidos, y recuerda vivencias personales con Camilo José Cela y Francisco Umbral, “paje de la literatura española”. Se revisa al sector editorial español, que parece un mundo abotargado, sin alas, dominado por lo insustancial, execrable; así como su paso por tres agencias literarias: Carmen Balcells, MB y Antonia Kerrigan. Se refleja su relación con el periodismo, como el proceso que siguió su primer artículo publicado en prensa, que tuvo un tratamiento deleznable, incluso perverso. No muy desligado del mundo periodístico, se publican las reacciones habidas tras desenmascarar el seudónimo de Paz Vega López, el experimento narrativo y cibernético que le valió el entusiasmo de escritores como Arcadi Espada o Iván Tubau, y que Morfeo ha editado bajo el título de Caliente.
La literatura y la vida, dos realidades separadas que en Antonio Gálvez Alcaide parecen fusionarse con una calidad y una honestidad tan infrecuentes que producen grima.
DIETARIO EN RED 2004-2006. VOLUMEN 1 es el inicio de DIETARIO EN RED 2004-2006. Su espacio temporal se corresponde con las fechas del 26 de octubre al 25 de diciembre de 2004.

DIETARIO EN RED 2004-2006. VOLUMEN 1
también se puede adquirir en
Amazon
GooglePlay
Kobo
Nook

Un prólogo retardado…(160)

El rostro que me inspiró el personaje de Paz Vega López

Paz Vega López, queridísima amiga, me pide que le publique en este parapeto, poco a poco, su primera novela. Ella supone encontrar en mí una «fuente de autoridad» para su promoción.

Texto perteneciente a la novela titulada CALIENTE (pág. 167).

¡¡¡Correo de Mihaly Dés!!!…(109)

Revista Lateral

¡¡¡Correo de Mihály Dés!!! ¡¡¡En persona!!! Os recuerdo que es el director de la revista Lateral.

(…)

* * *

Nota del autor: Vuelvo a recordar que todos los mensajes y e-mails que recibió mi niña Paz fueron reales. Se trataba de los momentos estelares en que mi personaje saltaba de la ficción a la realidad.

 

El lío universitario de Iván Tubau…(99)

Las noches salvajes

(129) Escrito por: Ivan Tubau – 22 Mayo 2004 11:23 PM
Apostilla. Cuando escribí lo mío (115) no había visto lo de Albert de Paco (112). Telegráficamente. Asignatura: Periodismo cultural (que sigo dando). Tema: Adaptaciones al cine de obras literarias. Cyril Collard, «Les nuits fauves» (Las noches salvajes).

Texto perteneciente a la novela titulada CALIENTE (pág. 105).

* * *

Nota del autor: Vuelvo a recordar que todos los mensajes y e-mails que recibió mi niña Paz fueron reales. Se trataba de los momentos estelares en que mi personaje saltaba de la ficción a la realidad.

Arcadi Espada…(26)

Arcadi Espada

¡Me he puesto colorada como un tomate! ¡Acabo de recibir un e-mail del eskritor Arcadi Espada!

(…)

Texto perteneciente a la novela titulada CALIENTE (pág. 33).
Nota del autor:
Este e-mail de Arcadi Espada fue real. Es el único motivo por el que Arcadi aparece en el libro.

Vaya…

Parece que el seguimiento sigue siendo recíproco: cortesías de Arcadi Espada, desde El Mundo, a propósito de unas fotografías escogidas de Carla Bruni.

 

Observen las uñas de la paloma

Fragmento perteneciente a DIETARIO EN RED 2007-2008.

Movida

Quemado por la insistente falta de respeto del circulillo de amigos surgido dentro del blog de Arcadi Espada, desde la grandísima quedada general que significó Caliente, de mi niña Paz, (…)

Fragmento perteneciente a DIETARIO EN RED 2007-2008.

Cortesías.

Me ponen verde

Me encuentro con lo siguiente en el espacio de comentarios del blog de Arcadi Espada:

La debilidad de Antonio Gálvez:
http://dietarioenred.blogspot.com/2007/02/mi-relacin-con-la-editorial-espasa.html
Publicado por espesa | Marzo 1, 2007 11:12 AM

Fragmento perteneciente a DIETARIO EN RED 2007-2008.

¿Cenáculo?

Dolor de cabeza por la mañana, y un Gelocatil. Me parece que he dormido en mala postura, enroscado como una culebra, con la sangre coagulada en el cerebro, latiendo mal, embotellada, soñando pesados bucles reiterados. Y el clima. La carga del cielo cubierto. Su presión atmosférica sobre las sienes. Van a darme las uvas y voy a seguir con manga corta. Un otoño muy raro. Menos dolor de cabeza. Todo se evapora. Todo va a su aire, como debe ser: la familia, los alumnos, los pocos amigos que uno tiene… Eso de las amistades. Verónica Puertollano, atenta, muy grata, para celebrar “el nacimiento editorial de la niña Paz”, intenta organizarme un encuentro con algunos implicados de Caliente: Arcadi Espada, Jordi Bernal, José María Albert de Paco, Iván Tubau e incluso Teresa Giménez, todo un cúmulo de gente avispada y buena. Demasiado para una figura tan triste y mínima como la mía. De esto hace ya una semana. Las agendas hierven. No creo que tenga lugar esta reunión. Una reunión que en absoluto echo de menos. Carezco de atenciones. Uno no puede echar de menos lo que jamás ha tenido. Por otro lado, no me gusta reunirme con nadie, ni siquiera con gente afín y buena. La vida es tan ondulante… y uno anda tan complacido con la soledad… Arcadi Espada persona paralela, y Jordi Bernal hondo, siempre entrañable, por lo que sé ya dijeron que sí a la cita. Iván Tubau, dando por primera vez señales de vida, en un e-mail titulado “Más vale tarde que nunca”, me dice a mí que sí, y que le ha dicho a Vero que, por Caliente, habría de cobrar derechos de autor si los hubiere. Este Iván siempre me ha parecido tan cercano y hermano como pardillo: cobrar derechos de autor de un material de desecho, únicamente con sentido si se trabaja como he hecho yo, si se trabaja como también lo puede hacer él. Le regalaré la idea si “por fin nos vemos las caras”, frase que le gusta referirme, frase entresacada de uno de los hijos de Balzac, que contiene un sí es no es de moscas, con la que parece que me vaya a comer. Este Iván Tubau, siempre tan hermano y pardillo. La verdad es que lo aprecio muchísimo. Caigo en la cuenta. Casi ningún dolor de cabeza. Escribo y mis males desaparecen. Cuando escribo, ni siquiera noto el paso del tiempo, ese amigo que me trata tan bien desde chico. El cielo que parece caerse por su propio peso. La mención de una gente que se mueve en la vida. Las dulces soledades de mi guarida. Todo bien paladeado. Y llegando a las diez y cinco de la mañana.

Texto de DIETARIO EN RED 2004-2006

Iván Tubau

Un secreto de Arcadi Espada

Cortesías de Arcadi Espada en su blog. Enlaza la entradilla de mi bitácora del 5 de febrero de 2005, un texto que se publica en Caliente como “Un prólogo retardado”. Arcadi me enlaza de esta manera: “La historia real, que algún día contaré yo, myself, es, ¡cómo no!, insuperable”.

Entradilla inicial. Texto de DIETARIO EN RED 2004-2006

Una coz

¡La hostia! Se conoce que al periodista Arcadi Espada le dieron un buen hostión en la cabeza, concretamente en la nuca. Hoy he leído el suceso en un artículo de La Vanguardia.

Entradilla inicial. Texto de DIETARIO EN RED 2004-2006

Sobre un debate catalán

Sentado en el sofá, veo la tarde caminar como de puntillas.

Entradilla inicial. Texto de DIETARIO EN RED 2004-2006

Petición de mi niña Paz

Paz Vega López, queridísima amiga, me pide que le publique en este parapeto, poco a poco, su primera novela. Ella supone encontrar en mí una “fuente de autoridad” para su promoción. Me duele la lengua de repetirle que yo, tanto en lo personal como en lo literario, soy un infeliz, pero ella sigue erre que erre afirmando que mi obra publicada es insuperable y que mi especie de cobijo supondría para ella todo un apoyo.

Entradilla inicial. Texto de DIETARIO EN RED 2004-2006