Un viejo compañero

Bestias

—¡Capullo, desgraciado, cuánto tiempo sin verte! —dice.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 109).

Diálogo infantil

Pelea de niños

—¿Y qué te decía?
—Echas peste.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 108).

Fascinante más allá

Bucólica representación de espíritus

—¡Buenas tardes, y buen provecho! —dicen, casi al mismo tiempo.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 107).

Feo carácter

Obreros

Todos dicen que es carne de cañón y poco de fiar.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 82).

Un ludópata

Ludópatas

Las lucecitas que destellan al ritmo de la música devoran la coherencia de sus entendederas.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 73).

Un día diferente

Golondrinas

Su cuerpo no responde a nada, ni siquiera lo siente.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 47).

Escaramuzas

Prototipo de un guardia de seguridad

Toda la colegada se queda de piedra. Todos nos vamos muy rápido a la puta calle. Y en la puta calle, los seguratas y unos mamarrachos nos vacilan.

Fragmento perteneciente a
TRENZADO DE HOMICIDAS
.