Agonía y torpe renacer, en iBookstore

El ebook Agonía y torpe renacer, el inicio de la novela El Paseo de los Caracoles, disponible en iBookstore.

Ebook Agonía y torpe renacer, de Antonio Gálvez Alcaide, en ibookstoreAGONÍA Y TORPE RENACER
también se puede adquirir en
Amazon
GooglePlay
Kobo
Nook

Un adiós y un encuentro

Con el aire impregnado de agua, diviso, desde las alturas

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 170).

Unas noticias

Su mujer, abuelo…

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 169).

Titulación de abuelos

con sus ya inamovibles cincuenta y cinco años, rolliza, tetona, tontiloca.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 149).

Extraños deseos

A Pepín le gustaría dar un paso en falso

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 123).

La importancia de una madre

Preciosa figura maternal

¿Dónde estará mi madre?

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 106).

Misterios opacos

Tópica representación de almas en pena

Con esto quiero decir que algunas personas logran verme y tratarme como si fuese un hombre cualquiera.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 105).

Contactos

Llaneza

La llaneza es la luz, y la tierra que todo el mundo pisotea

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 88).

Entre dos cementerios

Nube anaranjada

El Paseo de los Caracoles pertenece al barrio de Las Planas, en San Juan Despí.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 80).

Una esquina triste

El paso del tiempo

Todos tenemos dificultades, eso es algo de lo que nadie se libra.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 24).

Con el morrazo

Un orangután

Se marcha del infierno caminando como un orangután

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 22).

Reportaje fotográfico…(137)

El Paseo de los Caracoles. Reportaje fotográfico.

20 de julio de 2004. Segunda visita a Cornellá. En esta ocasión, sola. Todo el día con Antonio, y parte de la noche. Y de regreso a Castelldefels, con su Ibiza Sport. Jornada de ensueño. Inolvidable. De las que marcan una vida. Sin exagerar.

Bar Los Cazadores. En la novela aparece como

Texto perteneciente a la novela titulada CALIENTE (pág. 143).

 

Como un rosal marchito…(127)

Rosal marchito

El Paseo de los Caracoles desprende el aroma de un rosal marchito.

Texto perteneciente a la novela titulada CALIENTE (pág. 133).

Ángel que luego fue portada…(126)

Ángel perteneciente al cementerio de Cornellá, y portada de la última edición de El Paseo de los Caracoles

Estamos en la calle del cementerio de Cornellá. Apunto su nombre: carrer Josep Fiter i Inglés. A medida que andamos, la figura blanca concreta su fisonomía. Se trata de un ángel de mármol, con sus correspondientes alas de algodón.

Texto perteneciente a la novela titulada CALIENTE (pág. 132).

Cementerios

Los cementerios. El miedo o el resquemor hacia los cementerios. Hay algo en mí que no concuerda con esos sentimientos generalizados. El motivo es natural: de los siete a nueve años de edad acostumbraba pasear los fines de semana, con un primo mío, por todas las callejas del cementerio que teníamos a dos manzanas de nuestras casas, el cementerio de Cornellá de Llobregat. Casi todos los muertos nos presentaban su rostro a través de sus fotos antiguas, muchas de ellas de pergeños siniestros.

Fragmento perteneciente a DIETARIO EN RED 2007-2008.

El exorcista

Mi experiencia con la endemoniada Regan arranca cuando mi infancia pegaba sus últimos coletazos. Recuerdo que no fui a ver la película titulada El exorcista con las amistades.

Entradilla inicial. Texto de DIETARIO EN RED 2004-2006