Iván Tubau, fallecido

Acabo de descubrir en internet que Iván Tubau está muerto. La verdad, la noticia me ha dejado sorprendido, que no impresionado. A mí la muerte ya no me impresiona. A mí la muerte me tiene tan sacudido a hostias que ha dejado de impresionarme, debido a la fuerza del callo. Tampoco queda ya nadie, de sangre directa y fiel, que se me muera. Y los que se me mueran, queridos, morirán después que yo. Qué alivio. Porque la sangre directa y fiel sí que impresiona, al morirse. Qué bien lo sé.

Debido –no hace ni un mes– a la reedición de CALIENTE, de Paz Vega López (yo), hará una media hora me he puesto a consultar en Google si Iván Tubau tiene perfil en Facebook, porque desde el pasado verano le estoy prestando una mayor atención a esta red social (antes sólo llegaban a mi Facebook los enlaces de entradillas de mi blog). Y sí que lo tiene, como demuestra la siguiente captura de imagen:

El último amor platónico del profesor y escritor Iván Tubau tuvo nombre y apellidos: Paz Vega López

Iván Tubau desde Google, póstumo.

Entro en el perfil de Iván y, ¡tacatá!, me encuentro con un obituario, el suyo, que le han colocado en el tablón de su Biografía. Ocurrió hace un par de meses escasos. Menuda sorpresa. Iván Tubau y Paz Vega López (yo) tuvimos una formidable historia de amor cibernétiko, con poema regalado de Iván, una historia de amor que quedará, para siempre, publicada, porque nunka se agotarán los ejemplares de esta reedición de CALIENTE.

–Joé, Iván –le dice mi niña Paz desde la nube que, ahora, ambos comparten–, ahora mi vaca sagrada Gálvez nunka sabrá, por tu boka, lo mal que te sentó descubrir que YO era un tío, mi preciosa vaca sagrada, un tipo casi siempre gruñón y altivo, joven como un vampiro, solitario y BRILLANTE, mal que le pesen todos estos adjetivos. Joé, Iván, ¡te hassssssss muerto!: qué iluso gran polvazo te perdiste conmigo… Kariñossssssss.

Nueva edición, en formato papel, de CALIENTE

Disponible una nueva edición de
Caliente,
en formato papel.
El volumen de esta edición es ligeramente superior que la anterior: 14 x 21,5 cm.
Tiene 198 páginas.

Mi niña Paz, qué tiempos.
Mi niña Paz Vega López, quién te viera como yo te veo.
Si mi niña Paz no perteneciera al mágico mundo de las nebulosas, a estas alturas de la vida contaría 31 años de edad, y tal vez sería madre de familia, o tendría, entre sus más urgentes preferencias, reproducirse.
Me dice mi niña Paz que se reproduzca mi perrita. Me dice mi niña Paz que al mundo de las nebulosas pertenecen mis tías. Me dice mi niña Paz que es eternamente feliz con sus eternos 18 años eternos, con un puesto asegurado en mi corazoncito, y con el hecho de NO haber conocido, personalmente, a sus notables implicados: Arcadi Espada, Iván Tubau, Mihály Dés, Jordi Bernal, José María Albert de Paco, e incluso Pedro de Andrés, que le puso web.
Qué carácter.

Paz Vega López, en CALIENTE

Paz Vega López en un momento sosegado de su estancia en Ibiza

Paz Vega López nació el 30 de octubre de 1985. Se dio a conocer en 2004, con apenas 18 años de edad, cuando empezó a escribir en Internet su diario personal. Ella misma se presentaba así: “Vivo en Madrid. Últimamente estoy insoportable porque he sacado dos nueves en la Sele, en Lengua y en Literatura. Soy una chica precoz. Y no sólo por mi avidez cerebral. A los 12 años hice el amor con mi mejor amiga y a los 14 me desvirgó un novio de la ESO que sólo me duró un mes. Sí. Soy abiertamente bisexual”.

Paz Vega López también es el seudónimo del escritor Antonio Gálvez Alcaide. Su creador afirma que su personaje fue un experimento unamuniano. Y añade: “Sin entrar en la sobrecarga erótica de esta novela, lo que tiene de testimonio es lo que me resulta más curioso. En alguna medida, Paz Vega López sedujo sin proponérselo a una parte de la intelectualidad barcelonesa y de más allá”. Efectivamente, editores, periodistas y escritores consolidados se sintieron atraídos por Paz hasta el punto de rozar el amor. Muchas personas vivieron dentro de una novela sin sospecharlo. Caliente es la historia de Paz Vega López, una chica vivísima con ínfulas literarias que carga, sin tapujos, contra la literatura española actual, llora con los atentados del 11-M o se entera de la muerte de la novelista Carmen Laforet mientras bebe chupitos de tequila y escribe en su blog, momentos antes de trasladarse a la noche madrileña.

Ver ficha completa, aquí.

Dietario en Red 2004-2006. Vol. 1, en iBookstore

DIETARIO EN RED 2004-2006. VOLUMEN 1 es el inicio de DIETARIO EN RED 2004-2006. Disponible en ibookstore.

Ebook Dietario en Red 2004-2006. Volumen 1, de Antonio Gálvez Alcaide, en ibookstoreAntonio Gálvez Alcaide abre su ciclo de memorias con DIETARIO EN RED 2004-2006, un diario que escribió en Internet durante ese período. En estas páginas pronto podemos apreciar una extraña simbiosis entre literatura y vida, y un detallismo insospechado. La cotidianidad del barrio del escritor, que se halla entre los municipios barceloneses de Cornellá de Llobregat y San Juan Despí, se ensambla con sus experiencias, generalmente truculentas, como profesor de instituto. Queda patente su admiración por el escritor Josep Pla, a quien llega a tratar de confidente. De manera singular, analiza la obra de muchos escritores reconocidos, y recuerda vivencias personales con Camilo José Cela y Francisco Umbral, “paje de la literatura española”. Se revisa al sector editorial español, que parece un mundo abotargado, sin alas, dominado por lo insustancial, execrable; así como su paso por tres agencias literarias: Carmen Balcells, MB y Antonia Kerrigan. Se refleja su relación con el periodismo, como el proceso que siguió su primer artículo publicado en prensa, que tuvo un tratamiento deleznable, incluso perverso. No muy desligado del mundo periodístico, se publican las reacciones habidas tras desenmascarar el seudónimo de Paz Vega López, el experimento narrativo y cibernético que le valió el entusiasmo de escritores como Arcadi Espada o Iván Tubau, y que Morfeo ha editado bajo el título de Caliente.
La literatura y la vida, dos realidades separadas que en Antonio Gálvez Alcaide parecen fusionarse con una calidad y una honestidad tan infrecuentes que producen grima.
DIETARIO EN RED 2004-2006. VOLUMEN 1 es el inicio de DIETARIO EN RED 2004-2006. Su espacio temporal se corresponde con las fechas del 26 de octubre al 25 de diciembre de 2004.

DIETARIO EN RED 2004-2006. VOLUMEN 1
también se puede adquirir en
Amazon
GooglePlay
Kobo
Nook

Un prólogo retardado…(160)

El rostro que me inspiró el personaje de Paz Vega López

Paz Vega López, queridísima amiga, me pide que le publique en este parapeto, poco a poco, su primera novela. Ella supone encontrar en mí una «fuente de autoridad» para su promoción.

Texto perteneciente a la novela titulada CALIENTE (pág. 167).

Celos, Iván Tubau perdió la cabeza…(145)

Bonita imagen sobre los celos

Mi delicia me dice por teléfono que

Texto perteneciente a la novela titulada CALIENTE (pág. 151).

* * *

Nota del autor: Vuelvo a recordar que todos los mensajes y e-mails que recibió mi niña Paz fueron reales. Se trataba de los momentos estelares en que mi personaje saltaba de la ficción a la realidad.

Prosigue el mosqueo de Iván Tubau…(141)

Rabia

Iván, Iván… Prefiero responderte al anterior mail.

Texto perteneciente a la novela titulada CALIENTE (pág. 147).

* * *

Nota del autor: Vuelvo a recordar que todos los mensajes y e-mails que recibió mi niña Paz fueron reales. Se trataba de los momentos estelares en que mi personaje saltaba de la ficción a la realidad.

Se revuelve el gallinero…(138)

trolls

Algunos comentarios de mi blog/diario son verdaderamente insoportables.

Texto perteneciente a la novela titulada CALIENTE (pág. 144).

Respuesta de la niña Paz y reacción de Iván Tubau…(135)

timidez

Enviado por Ivan Tubau 

Texto perteneciente a la novela titulada CALIENTE (pág. 141).

* * *

Nota del autor: Vuelvo a recordar que todos los mensajes y e-mails que recibió mi niña Paz fueron reales. Se trataba de los momentos estelares en que mi personaje saltaba de la ficción a la realidad.

Surge su vaca Gálvez…(133)

Antonio Gálvez Alcaide. ¿Antonio Gálvez Alcaide?

¡¡¡Me ha eskrito mi gran vaca Gálvez!!!

(…)

Hola, Paz. Qué dios ni

Texto perteneciente a la novela titulada CALIENTE (pág. 139).

* * *

Nota del autor. Como vi que Iván Tubau estaba ya perdiendo literalmente la cabeza por mi niña Paz, un ente de ficción, un experimento literario que llevé con un secreto hermético, no tuve otro remedio que salir yo mismo como personaje, una vaca sagrada de la niña que no encontraría competencia en amores (así, supuse, se le bajaría un poco el encoñamiento al amigo Iván Tubau, un encoñamiento que me resultaba, a esas alturas, embarazoso).

De fiesta…(122)

Discoteca Atlántida, en Sitges

Madrugada del sábado en La Atlántida, Sitges, Barcelona. Y en lunes para contarlo. Con mi vecino Siscu y toda su tropa. En total tres carracos, los tres guapísimos, los tres con la música a tope. Tanto mi prima como yo, alucinando.

Texto perteneciente a la novela titulada CALIENTE (pág. 128).

¡Regalo de Iván Tubau!…(120)

regalo

La dedicatoria, chulísima. Siempre

Texto perteneciente a la novela titulada CALIENTE (pág. 126).

* * *

Nota del autor: Vuelvo a recordar que todos los mensajes y e-mails que recibió mi niña Paz fueron reales. Se trataba de los momentos estelares en que mi personaje saltaba de la ficción a la realidad.

Amabilidad e insinuación de Iván Tubau, y Mihály Dés la invita a una entrega de premios literarios…(115)

Semen, de Iván Tubau

Kariños. Ivan.

Texto perteneciente a la novela titulada CALIENTE (pág. 121).

* * *

Nota del autor: Vuelvo a recordar que todos los mensajes y e-mails que recibió mi niña Paz fueron reales. Se trataba de los momentos estelares en que mi personaje saltaba de la ficción a la realidad.

Reflexión sobre un pene…(114)

reflexion

Le explicaré a Sandra mi excitación. No la entenderá porque ella es lesbi total.

Texto perteneciente a la novela titulada CALIENTE (pág. 120).

¡¡¡Correo de Mihaly Dés!!!…(109)

Revista Lateral

¡¡¡Correo de Mihály Dés!!! ¡¡¡En persona!!! Os recuerdo que es el director de la revista Lateral.

(…)

* * *

Nota del autor: Vuelvo a recordar que todos los mensajes y e-mails que recibió mi niña Paz fueron reales. Se trataba de los momentos estelares en que mi personaje saltaba de la ficción a la realidad.

 

El lío universitario de Iván Tubau…(99)

Las noches salvajes

(129) Escrito por: Ivan Tubau – 22 Mayo 2004 11:23 PM
Apostilla. Cuando escribí lo mío (115) no había visto lo de Albert de Paco (112). Telegráficamente. Asignatura: Periodismo cultural (que sigo dando). Tema: Adaptaciones al cine de obras literarias. Cyril Collard, «Les nuits fauves» (Las noches salvajes).

Texto perteneciente a la novela titulada CALIENTE (pág. 105).

* * *

Nota del autor: Vuelvo a recordar que todos los mensajes y e-mails que recibió mi niña Paz fueron reales. Se trataba de los momentos estelares en que mi personaje saltaba de la ficción a la realidad.

Sigue la polémica sobre Iván Tubau…(98)

Letra k

(115) Escrito por: Ivan Tubau – 22 Mayo 2004 10:28 PM
Por alusiones (lo intenté antes pero se me perdió —¿en el éter?— debido a mi torpeza internáutica, no sé si propia de mi edad: mi amado cristiano Lorenzo Gomis pasa de los 80 y lo domina).
25: Paz Vega López. Sí, soy escritor: miles de artículos y una cuarentena de libros. ¿En vena? No sé.

Texto perteneciente a la novela titulada CALIENTE (pág. 104).

* * *

Nota del autor: Vuelvo a recordar que todos los mensajes y e-mails que recibió mi niña Paz fueron reales. Se trataba de los momentos estelares en que mi personaje saltaba de la ficción a la realidad.

Sobre Iván Tubau…(97)

Iván Tubau

debate

¿Alguien lo sabe?

Texto perteneciente a la novela titulada CALIENTE (pág. 103).

*   *   *

Nota del autor: Vuelvo a recordar que todos los mensajes y e-mails que recibió mi niña Paz fueron reales. Se trataba de los momentos estelares en que mi personaje saltaba de la ficción a la realidad.

Sin estrellas

estrellas.jpg

Con unos tragos de whisky, tan temprano, compañero del alma, tan temprano. Amaneciendo en mi día libre, el jueves. Y con jornada de huelga en la enseñanza pública. Me pillará dormido, en mi cama. Tal vez soñando con los ojos negros de esta noche, y con la curva de sus cejas, tan espesa, tan insoportablemente repleta de benignidad, gran sospecha.

Fragmento perteneciente a DIETARIO EN RED 2007-2008.

Un contacto generoso

A través de José Ángel Mañas, consigo ponerme en contacto con Roger Wolfe, del que pretendo incluir una cita larga, magnífica, en el próximo libro que editará Morfeo. Wolfe se siente “¡encantado!”. Así da gusto.

Fragmento perteneciente a DIETARIO EN RED 2007-2008.

E-mail a Antonio Robles

Me levanto tempranísimo, como todos los días, una costumbre de gente antigua, de campo, que yo he heredado de mi padre.

Entradilla inicial. Texto de DIETARIO EN RED 2004-2006