Una realidad triste

Contraía la frente, apretaba las quijadas como si pretendiese llorar en voz baja.

Fragmento perteneciente al relato titulado
«En los dientes de la noche» , del libro Cuentos agrios (pág. 54).

Masa de comida

Su pijama era un mar de sudores y rugosidades, y el vientre le escocía como si le hubieran remachado unos espinosos alambres.

Fragmento perteneciente al relato titulado
«En los dientes de la noche» , del libro Cuentos agrios (pág. 49).

Sin palabras

Sin palabras

Pienso que siempre camino sin hablar, que entro al cine sin hablar, que compro alimentos sin hablar, que las palabras

Fragmento perteneciente al relato
titulado «Sobre los escombros» , del libro TRENZADO DE HOMICIDAS (pág. 41).