Madera de perdedor

Disponible Madera de perdedor, la entrega 2 de Mi cuaderno gris.
iBookstore
Amazon
Tagus

Portada de MADERA DE PERDEDOR

Animado por el elevadísimo valor literario de los diarios de Josep Pla, el escritor barcelonés Antonio Gálvez Alcaide arranca su primer diario, MI CUADERNO GRIS, en septiembre de 2001 para concluirlo en diciembre de 2002. Catorce años después empieza a salir a la luz, mensualmente, cada uno de los tomos que constituye la obra, toda una radiografía de la intimidad, de la comarca del Llobregat, de la ciudad de Barcelona, de los aspectos sociales y políticos de aquellos tiempos convulsos, de la cultura literaria de su época, una época que se enmarca, en el escritor, dentro de un paro laboral forzado y el inicio como profesor de instituto, dentro de una familia devastada por la muerte, rasgada por el principio del fin. MADERA DE PERDEDOR es la segunda entrega de MI CUADRNO GRIS. Se desarrolla del 14 de octubre al 26 de noviembre de 2001.

ÍNDICE de nombres propios (públicos), por orden de aparición:
Govern català, fábrica Elsa Cristalerías Europeas, Charles Bukowski, INEM, ETA, Pau Gasol, abuelo de Pau Gasol: Sáez, madre de Pau Gasol: Marisa, Diario 16, Ignacio Amestoy, Luis Algorri, Benjamín Prado, Camilo José Cela, Josep Pla, José María Aznar, Javier Arenas, Jesús Caldera, José Luis Rodríguez Zapatero, Taekwondo, Nacionalismo catalán, Política Lingüística Cataluña.

ÍNDICE de espacios:
Cornellá de Llobregat, El Padró, San Juan Despí, Las Planas, El Vendrell, Santa Oliva, cementerio de Santa Oliva, Barcelona, Kabul, Afganistán, Santa Cruz de Tenerife, Tibidabo.

Sangre caliente

Estoy cabreado. El mosqueo llama al mosqueo. El tópico del carácter latino, o hispano, o español, se vio ayer muy nítidamente en Santiago de Chile, poco antes de la clausura de su XVII Cumbre Iberoamericana. Reconozco que comulgo simpáticamente con ese tópico, que me gusta la sangre caliente, pero en el apartado de la voz cantante que hierve cargada de razones, no de parloteos, kikirikís, guaguaus y demás onomatopeyas que connotan las personas atarambanadas.

(…)

Fragmento perteneciente a DIETARIO EN RED 2007-2008.

Nacionalidad catalana

Se enreda la madeja de la política incapaz. El canto de sirena procede de Cataluña, un territorio con eco altisonante por rico y con derecho al pataleo, como cualquiera. Del Parlament catalán llega el borrador de un nuevo Estatut, un texto completamente liado, de sintaxis farragosa, ensimismado de sentimientos particulares, desbordado de soberbia nacionalista, equivocado. Y Pasqual Maragall, por president, tiene la batuta.

Nacionalidad catalana pertenece al libro Artículos fronterizos

[/hidepost]