Rutinas

Un aperitivo

Había muchos silencios. Alguien, ocasionalmente, mascullaba algunas frases.

Fragmento perteneciente al relato
titulado «El itinerario» , del libro TRENZADO DE HOMICIDAS (pág. 67).

De lo peor (3)

Un subfusil

—¿Tomáis bien?
—Sí, perfecto.

Fragmento perteneciente al relato
titulado «El itinerario» , del libro TRENZADO DE HOMICIDAS (pág. 66).

De lo peor (2)

Llanto inimaginable

La niña de un mes de vida enronquecía. El furor de su llanto la dejaba sin respiración.

Fragmento perteneciente al relato
titulado «El itinerario» , del libro TRENZADO DE HOMICIDAS (pág. 65).

De lo peor (1)

Arañazo

Los cámaras enfocaron un primer plano de las huellas rojizas que dejaban sus uñas.

Fragmento perteneciente al relato
titulado «El itinerario» , del libro TRENZADO DE HOMICIDAS (pág. 64).

Alivio

Este de Europa

—La morena está chunga —dijo Satán—. ¿De dónde vienen las otras?

Fragmento perteneciente al relato
titulado «El itinerario» , del libro TRENZADO DE HOMICIDAS (pág. 63).

Continúa la aberración

Las intenciones de los ojos

La imagen se concentraba en un primer plano. Casi violando el encuadre, la prostituta, con una mirada obscena, clavó sus ojos en los labios de la hija.

Fragmento perteneciente al relato
titulado «El itinerario» , del libro TRENZADO DE HOMICIDAS (pág. 59).

Sexo retorcido

Postración

El gabán del calefactor acariciaba, con sus paños calientes, la piel expuesta.

Fragmento perteneciente al relato
titulado «El itinerario» , del libro TRENZADO DE HOMICIDAS (pág. 58).

Delitos sexuales

Así podría empezar un delito sexual

—Margaret, separa las piernas y acaríciate con la otra mano.

Todos sabían qué debían hacer.

Fragmento perteneciente al relato
titulado «El itinerario» , del libro TRENZADO DE HOMICIDAS (pág. 57).