Muerte de Juan Marsé

Hoy ha saltado la noticia. Ayer por la mañana murió Juan Marsé. Reconozco que me hubiera gustado intercambiar con él algunas palabras, pocas, ya que a mí me gusta mucho el apartamiento. Nunca se cruzaron nuestros caminos. Con Francisco Umbral sí que me crucé, en una ocasión. Con Camilo José Cela me crucé en tres ocasiones, y en una de ellas nos estrechamos la mano.

Juan Marsé sale en mi obra literaria. Lo cito en uno de mis artículos publicados en ABC, en el que se titula “Sensaciones”, y aparece en otro, titulado “El premio Planeta”, ambos recopilados en el libro Articulismo formal, publicado el mes pasado.

Como digo, me hubiera gustado intercambiar con Juan Marsé algunas palabras, pocas. Ahora tendrá que ser como las palabras que intercambié con Camilo José Cela, publicadas en la crónica “En la tumba de Camilo José Cela”, perteneciente, también, al libro misceláneo Articulismo formal.

«Un texto plagado de kas», página 29

A uno le van las letras, incluso en la sopa. Algunas veces me alimento con sopa de letras, aun sabiendo que pasado un tiempo he de evacuarla. La necesidad obliga («miseria homini»). Letras y más letras. Letras en berrinche, letras en desbandada, letras delicadas, letras afiladas, letras ensopadas, letras papanatas, letras para dar y vender.

Fragmento inicial del artículo «Un texto plagado de kas», perteneciente al libro Articulismo formal (pág. 29, Morfeo Editorial, Barcelona, junio, 2020), ya en preventa.

«Un texto plagado de kas», ABC, 17/07/1998

Mi artículo «Un texto plagado de kas» (ABC,1998), en abierto

Acaba de salir el artículo de ABC «Un texto plagado de kas»,
en la plataforma de Morfeo
(nada, sobre discusiones literarias…).

El enlace

Dietario en Red 2004-2006. Vol. 1, en iBookstore

DIETARIO EN RED 2004-2006. VOLUMEN 1 es el inicio de DIETARIO EN RED 2004-2006. Disponible en ibookstore.

Ebook Dietario en Red 2004-2006. Volumen 1, de Antonio Gálvez Alcaide, en ibookstoreAntonio Gálvez Alcaide abre su ciclo de memorias con DIETARIO EN RED 2004-2006, un diario que escribió en Internet durante ese período. En estas páginas pronto podemos apreciar una extraña simbiosis entre literatura y vida, y un detallismo insospechado. La cotidianidad del barrio del escritor, que se halla entre los municipios barceloneses de Cornellá de Llobregat y San Juan Despí, se ensambla con sus experiencias, generalmente truculentas, como profesor de instituto. Queda patente su admiración por el escritor Josep Pla, a quien llega a tratar de confidente. De manera singular, analiza la obra de muchos escritores reconocidos, y recuerda vivencias personales con Camilo José Cela y Francisco Umbral, “paje de la literatura española”. Se revisa al sector editorial español, que parece un mundo abotargado, sin alas, dominado por lo insustancial, execrable; así como su paso por tres agencias literarias: Carmen Balcells, MB y Antonia Kerrigan. Se refleja su relación con el periodismo, como el proceso que siguió su primer artículo publicado en prensa, que tuvo un tratamiento deleznable, incluso perverso. No muy desligado del mundo periodístico, se publican las reacciones habidas tras desenmascarar el seudónimo de Paz Vega López, el experimento narrativo y cibernético que le valió el entusiasmo de escritores como Arcadi Espada o Iván Tubau, y que Morfeo ha editado bajo el título de Caliente.
La literatura y la vida, dos realidades separadas que en Antonio Gálvez Alcaide parecen fusionarse con una calidad y una honestidad tan infrecuentes que producen grima.
DIETARIO EN RED 2004-2006. VOLUMEN 1 es el inicio de DIETARIO EN RED 2004-2006. Su espacio temporal se corresponde con las fechas del 26 de octubre al 25 de diciembre de 2004.

DIETARIO EN RED 2004-2006. VOLUMEN 1
también se puede adquirir en
Amazon
GooglePlay
Kobo
Nook

Francisco Umbral…(54)

Francisco Umbral

Aunque no suelo contestar a los comentaristas, de acuerdo, Fugazi, te respondo. A mí Francisco Umbral me (…)

Texto perteneciente a la novela titulada CALIENTE (pág. 61).

La primera llamada de Madrid

Palacio de Fernán-Núñez, Madrid, en 1991. En ese instante, tenía a mis espaldas, en el graderío, a Francisco Umbral; y a tres o cuatro metros, en el centro de la mesa a que me dirigía, a Camilo José Cela, que disfrutaba de la reciente concesión del Premio Nobel.

Recogía mi galardón en el XXV Premio de Narraciones Breves Antonio Machado, por el relato titulado La molondra de don Peliforte. Está publicado en el recopilatorio Curación milagrosa, por la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, editorial radicada en Madrid. Tiene dos ediciones. La primera, de 1992; la segunda, de 1998. Veamos el Prólogo de esta segunda edición:

“Un acontecimiento importante, la inauguración por los Reyes de España de la sede de la Fundación Camilo José Cela en Iria Flavia, propició que la concesión del XV Premio de Narraciones Breves “Antonio Machado” volviese a tener como marco –al igual que el año anterior, en que la Fundación de los Ferrocarriles Españoles entregó la vieja locomotora Sar, más conocida por “Sarita” desde tiempos inmemoriales por todos los habitantes de la comarca- la noble tierra gallega de Padrón.
En la mañana del 11 de junio de 1991, bajo un sol de justicia y entre numerosísimos invitados, Don Juan Carlos y Doña Sofía presidieron el solemne acto en la Casa de los Canónigos y, por la tarde, el Jurado del decimoquinto “Antonio Machado” se reunió en un restaurante cercano, que inauguró a su vez una sala noble que lleva el nombre del escritor padronés. El Jurado, presidido por Camilo José Cela, estuvo formado en esta ocasión por Joaquín Calvo Sotelo, Salvador Clotas, Mercè Sala, Mariano Tudela, Francisco Umbral –ganador de la anterior edición con su cuento “Tatuaje”- Darío Villanueva y Luis Vélez Riesco, que actuó como secretario.
Entre las diez narraciones seleccionadas -de las más de dos mil recibidas- la calidad literaria se mostraba a excelente altura, lo que dio lugar a que las deliberaciones de los miembros del Jurado se extendiesen por bastante tiempo».

La tercera edición de La molondra de don Peliforte pertenece a Cuentos agrios.

ABC, artículo 6

Artículo de ABC

UN TEXTO PLAGADO DE KAS
Por Antonio Gálvez Alcaide.
Publicado en el diario ABC, el día 17 de julio de 1998.

 

Algo de concupiscencia

muslos.jpg

El cuaderno gris. La entradilla de hoy. Josep Pla, uno de esos días que vislumbro su espectro con especial nitidez, por cualquier lado, más bien cerca. Querido amigo, ya empezamos con la onomástica literata, ya está usted poniéndose con la barbilla larga, la pupila afilada, la sonrisilla caliente. Pues claro que sí, la prosa de Eugeni d’Ors es una prosa violinista, de violinista con tortícolis.

Fragmento perteneciente a DIETARIO EN RED 2007-2008.

Cambio climático

Estampa invernal

Días de enero primaverales. El cambio climático. Qué lejanos quedan aquellos días de los años 80 en que fui obrero de una fábrica de Cornellá, con aquel primer contrato, de seis meses, que me sirvió para aprender los rudimentos del albañil, del mozo de almacén. Los endiablados camiones que debíamos cargar. La juventud.

Fragmento perteneciente a DIETARIO EN RED 2007-2008.

Fallecimiento de Francisco Umbral

Ha muerto Francisco Umbral esta misma madrugada. Tenía 72 años. En Dietario en Red 2004-2006 lo califiqué, en largo análisis, como “paje de la literatura española”.

Fragmento perteneciente a DIETARIO EN RED 2007-2008.

Sobre unos libros

Ahora que voy terminando el curso (sólo me queda corregir un puñado de exámenes de recuperación), arranco la lectura de dos libros de narrativa. Como tenía ganas de pillar con tranquilidad a un autor decimonónico, español, echo mano al grueso espacio de la estantería de los pendientes y elijo a Juan Valera, a su Pepita Jiménez, editado por Alianza Editorial.

Entradilla inicial. Texto de DIETARIO EN RED 2004-2006

Elogio de la paja masculina

Pareja desnueda

Elogio de la paja masculina. Espoleado por el genial seudónimo Fornicata, y por la cita de su error reconocido (“Eran demasiado evidentemente fantasías de pajero cuarentón”), me dispongo a incluir una entradilla que, por su lógica, puede sonar a contenido consabido.

Entradilla inicial. Texto de DIETARIO EN RED 2004-2006.

 

Análisis de la obra de Francisco Umbral

Tarde tediosa de Navidad, lluviosa, de centrifugado. Una calma chicha por las calles. Algo de fresco. Se dice que esta noche llega una ola de frío polar. Estoy sentado en el sillón, con la potente luz de mi flexo proyectada sobre un libro. Al escribir “la potente luz de mi flexo”, recuerdo que el flexo se lo señalé con la mano a una antigua novia, que acababa de entrar en el comedor, al mismo tiempo que le definí su potentísima luz redonda con una imagen metafórica:

—Mi pequeño sol.

Recuerdo que la antigua novia se rió y que ese fue mi objetivo, levantarle una sonrisa.

Hojeo un libro de Francisco Umbral. A este hombre lo he leído bastante. Tengo todos estos libros suyos en mi biblioteca, leídos y anotados: El Giocondo, Retrato de un joven malvado, Mortal y rosa, Las ninfas, Amar en Madrid, Teoría de Lola, La noche que llegué al Café Gijón, Trilogía de Madrid, Leyenda del César Visionario, Madrid 1940, Las Señoritas de Aviñón, Las palabras de la tribu, Diccionario de literatura: 1941-1995, Madrid 650, Pío XII, la escolta mora y un general sin ojo, El día en que violé a Alma Mahler, Cela: un cadáver exquisito.

Si a Umbral se le lee a saco, se le descubre la aguja de un disco rayado. (…).

Fragmento inicial de DIETARIO EN RED 2004-2006