Y el misterio

Una zarzamora

La zarzamora de la lejanía

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 97).

Recordándolo todo

Despedida

Dos de mis hijos, los varones, trepaban en los pinos de las laderas

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 96).

Un motor frenético

Motorista en una secuencia de "motocross"

El sol comienza a resecar el aliento de los caminantes

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 83).

Moisés y Fernandín

Imagen del Moisés bíblico

El dedo índice de Moisés señala a Fernandín.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 51).

Aquella excursión

Sol

Por ahora me resulta imposible continuar. Usted dispense.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 43).

“Un paisaje literario del extrarradio de Barcelona”…(125)

De excursion

Miércoles, 7 de julio de 2004. Mi prima y yo salimos de excursión. Nos disponemos a presenciar, muy expectantes, un paisaje de novela, la que se refleja en el Paseo de los Caracoles, la rambla que da título con su nombre popular a la novela de mi vaca Gálvez, una rambla situada entre los cementerios de Cornellá de Llobregat y San Juan Despí.

Texto perteneciente a la novela titulada CALIENTE (pág. 131).