El nacionalismo y Pío Baroja (X)

(El nacionalismo y Pío Baroja, décima entrega)

Foto incluida en la serie sobre el nacionalismo catalán

Pío Baroja, muerto

Yo lo digo, porque lo creo así; para mí vuestros intelectuales y vuestros políticos no han estado a vuestra altura; ni os han descubierto, ni os han estudiado, ni os han dado beligerancia ante el mundo. Yo lo decía con indignación de los catalanistas. Cataluña y Barcelona se conocen en el mundo, más que nada, por sus revueltas románticas, por el ansia de ideal de su población proletaria.

(…). Barcelona que, por su aspecto, por su sentido colectivo y por su población obrera es una gran ciudad, es, por sus intelectuales, por sus genios catalanistas, de una mezquindad bastante grande, de una cursilería bastante pintoresca.

Yo no les odio, ni mucho menos; aunque creo que si fuera catalán les odiaría; ¿pero cómo tomar en serio estas pedanterías pesadas de mi amigo Corominas, de este gran hombre cuyos pensamientos están como nadando en grasa, ni considerar como definitivas las brillantes flatulencias de Gabriel Alomar, ni dar importancia al esnobismo sin gracia ni ligereza del Xenius de La Veu de Catalunya? Yo, como digo, no les odio; pero me parecen insignificantes, más insignificantes todavía que nosotros, los del resto de España; porque allí, al menos, el pueblo no nos oye ni nos hace caso; pero aquí, sí; aquí está atento, aquí no se puede desvariar sin tener una grande responsabilidad. Allí los que escribimos somos como oficiales honorarios, que no tenemos soldados; aquí, no; aquí son como oficiales poltrones de un ejército admirable. Aquí el pueblo es culto, aquí el pueblo tiene un fondo social que no tiene el resto de España.

Fragmento perteneciente al libro de Pío Baroja, Momentum catastrophicum (pág. 79).

Escritos míos donde aparece Pío Baroja:
Dietario en Red 2004-2006: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
Dietario en Red 2007-2008: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
Artículos fronterizos: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
Cae Nueva York: (iBookstore, Amazon, Tagus)
Madera de perdedor: (iBookstore, Amazon, Tagus)
Escapada a Salamanca: (iBookstore, Amazon, Tagus)

El nacionalismo y Pío Baroja (IX)

(El nacionalismo y Pío Baroja, novena entrega)

(Foto incluida en la serie sobre el nacionalismo catalán). Pío Baroja, enfermo de muerte, con Ernest Hemingway.

Pío Baroja, enfermo de muerte, con Ernest Hemingway.

Barcelona me parece una ciudad exuberante, que, a pesar del cosmopolitismo que producen los puertos concurridos como el suyo, se mantiene íntimamente hispánica, extraordinariamente española.

En cambio, la producción intelectual barcelonesa, ¿qué impresión da? Hay drama en catalán que parece escrito en la Noruega; versos, que parecen confeccionados en el bulevar de Montmartre; comedias lacrimosas, como las de Rusiñol, en las cuales uno se encuentra como disuelto en un mar de merengue internacional; hay de todo: sueco, noruego, dinamarqués y hasta tártaro; lo que no se ve es que haya nada catalán: por lo menos, nada alto, nada fuerte, nada digno del país.

Todos los productos de la intelectualidad catalanista me parecen híbridos, sin el sello de la raza. Me dan la impresión de esas comidas de hotel y de sleeping-car, que todas se parecen, que todas se componen de una tortilla a la francesa y de un pollo desabrido envuelto en ensalada.

Aquí, en las cocinas de esos primates del intelectualismo catalanista, se huele a Emerson y a Carlyle, a Nietzsche y a Ruskin; lo que no aparece por ningún lado es el olor a la tierra.

Alguien me dirá que yo no puedo juzgar esto; que yo no conozco ni el idioma, ni la tierra, ni las costumbres. Cierto. Hace algunos años, cuando se llegaba a Barcelona y se encontraba uno con aquellos intelectuales que entonces se distinguían por la melena y por la pipa, lo primero que decían era: ¡Ah! Usted no conoce el problema.

Es verdad; yo no conozco el problema. Además, es muy posible que no haya problema, y que todo el problema catalán sea como el problema español: una cuestión solamente de libertad y de cultura.

Fragmento perteneciente al libro de Pío Baroja, Momentum catastrophicum (pág. 77).

Escritos míos donde aparece Pío Baroja:
Dietario en Red 2004-2006: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
Dietario en Red 2007-2008: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
Artículos fronterizos: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
Cae Nueva York: (iBookstore, Amazon, Tagus)
Madera de perdedor: (iBookstore, Amazon, Tagus)
Escapada a Salamanca: (iBookstore, Amazon, Tagus)

El nacionalismo y Pío Baroja (VIII)

(El nacionalismo y Pío Baroja, octava entrega)

(Serie sobre el nacionalismo) Pío Baroja al óleo.

Pío Baroja al óleo.

No voy a poder entreteneros hablándoos de la Grecia, ni de la Macedonia, ni de la China; ni de Antropología, ni de Geología, ni de nada; os tengo que hablar de mis cuellos postizos, del catalanismo, del nacionalismo, de literatura y de otras cosas igualmente vulgares y sin importancia. (…).

Esta situación especial del hombre retado a decir cosas duras, me obliga a no manifestar mi entusiasmo que en el fondo siento por esta ciudad esplendorosa y magnífica (Barcelona).

Hablaré, pues, entreverado; ya que no puedo ser pájaro, ni quiero ser rata, me dedicaré a ser un poco murciélago.

Yo, ciertamente, no he negado a Cataluña nunca, y menos a Barcelona; lo que sí he negado en su mayor parte ha sido la intelectualidad de Barcelona.

Yo veo aquí una porción de mentiras, acumuladas con intenciones más o menos piadosas, acerca de Cataluña en sí misma y de Cataluña con relación al resto de España.

Yo no veo aquí la acomodación espiritual entre lo que es Cataluña en sí y lo que es Cataluña representada por su docena y media de escritores y periodistas.

A mí Cataluña me da la impresión de ser casi más española que las demás regiones españolas. Los catalanistas, en cambio, aseguran que no, que Cataluña casi no tiene nada que ver con España, que es un país con otra raza, con otras ideas, con otras preocupaciones, con otra constitución espiritual.

Por diferenciarse, encuentran los catalanistas una porción de contrastes étnicos, psicológicos y morales entre catalanes y castellanos. Son los castellanos individualistas, los catalanes son colectivistas; son los castellanos fanáticos, los catalanes, tolerantes; son los castellanos místicos y arrebatados, los catalanes son prácticos. Yo nunca he visto estas oposiciones ni estos contrastes, y no digo esto como patriota, sino como un hombre más o menos observador.

Fragmento perteneciente al libro de Pío Baroja, Momentum catastrophicum (pág. 75).

Escritos míos donde aparece Pío Baroja:
Dietario en Red 2004-2006: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
Dietario en Red 2007-2008: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
Artículos fronterizos: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
Cae Nueva York: (iBookstore, Amazon, Tagus)
Madera de perdedor: (iBookstore, Amazon, Tagus)
Escapada a Salamanca: (iBookstore, Amazon, Tagus)

Otra vez el poeta Josep Carner

Josep Carner

Josep Carner

Recuerdo que, en el invierno pasado, Joan Climent me decía en Barcelona que la literatura de Carner es exquisita. Yo la encuentro más que exquisita: Carner es un gran poeta. Lo es, diríamos, en el sentido técnico, de ejercicio escolar. En este plano, Carner es un enorme escritor, probablemente uno de los más considerables del mundo. Esto que acabo de escribir se comprende, sobre todo, si se tiene presente que Carner trabaja una lengua que literariamente está por hacer, pobre, envarada, anquilosada, muy limitada de léxico, llena de zonas corrompidas, seca como los huesos, de una anarquía ortográfica mantenida por núcleos intelectuales del país, desarrollándose en una ciudad caótica e inmensa, en medio de la indiferencia de una gran parte de la sociedad, en un núcleo humano que tiene, más que la dureza de un cristal de contraste, un poder de absorción meramente biológico, la aspiración de una enorme esponja. En este sentido, el catalán vive en tragedia permanente.

Tendremos, pues, que agradecer siempre a Carner el esfuerzo que hace, el esfuerzo técnico.

Pero después hay una segunda parte: la literatura de Carner no prende mucho, no tiene profundidad humana; a pesar de que nunca es frívola, tiene poco que ver con la vida y las obsesiones de la gente de la época: a veces hace el efecto de un provenzalismo de vitrina, siempre muy gracioso y elegante, pero de poco peso en las vísceras.

Carner, claro, tendrá discípulos. (Y quizá esto es lo que no convendría). Los que exploten su parte de marquetería y de juego verbal, llegarán rápidamente a la insignificancia. Los que traten de aplicar la retórica carneriana a la propia confusión mental parecerán poetas ingleses o escandinavos traducidos. Carner es un caso de agotamiento de una fuente poética.

Fragmento perteneciente al diario de Josep Pla, El cuaderno gris (pág. 90).

Escritos míos donde aparece Josep Pla:

Dietario en Red 2004-2006: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
Dietario en Red 2007-2008: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
Artículos fronterizos: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
En la tumba de Josep Pla: (iBookstore, Tagus, Google Play)
Josep Pla en movimiento: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
Madera de perdedor: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo)
Triste hervidero: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo)
Rutina de la mala gente: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo)
Adiós, Vallirana: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo)
Carta a una amada: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo)
Cerrazón: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo)
Escapada a Salamanca: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo)
Primero la verdad que la paz: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo)

El nacionalismo y Pío Baroja (VII)

(El nacionalismo y Pío Baroja, séptima entrega)

(Sobre el nacionalismo) Pío Baroja

Un dibujo de Pío Baroja realizado por Ramón Casas.

Volvieron mis amigos a la carga y a reprocharme mi pereza. Yo decía: ¡Pero si mi oratoria no es brillante, ni original! Si no empleo más que lugares comunes, y he llegado a la gran vergüenza de decir: Yo entiendo, señores, como los diputados de la mayoría. ¿Para qué voy a hablar? ¿Llevo yo dentro algún sermón de la Montaña, como Cristo? ¿Yo soy un Séneca o un Pedro Corominas, un Gladstone o un Bertrand y Musitu? No; por eso no quería hablar. Pero me han pedido tantas veces que dijera algo que, al último, he tenido que ceder para no parecer terco, y en el salón del hotel me he puesto a escribir estas cuartillas y a hilvanar unas cuantas vulgaridades acerca de Barcelona.

Yo lo siento por vosotros, porque os vais a sentir defraudados, os vais a aburrir, pero acordaos de que hoy es día de Viernes Santo, día de ayuno y de abstinencia de carne, y que no está mal el mortificarse un poco. Tomad, pues, mis palabras escritas por una vigilia, por algo así como espinacas espirituales y consideradlas como una pequeña mortificación propia de Semana Santa.

No tengo embotellado nada para soltarlo entre vosotros, no tengo ningún libro en mi maleta; no puedo consultar nada: ni apuntes, ni periódicos, ni revistas; todo mi equipaje se reduce a unos cuantos cuellos y puños postizos, ya usados, y a un reloj de bolsillo, que tiene el minutero torcido y que me daría mucho que hacer para averiguar la hora, si mi reloj tuviese la humorada de andar. Afortunadamente, no anda. Se me cayó hace un año en la Plaza de San Pedro, de Roma, y desde entonces está parado, con una consecuencia extraordinaria. Así que, más que para saber la hora, lo llevo de lastre. Como digo, todo mi equipaje es este y unas cuantas ideas, más o menos arbitrarias, que tengo en la cabeza.

Fragmento perteneciente al libro de Pío Baroja, Momentum catastrophicum (pág. 72).

Escritos míos donde aparece Pío Baroja:
Dietario en Red 2004-2006: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
Dietario en Red 2007-2008: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
Artículos fronterizos: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
Cae Nueva York: (iBookstore, Amazon, Tagus)
Madera de perdedor: (iBookstore, Amazon, Tagus)
Escapada a Salamanca: (iBookstore, Amazon, Tagus)

 

El nacionalismo y Pío Baroja (VI)

(El nacionalismo y Pío Baroja, sexta entrega)

Pío Baroja (entregas del nacionalismo y el autor)

Pío Baroja, posando como si estuviera leyendo.

No sé si tenéis alguna opinión, buena o mala, acerca del que escribe estas líneas; si la tenéis, no intentaré yo modificarla; si no la tenéis, os diré que soy yo un hombre ingenuo y sincero, poco social, poco político y un tanto vago. Me dijo en un artículo Pompeyo Gener que yo era un ogro finés injerto en un godo degenerado; yo no me siento ni tan degenerado, ni tan finés, ni tan ogro; por ahora no me he comido ningún niño crudo, y me figuro que no llegaré a adquirir estas raras aficiones gastronómicas.

Yo me había opuesto a dar una conferencia aquí, porque, realmente no tengo grandes cosas que decir y, además, porque poseo un sentido pedagógico tan pequeño, tan poco confiado, que me impulsa a sospechar si todo el mundo tendrá razón, aunque todo el mundo defienda cosas distintas.

Estaba, pues, en la situación expectante y tranquila de un curioso; había convencido a mis amigos de que mi oratoria es, como dice La Publicidad de ayer, con gran exactitud, ni brillante ni original, sino llena de lugares comunes, de tópicos de mitin y de vulgares frases efectitas, cuando apareció un artículo en El Poble Català pidiendo que hable en el Ateneo y ejerza de ogro, diciendo desde allí cosas fuertes, si es que me atrevo a decirlas.

Fragmento perteneciente al libro de Pío Baroja, Momentum catastrophicum (pág. 71).

Escritos míos donde aparece Pío Baroja:
Dietario en Red 2004-2006: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
Dietario en Red 2007-2008: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
Artículos fronterizos: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
Cae Nueva York: (iBookstore, Amazon, Tagus)
Madera de perdedor: (iBookstore, Amazon, Tagus)
Escapada a Salamanca: (iBookstore, Amazon, Tagus)

Zonas verdes, violaciones

Las zonas verdes y las violaciones

Las zonas verdes. Según El Español, partiendo de una investigación de la UPV, las zonas verdes son donde se producen más agresiones sexuales. ¿Ahora se enteran? En el Parque Cervantes, una de las zonas verdes más bonitas de Barcelona, describo una violación brutal, una violación absolutamente verosímil, dentro de la novela El informe del roedor (ver).

El informe del roedor, de Antonio Gálvez Alcaide

Portada de la novela El informe del roedor

 

El nacionalismo y Pío Baroja (V)

(El nacionalismo y Pío Baroja, quinta entrega)

Pío Baroja y el nacionalismo

Excelente imagen sobre el hombre, el mono y el cerdo.

Con relación al interés parece lógico y práctico a primera vista que las regiones ricas se quieran separar de las pobres. Es un sentimiento egoísta, mezquino, pero muy natural. Quizá a la larga no sea tan práctico como parece. Lo sea o no lo sea, lo que no comprendo es que se odie a la región pobre y a sus habitantes por pobres. Esto será siempre una aberración, un sentimiento despreciable para un verdadero chapelaundi. (…).

En todos los pueblos del mundo la política produce un elemento ambicioso, arribista, bajo e inmoral. Político y chanchullero son sinónimos. (…)

Y si las gentes mezquinas que necesitan que España se disgregue están en mayoría, que se disguegue, que se separen las regiones unas de otras y se vaya cada cual por su lado, pero hagamos la despedida general más bien con una sonrisa que con una amenaza. Al fin y al cabo, por esto no se ha de hundir el mundo, ni la tierra de España ha de desaparecer en los mares.

Si las patrias y los templos se derrumbaran, no lloremos por ellos, pensemos que se levantarán otros mejores y que al fin y al cabo la patria del hombre es el mundo; y el mejor templo, la naturaleza.

Si hacemos esta disosiación sin muertes, asolamientos ni otros disparates y el hacerlo es un error más de los españoles, al menos si tenemos que reunirnos mañana de nuevo y no hay sangre de por medio no habrá tampoco un obstáculo grave para la unión.

Fragmento perteneciente al libro de Pío Baroja, Momentum catastrophicum (pág. 55).

Escritos míos donde aparece Pío Baroja:
Dietario en Red 2004-2006: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
Dietario en Red 2007-2008: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
Artículos fronterizos: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
Cae Nueva York: (iBookstore, Amazon, Tagus)
Madera de perdedor: (iBookstore, Amazon, Tagus)
Escapada a Salamanca: (iBookstore, Amazon, Tagus)

 

Cae Nueva York, también en Kobo

Cae Nueva York,
la primera entrega de Mi cuaderno gris,
disponible también en Kobo.

Cae Nueva York

Cae Nueva York, primera entrega de Mi Cuaderno Gris

Madera de perdedor,
la segunda entrega de Mi cuaderno gris,
disponible en Kobo el 15 de agosto.
El resto de las entregas aparecerán, en Kobo, el primer día de cada mes.

Cae Nueva York,
disponible también en
iBookstore
Amazon
Tagus

Animado por el elevadísimo valor literario de los diarios de Josep Pla, el escritor barcelonés Antonio Gálvez Alcaide arranca su primer diario, MI CUADERNO GRIS, en septiembre de 2001 para concluirlo en diciembre de 2002. Catorce años después empieza a salir a la luz, mensualmente, cada uno de los tomos que constituye la obra, toda una radiografía de la intimidad, de la comarca del Llobregat, de la ciudad de Barcelona, de los aspectos sociales y políticos de aquellos tiempos convulsos, de la cultura literaria de su época, una época que se enmarca, en el escritor, dentro de un paro laboral forzado y el inicio como profesor de instituto, dentro de una familia devastada por la muerte, rasgada por el principio del fin. CAE NUEVA YORK es la primera entrega de MI CUADERNO GRIS. Se desarrolla del 10 de septiembre al 11 de octubre de 2001.

ÍNDICE de nombres propios (públicos), por orden de aparición:
Gustavo Adolfo Bécquer, Mihály Dés, Diada, Santiago Castelo, Philipe Garnier, Menchu Solís, Juan Bonilla, Carlos Castán, Lucía Etxebarría, Belén Gopegui, Ray Loriga, Pedro Maestre, José Ángel Mañas, Ignacio Martínez de Pisón, Juan Manuel de Prada, Benjamín Prado, Manuel Rivas, José A. Vera, Jordi Pujol, Osama Bin Laden, Francisco Umbral, Louis-Ferdinand Céline.

ÍNDICE de espacios:
Cornellá de Llobregat, El Padró, San Juan Despí, Las Planas, Ávila, Nueva York, Washington, El Vendrell, La Victoria, Aguilar de la Frontera, Santa Oliva, cementerio de Santa Oliva, Esplugas de Llobregat, Barcelona, Afganistán.

 

El nacionalismo y Pío Baroja (IV)

(El nacionalismo y Pío Baroja, cuarta entrega)

Pío Baroja y el nacionalismo

Pío Baroja, en la cuarta entrega del nacionalismo, y siguiendo con su pragmatismo.

¿Así que no hay diferencia regional ninguna? -me preguntarán-. Sí, sí la hay, pero es una diferencia que apenas puede trascender a la política. Hay, no cabe duda, un matiz sentimental especial en cada región, pero este matiz se encuentra vagamente expresado en la poesía y en la música populares, en las costumbres; puede servir para informar una clase de literatura o de arte, pero no bastará para hacer leyes distintas.

Así un político catalán, castellano o vasco no se diferencian en nada, usarán todos las mismas ideas y los mismos lugares comunes; en cambio, un escritor y un músico se distinguirán.

Yo, por ejemplo, no siento hostilidad alguna para la gente del Mediterráneo, aunque me han acusado de esto los catalanes, pero tampoco tengo con sus escritores y artistas una hermandad espiritual.

A mí, en general, los escritores catalanes y todos los del Mediterráneo me aburren; me aburre Blasco Ibáñez, me aburre Salvador Rueda, me aburre también Ricardo León. Su obra entera me parece caligrafía pura.

Un pintor catalán me decía hace dos años en un café de Barcelona: “Cuando veo un tiempo como el de hoy, oscuro, lluvioso y triste me acuerdo de los libros de usted”.

Y yo, que encontraba muy lógico lo que me decía, le contestaba:

-Yo cuando leo a los escritores catalanes me parece que estoy en el gabinete de un dentista.

Fragmento perteneciente al libro de Pío Baroja, Momentum catastrophicum (pág. 52).

Escritos míos donde aparece Pío Baroja:
Dietario en Red 2004-2006: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
Dietario en Red 2007-2008: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
Artículos fronterizos: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
Cae Nueva York: (iBookstore, Amazon, Tagus)
Madera de perdedor: (iBookstore, Amazon, Tagus)
Escapada a Salamanca: (iBookstore, Amazon, Tagus)

 

Primero la verdad que la paz

Disponible Primero la verdad que la paz, la entrega 10,
y última,
de Mi cuaderno gris.

iBookstore

Amazon
Tagus

PRIMERO LA VERDAD QUE LA PAZ de Antonio Gálvez AlcaideAnimado por el elevadísimo valor literario de los diarios de Josep Pla, el escritor barcelonés Antonio Gálvez Alcaide arranca su primer diario, MI CUADERNO GRIS, en septiembre de 2001 para concluirlo en diciembre de 2002. Catorce años después empieza a salir a la luz, mensualmente, cada uno de los tomos que constituye la obra, toda una radiografía de la intimidad, de la comarca del Llobregat, de la ciudad de Barcelona, de los aspectos sociales y políticos de aquellos tiempos convulsos, de la cultura literaria de su época, una época que se enmarca, en el escritor, dentro de un paro laboral forzado y el inicio como profesor de instituto, dentro de una familia devastada por la muerte, rasgada por el principio del fin. PRIMERO LA VERDAD QUE LA PAZ es la décima y última entrega de MI CUADERNO GRIS. Se desarrolla del 30 de octubre al 31 de diciembre de 2002.

ÍNDICE de nombres propios (públicos), por orden de aparición:

Javier Marías, Jordi Pujol, Arcadi Espada, Josep Pla, Josu Ternera, ETA, Miguel de Cervantes, Don Quijote, Ramón Irigoyen, Fundación de los Ferrocarriles Españoles, Camilo José Cela, Ensenyament, Lola Gulias, Agencia Literaria Antonia Kerrigan, Miguel de Unamuno, Bodegas Guzmán, Mercedes Abad, Menchu Solís, Alba Editorial, Institut d’Estudis Catalans, Rafael Alberti, Federico García Lorca, Jesucristo, EGB, Álex, Butragueño, Gaudí, José Hierro, Tomás García Yebra, Carmen Formoso, Camilo José Cela Conde, Ramón del Valle-Inclán

ÍNDICE de espacios:

Cornellá de Llobregat, El Padró, San Juan Despí, Las Planas, Barcelona, Santa Oliva, El Vendrell, El Prat de Llobregat, , Alba de Tormes, Zaragoza, Sant Feliu de Llobregat, Viladecans, Salamanca, Roma, Córdoba

Escapada a Salamanca

Disponible Escapada a Salamanca, la entrega 9 de Mi cuaderno gris.
iBookstore
Amazon
Tagus

ESCAPADA A SALAMANCA, de Antonio Gálvez AlcaideAnimado por el elevadísimo valor literario de los diarios de Josep Pla, el escritor barcelonés Antonio Gálvez Alcaide arranca su primer diario, MI CUADERNO GRIS, en septiembre de 2001 para concluirlo en diciembre de 2002. Catorce años después empieza a salir a la luz, mensualmente, cada uno de los tomos que constituye la obra, toda una radiografía de la intimidad, de la comarca del Llobregat, de la ciudad de Barcelona, de los aspectos sociales y políticos de aquellos tiempos convulsos, de la cultura literaria de su época, una época que se enmarca, en el escritor, dentro de un paro laboral forzado y el inicio como profesor de instituto, dentro de una familia devastada por la muerte, rasgada por el principio del fin. ESCAPADA A SALAMANCA es la novena entrega de MI CUADERNO GRIS. Se desarrolla del 20 de septiembre al 29 de octubre de 2002.

ÍNDICE de nombres propios (públicos), por orden de aparición:

John Fante, Charles Bukowski, Pío Baroja, Josep Pla, Yasir Arafat, Ariel Sharon, TV3, Teresa de Cepeda, santa Teresa de Jesús, Fernando Léon de Aranoa, papa Juan Pablo II, José María Escrivá de Balaguer, Opus Dei, Editorial Anagrama, charlesbukowski.cjb.net, John Fante, Sergio Puertas, Gabriel García Márquez, Juan Rulfo, Rosa Navarro Durán, Calambur Editorial, Camilo José Cela, Ramón del Valle-Inclán, The New York Times, La Vanguardia, premio Planeta, Alfredo Bryce Echenique, María de la Pau Janer, El exorcista, William Friedkin, William Peter Blatty, Lola Gulias, agencia literaria Antonia Kerrigan, editorial Espasa, Premio Primavera, Constanza Aguilera, Silvia Bastos, Torres Villarroel, san Juan de la Cruz, Miguel de Cervantes, José Antonio Primo de Rivera, duque de Alba.

ÍNDICE de espacios:

Cornellá de Llobregat, El Padró, San Juan Despí, Las Planas, Barcelona, Santa Oliva, El Vendrell, Ramala, Tortosa, Salamanca, Alba de Tormes, Madrid, Ávila, La Victoria, Córdoba, Barbastro, Gabriel García Márquez Barcelona, Sant Feliu de Llobregat, teatro Moscú.

Cerrazón

Disponible Cerrazón, la entrega 8 de Mi cuaderno gris.
iBookstore
Amazon
Tagus

CERRAZÓN, de Antonio Gálvez Alcaide

Animado por el elevadísimo valor literario de los diarios de Josep Pla, el escritor barcelonés Antonio Gálvez Alcaide arranca su primer diario, MI CUADERNO GRIS, en septiembre de 2001 para concluirlo en diciembre de 2002. Catorce años después empieza a salir a la luz, mensualmente, cada uno de los tomos que constituye la obra, toda una radiografía de la intimidad, de la comarca del Llobregat, de la ciudad de Barcelona, de los aspectos sociales y políticos de aquellos tiempos convulsos, de la cultura literaria de su época, una época que se enmarca, en el escritor, dentro de un paro laboral forzado y el inicio como profesor de instituto, dentro de una familia devastada por la muerte, rasgada por el principio del fin. CERRAZÓN es la octava entrega de MI CUADERNO GRIS. Se desarrolla del 9 de agosto al 18 de septiembre de 2002.

ÍNDICE de nombres propios (públicos), por orden de aparición:
Josep Pla, República, Jonh Fante, Henry Miller, Charles Bukowski, Lola Gulias, Antonia Kerrigan Literay Agency, Mihály Des, Roger Wolfe, Lucía Etxebarría, Juan Manuel de Prada, Ana María Matute, Ignacio Etxebarría, Raquel de la Concha, Bigas Luna, Ernest Hemingway, Ubaldo R. Olivero, José Zorrilla, Cyrano de Bergerac, Robert de Niro, Diada, Silvia Bastos, José Huerta, Louis-Ferdinand Céline.

ÍNDICE de espacios:
Cornellá de Llobregat, El Padró, San Juan Despí, Las Planas, Barcelona, Santa Oliva, isla Perejil, Marruecos, México, Loja, Granada.

Eugeni d’Ors

eugeni ors

A las generaciones futuras les parecerá extraño que una de las causas del éxito inicial del Glosari de Eugeni d’Ors en este país fuese el hecho de que Xènius ha sido el primer escritor del renacimiento -palabra demasiado presuntuosa para ser de mi gusto, que utilizo porque no dispongo de ninguna otra-, que manejó con naturalidad o, al menos, con una naturalidad relativa, en diarios de cinco céntimos, alguna que otra idea gratuita; quiero decir desprovista de utilidad práctica inmediata. Fue un deslumbramiento.
(…) Si tuviéramos que hacer la historia de la taberna de Gervasi, tendríamos que presentar la historia de nuestra querida villa natal. Esta historia sería curiosa porque, además de ser muy corta tendría la particularidad de no contener ni hechos gloriosos ni personajes de fama y de renombre. Sospecho que esta falta de tradición brillante entristecería a mucha gente. A mí me encanta haber nacido en un pueblo que no ha producido ningún redentor ni ningún coleccionista de sensaciones raras, ni ningún predicador estentóreo. Esto me da una sensación de ligereza y de libertad.

Fragmento perteneciente al diario de Josep Pla, El cuaderno gris (pág. 84).

Escritos míos donde aparece Josep Pla:
Dietario en Red 2004-2006: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
Dietario en Red 2007-2008: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
Artículos fronterizos: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
En la tumba de Josep Pla: (iBookstore, Tagus, Google Play)
Josep Pla en movimiento: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
Madera de perdedor: (iBookstore, Amazon, Tagus)
Triste hervidero: (iBookstore, Amazon, Tagus)
Amazon, Tagus)
Rutina de la mala gente: (iBookstore, Amazon, Tagus)
Adiós, Vallirana: (iBookstore, Amazon, Tagus)
Carta a una amada: (iBookstore, Amazon, Tagus)

Carta a una amada

Disponible Carta a una amada, la entrega 7 de Mi cuaderno gris.
iBookstore
Amazon
Tagus

CARTA A UNA AMADA, de Antonio Gálvez AlcaideAnimado por el elevadísimo valor literario de los diarios de Josep Pla, el escritor barcelonés Antonio Gálvez Alcaide arranca su primer diario, MI CUADERNO GRIS, en septiembre de 2001 para concluirlo en diciembre de 2002. Catorce años después empieza a salir a la luz, mensualmente, cada uno de los tomos que constituye la obra, toda una radiografía de la intimidad, de la comarca del Llobregat, de la ciudad de Barcelona, de los aspectos sociales y políticos de aquellos tiempos convulsos, de la cultura literaria de su época, una época que se enmarca, en el escritor, dentro de un paro laboral forzado y el inicio como profesor de instituto, dentro de una familia devastada por la muerte, rasgada por el principio del fin. CARTA A UNA AMADA es la séptima entrega de MI CUADERNO GRIS. Se desarrolla del 5 de julio al 8 de agosto de 2002.

ÍNDICE de nombres propios (públicos), por orden de aparición:
Camilo José Cela, diario ABC, Juan José Millás, Javier Cercas, Josep Pla, Mohamed VI, Francisco Umbral, Anna Caballé, Juan Rulfo, Camilo José Cela Conde, Lola Gulias, Menchu Solís, Joaquín Sabina, Silvia Bastos, Roger Wolfe, Charles Bukowski, ETA, Guardia Civil, Marilyn Monroe, Batasuna.

ÍNDICE de espacios:
Cornellá de Llobregat, El Padró, San Juan Despí, Las Planas, Barcelona, Santa Oliva, isla Perejil, Marruecos, México, Loja, Granada.

Santiago Rusiñol

Santiago Rusiñol

Hace días intento concretar en pocas líneas la impresión que me ha hecho una reciente lectura de El Poble Gris de Santiago Rusiñol.
El libro podría ser exacto, excelente, perfecto y no lo es. La idea, la realidad, el tema, la impresión dada en cada capítulo, no puede ser más concreta y precisa. Todas las personas que vivimos en un pueblo -aunque este pueblo sea un poco más agradable, menos aragonés (diríamos), menos caricaturesco que el pueblo gris- sabemos que cada capítulo del libro responde a una realidad observada, directa, indiscutible, pero Rusiñol coge estos hechos, los desliga, los manipula, los deforma, los exagera, los aumenta o los empequeñece, proyecta sobre ellos su monótono mecanismo humorístico y convierte una cosa viva, palpitante, en un juguete, en una banalidad, en una irrisoria maquinita. Ante la realidad maravillosa, Rusiñol no tiene ningún tacto, es incapaz de la menor delicadeza. La interpreta mecánicamente, con la frialdad de un engranaje, con la ineluctabilidad de una rueda que produce frases y coloca adjetivos siempre igualmente rusiñolescos. Esto hace que, cuando se tiene una cierta práctica en la lectura de sus libros, se pueda adivinar, a frase leída, lo que dirá el autor en la frase siguiente.
Esta manera de hacer, constatada página tras página, fatiga positivamente, sobre todo en los momentos en que el autor trata de hacer poesía, pues no hay nada más fatal, en poesía, que adivinar, indefectiblemente, después de una frase, la que tiene que venir.
Pienso que a través de Rusiñol, se puede llegar a comprender con claridad que la peor tara que puede tener un escritor es el manierismo.
Rusiñol, que se burla siempre de las máquinas -ahora acaba de publicar una máquina para azucarar fresas dibujada por él- es el autor más maquinal de la literatura catalana moderna.
En todo caso Rusiñol es un caso de dilapidación, de prodigalidad de facultades impresionante, sin precedentes.

Fragmento perteneciente al diario de Josep Pla, El cuaderno gris (pág. 77).

Escritos míos donde aparece Josep Pla:
Dietario en Red 2004-2006: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
Dietario en Red 2007-2008: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
Artículos fronterizos: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
En la tumba de Josep Pla: (iBookstore, Tagus, Google Play)
Josep Pla en movimiento: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
Madera de perdedor: (iBookstore, Amazon, Tagus)
Triste hervidero: (iBookstore, Amazon, Tagus)
Amazon, Tagus)
Rutina de la mala gente: (iBookstore, Amazon, Tagus)
Adiós, Vallirana: (iBookstore, Amazon, Tagus)

 

Adiós, Vallirana

Disponible Adiós, Vallirana, la entrega 6 de Mi cuaderno gris.
iBookstore
Amazon
Tagus

Cubierta ebook 6. ADIÓS, VALLIRANA.pmdAnimado por el elevadísimo valor literario de los diarios de Josep Pla, el escritor barcelonés Antonio Gálvez Alcaide arranca su primer diario, MI CUADERNO GRIS, en septiembre de 2001 para concluirlo en diciembre de 2002. Catorce años después empieza a salir a la luz, mensualmente, cada uno de los tomos que constituye la obra, toda una radiografía de la intimidad, de la comarca del Llobregat, de la ciudad de Barcelona, de los aspectos sociales y políticos de aquellos tiempos convulsos, de la cultura literaria de su época, una época que se enmarca, en el escritor, dentro de un paro laboral forzado y el inicio como profesor de instituto, dentro de una familia devastada por la muerte, rasgada por el principio del fin. ADIÓS, VALLIRANA es la sexta entrega de MI CUADERNO GRIS. Se desarrolla del 3 de junio al 4 de julio de 2002.

ÍNDICE de nombres propios (públicos), por orden de aparición:
Mihály Dés, Lola Gulias, Agencia Literaria Antonia Kerrigan, Charles Bukowski, Roberto Bolaño, Enrique Cucurella, Carmen Balcells, Estrella Morente, Josep Pla, John Fante, Premios del Tren, Camilo José Cela, Fundación Camilo José Cela, BBVA.

ÍNDICE de espacios:
Cornellá de Llobregat, El Padró, San Juan Despí, Las Planas, Barcelona, Santa Oliva, Vallirana, Redacción revista Lateral, Hotel Palace Madrid.

Rutina de la mala gente

Disponible Rutina de la mala gente, la entrega 5 de Mi cuaderno gris.
iBookstore
Amazon
Tagus

Portada de RUTINA DE LA MALA GENTE, de Antonio Gálvez AlcaideAnimado por el elevadísimo valor literario de los diarios de Josep Pla, el escritor barcelonés Antonio Gálvez Alcaide arranca su primer diario, MI CUADERNO GRIS, en septiembre de 2001 para concluirlo en diciembre de 2002. Catorce años después empieza a salir a la luz, mensualmente, cada uno de los tomos que constituye la obra, toda una radiografía de la intimidad, de la comarca del Llobregat, de la ciudad de Barcelona, de los aspectos sociales y políticos de aquellos tiempos convulsos, de la cultura literaria de su época, una época que se enmarca, en el escritor, dentro de un paro laboral forzado y el inicio como profesor de instituto, dentro de una familia devastada por la muerte, rasgada por el principio del fin. RUTINA DE LA MALA GENTE es la quinta entrega de MI CUADERNO GRIS. Se desarrolla del 22 de abril al 2 de junio de 2002.

ÍNDICE de nombres propios (públicos), por orden de aparición:
Rosa Navarro Durán, Josep Pla, Silvia Bastos, Lola Gulias, Agencia Literaria Antonia Kerrigan.

ÍNDICE de espacios:
Cornellá de Llobregat, El Padró, San Juan Despí, Las Planas, El Vendrell, Santa Oliva, cementerio de Santa Oliva, Barcelona, Palafrugell, Vallirana.

 

 

Montaigne y Josep Pla

Montaigne

No me canso de leer los Ensayos de Montaigne. Así paso horas y horas de la noche en la cama. Me hacen un efecto plácido, sedante; me dan un reposo delicioso. Encuentro a Montaigne de una gracia casi ininterrumpida, lleno de continuas, inagotables sorpresas. Una de estas sorpresas proviene, creo yo, del hecho de que Montaigne tiene una idea muy precisa de la insignificante posición que tiene el hombre sobre la tierra.

Fragmento perteneciente al diario de Josep Pla, El cuaderno gris (pág. 75).

Escritos míos donde aparece Josep Pla:
Dietario en Red 2004-2006: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
Dietario en Red 2007-2008: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
Artículos fronterizos: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
En la tumba de Josep Pla: (iBookstore, Tagus, Google Play)
Josep Pla en movimiento: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
Madera de perdedor: (iBookstore, Amazon, Tagus)
Triste hervidero: (iBookstore, Amazon, Tagus)

 

La muerte de mi padre

La muerte de mi padre se produjo el día 13 de abril de 2002.
Disponible Triste hervidero, la entrega 4 de Mi cuaderno gris.
iBookstore
Amazon
Tagus

Portada de TRISTE HERVIDERO, de Antonio Gálvez AlcaideAnimado por el elevadísimo valor literario de los diarios de Josep Pla, el escritor barcelonés Antonio Gálvez Alcaide arranca su primer diario, MI CUADERNO GRIS, en septiembre de 2001 para concluirlo en diciembre de 2002. Catorce años después empieza a salir a la luz, mensualmente, cada uno de los tomos que constituye la obra, toda una radiografía de la intimidad, de la comarca del Llobregat, de la ciudad de Barcelona, de los aspectos sociales y políticos de aquellos tiempos convulsos, de la cultura literaria de su época, una época que se enmarca, en el escritor, dentro de un paro laboral forzado y el inicio como profesor de instituto, dentro de una familia devastada por la muerte, rasgada por el principio del fin. TRISTE HERVIDERO es la cuarta entrega de MI CUADERNO GRIS. Se desarrolla del 15 de marzo al 20 de abril de 2002.

ÍNDICE de nombres propios (públicos), por orden de aparición:
Roger Wolfe, José Ángel Mañas, Josep Pla, Care Santos.

ÍNDICE de espacios:
Cornellá de Llobregat, El Padró, San Juan Despí, Las Planas, El Vendrell, Santa Oliva, cementerio de Santa Oliva, Barcelona, Vallirana .