Cementerios

Los cementerios. El miedo o el resquemor hacia los cementerios. Hay algo en mí que no concuerda con esos sentimientos generalizados. El motivo es natural: de los siete a nueve años de edad acostumbraba pasear los fines de semana, con un primo mío, por todas las callejas del cementerio que teníamos a dos manzanas de nuestras casas, el cementerio de Cornellá de Llobregat. Casi todos los muertos nos presentaban su rostro a través de sus fotos antiguas, muchas de ellas de pergeños siniestros.

Fragmento perteneciente a DIETARIO EN RED 2007-2008.