Un paseo tenso

Embarazada

Todo era muy helado y oscuro. No se adivinaba ni la arena que pisaban.

Fragmento perteneciente al relato
titulado «El itinerario» , del libro TRENZADO DE HOMICIDAS (pág. 52).

Conversación sesgada

Hablando por teléfono

—¿Un yanqui? ¿Corrobore? ¡Hijoputa! ¿Corrobore? ¡A mí me hablas bien!

Satán obtuvo como respuesta la desconexión de la línea, con esos pitidos tan ajenos y cortantes,

Fragmento perteneciente al relato
titulado «El itinerario» , del libro TRENZADO DE HOMICIDAS (pág. 51).