El mariquita José

El mariquita José tuvo días de esplendor

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 161).

Frente al cementerio

El descampado del cementerio, tras una tormenta como la de hoy, disfruta de una mansedumbre ejemplar.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 154).

Inmediato futuro

“Así te dieras un tropezón y te saltaras los sesos”.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 153).

Entre dos cementerios

Nube anaranjada

El Paseo de los Caracoles pertenece al barrio de Las Planas, en San Juan Despí.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 80).

Pasiones y muerte

La tirante Esperanza está enterrada en el cementerio de San Juan Despí.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 79).

Un suspiro injustificable

Joven en la ducha

admiran, revoltosas y nostálgicas, el reverberante cuerpo de Gemma lamido por el vapor de la ducha.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 75).

Reportaje fotográfico…(137)

El Paseo de los Caracoles. Reportaje fotográfico.

20 de julio de 2004. Segunda visita a Cornellá. En esta ocasión, sola. Todo el día con Antonio, y parte de la noche. Y de regreso a Castelldefels, con su Ibiza Sport. Jornada de ensueño. Inolvidable. De las que marcan una vida. Sin exagerar.

Bar Los Cazadores. En la novela aparece como

Texto perteneciente a la novela titulada CALIENTE (pág. 143).

 

Camino del segundo cementerio…(128)

parque

—Pues hay que pisar el césped y seguir bajando.
—Mira, hay jardineros —dice mi prima—. A ver si nos van a echar.
—Pues quédate tú aquí. A mí no me detiene nadie.

Texto perteneciente a la novela titulada CALIENTE (pág. 134).

El exorcista

Mi experiencia con la endemoniada Regan arranca cuando mi infancia pegaba sus últimos coletazos. Recuerdo que no fui a ver la película titulada El exorcista con las amistades.

Entradilla inicial. Texto de DIETARIO EN RED 2004-2006