Una luz hacia el cielo

Una luz al cielo

La venganza del escritor solitario, de Matías Néspolo, en El Mundo

“La venganza del escritor solitario” es un artículo de Matías Néspolo. Salió ayer en el diario El Mundo. En este artículo Matías habla un poco de mi trayectoria literaria, de mi novela El solitario y de Morfeo Editorial. Fue una publicación relámpago. Se puso en contacto telefónico conmigo este miércoles, por la tarde, y pocas horas después, ayer jueves, su artículo ya estaba en la calle, en la edición en papel de El Mundo. Todo un relampagueo periodístico, un ejemplo de buenos reflejos. Magnífico.

La venganza del escritor solitario, de Matías Néspolo, en El MundoVER IMAGEN AMPLIADA

Vídeo de presentación de la novela El solitario

Enlace del vídeo en la página de You Tube

Vídeo de las primeras páginas de la novela El solitario

Página web en la editorial
Páginas de muestra, aquí.

Sinopsis de la novela

En el número 57 de la calle Escudellers, de Barcelona, vive Salvador, un hombre enfermo y huidizo que arrastra una tragedia personal. De forma inexplicable, su vida empieza a tener paralelismos con la vida de Jesucristo. Rompiendo su terrible soledad aparece Magdalena, una mujer que vive en el famoso barrio chino barcelonés y trabaja como dependienta en el mercado de la Boquería. Entre ellos se produce un amor tan profundo que la miseria de sus vidas se transforma en algo parecido a una constante cucharada de miel. El entorno de Salvador es muy limitado, el mismo que les corresponde a las personas solitarias. Su única relación, más allá de las puertas de su casa y de la irrupción de Magdalena, es la que mantiene con los vecinos de su rellano, que no pueden ocultar el portento que viven en cierta ocasión. Más allá del amor sin cortapisas, del choque entre el bien y el mal, de la denominada violencia de género, de la vida nocturna en la parte vieja de Barcelona, la gran quimera cristiana se convierte en algo tangible, demasiado hermosa para que sea perdurable. Y ante todo, Salvador y Magdalena; Magdalena y Salvador, una pareja inolvidable.

Contraportada de la novela El solitario

Estoy seguro de que les suenan las ubicaciones barcelonesas que aparecen en esta sinopsis, que pertenece a la contraportada de la novela titulada El solitario. Tenemos el mercado de la Boquería, la calle Escudellers, su portal número 57, junto a la Rambla. ¡Quién me iba a decir que yo terminaría viviendo en el mismo barrio donde se desarrollan los hechos de esta novela! Qué gozada.

Página web de la novela, aquí.

Contraportada de la novela El solitario, de Antonio Gálvez Alcaide

Palabras irreverentes / Columnas

Palabras irreverentes,

como artículo individual,

aquí.

 

El tiempo

Tiempo

La espina de la añoranza retrocede en el tiempo.

Fragmento perteneciente a la novela titulada El solitario (y pág. 182).

 

Vidas

Vidas

Innumerables pisadas dejaron grabadas, en las baldosas, la historia de sus vidas.

Fragmento perteneciente a la novela titulada El solitario (pág. 172).

 

Estampa enmarcada de Jesucristo

Jesucristo

Se trataba de una enorme estampa enmarcada con la imagen de Jesucristo.

Fragmento perteneciente a la novela titulada El solitario (pág. 162).

 

Súbita calma

Súbita calma

Imagen de la calma

—Podéis dormir en paz.

Fragmento perteneciente a la novela titulada El solitario (pág. 152).

La confesión, en iBookstore

LA CONFESIÓN, relato perteneciente a Cuentos agrios, disponible en iBookstore.

Ebook La confesión, de Antonio Gálvez AlcaideLA CONFESIÓN es una historia sobre la locura que puede acarrear un crimen. El protagonista, dentro de la iglesia de su pueblo, confiesa lo que acaba de hacer, sus temores, sus desvelos, su reciente historia, su futuro más inmediato, dentro de una atmósfera asfixiante, tremenda, trepidante. En LA CONFESIÓN todo es demoledor. LA CONFESIÓN es un relato que pertenece al libro CUENTOS AGRIOS.

LA CONFESIÓN
también se puede adquirir en
GOOGLE PLAY

Anhelos y luces, en iBookstore

ANHELOS Y LUCES, relato perteneciente a Cuentos agrios, disponible en iBookstore.

Ebook Anhelos y luces, de Antonio Gálvez AlcaideANHELOS Y LUCES es un breve cuento de minucias infantiles que cobran categoría de suprema ejemplaridad. En ANHELOS Y LUCES la libertad de unas alas permanece más allá de la muerte, como si la muerte se rindiera a la inocencia de unos sentimientos puros. ANHELOS Y LUCES es un relato que pertenece al libro CUENTOS AGRIOS.

ANHELOS Y LUCES
también se puede adquirir en
GOOGLE PLAY

Un medio muerto

agonia

—Oye —dijo Pepe a su novia al observar que disminuía su atención—. Atiende a lo que voy a decir: Salva, el que está a punto de cruzar esa puerta, hace un rato ha resucitado a un medio muerto en mi escalera.

Fragmento perteneciente a la novela titulada El solitario (pág. 138).

La Historia Sagrada

hostoria sagrada

—Entonces, ¿la Historia Sagrada?

Fragmento perteneciente a la novela titulada El solitario (pág. 131).

Un putero

Puteros

—¡Se terminaron, putero!

Fragmento perteneciente a la novela titulada El solitario (pág. 86).

Sábana Santa de Turín

Allí, junto al sillón, apareció un rostro con los ojos cerrados, una faz de tamaño natural, una tez barbada, rigurosamente exacta a la que todavía hoy se conserva en la llamada Sábana Santa de Turín.

Fragmento perteneciente a la novela titulada El solitario (pág. 21).

Aire de mujer y empuje

Cierta esencia

—Me falta empuje. Todo se está poniendo muy feo —dijo entre dientes—. Me falta empuje. Estoy clavado.

Fragmento perteneciente a la novela titulada El solitario (pág. 20).

Pesadilla y realidad

—Llamaste a Dios. Vengo yo en su representación. No creo que te moleste.

Fragmento perteneciente al relato titulado
«En los dientes de la noche» , del libro Cuentos agrios (pág. 53).

Como un ángel vengador

Un ángel vengador

Nunca me he arrodillado ni me he encogido de esta manera.

Fragmento perteneciente al relato titulado
«La confesión» , del libro Cuentos agrios (pág. 35).

La descripción de los hechos

El caño a presión de su sangre manchaba mi ropa, y con diez o doce estocadas todavía forcejeaba.

Fragmento perteneciente al relato titulado
«La confesión» , del libro Cuentos agrios (pág. 34).

La voz de Dios

Recuerda que eres de polvo y que por ello te escuecen los ojos y las manos heridas

Fragmento perteneciente al relato titulado
«La confesión» , del libro Cuentos agrios (pág. 33).