Aquel rostro barbado

rostro_jesusAscendió la mirada de Magdalena y descubrió, en el techo, el mismo rostro barbado, de exactas proporciones.

Fragmento perteneciente a la novela titulada El solitario (pág. 100).

Demasiado para el cuerpo

Los peregrinos retrocedían para reconciliar al aire.

Fragmento perteneciente al relato titulado
«Vuelos de deseo y grietas» , del libro Relatos del fuego sanguinario y un candor (pág. 63).