Recuerdos de una secta

Sectas

El camillero, con los músculos muy tensos, arrancó el coche y salió despacio.

Fragmento perteneciente al relato
titulado «El acoso» , del libro TRENZADO DE HOMICIDAS (pág. 106).

Viento terrorífico

Ejemplo de viento huracanado

El viento se cebó con él de la forma más cruel que pudo.

Fragmento perteneciente al relato
titulado «El acoso» , del libro TRENZADO DE HOMICIDAS (pág. 105).