Un golpe (vídeo)

Vídeo 'Un golpe', de Trenzado de homicidasInformación sobre el libro Trenzado de homicidas:
Página en Morfeo Editorial: https://www.morfeoeditorial.com/tienda/trenzado-de-homicidas/
Página en Amazon: https://www.amazon.es/dp/1542320291
Otras plataformas: https://www.morfeoeditorial.com/infotrenzado.htm

En la estantería… Trenzado de homicidas

Qué buena compañía tiene, ahí, mi libro de relatos Trenzado de homicidas, junto al escritor Juan Rulfo  con su novela Pedro Páramo y su libro de relatos El llano en llamas. Literatura pura y dura en un mundo literario aséptico, absolutamente vergonzante.

Más información:
Página en Morfeo Editorial: https://www.morfeoeditorial.com/tienda/trenzado-de-homicidas/
Página en Amazon: https://www.amazon.es/dp/1542320291
Otras plataformas: https://www.morfeoeditorial.com/infotrenzado.htm

 

Laura Mas Jiménez y Kayla Comunicación, mala praxis (y ejemplo de maldad)

Laura, Laura Mas Jiménez, de Kayla Comunicación, me tienes ofendido por tratar mi imagen para tu provecho, sin que haya ningún convenio profesional, ni de ningún tipo, entre tú y yo.

Hace dos meses exactos te pedí que borraras mi imagen de tus redes sociales de Kayla Comunicación, por lo que estabas haciendo sobre algunas de mis fotografías relacionadas con los medios de comunicación y mi novela titulada El solitario. Te lo pedí desde Instagram:

Intrusismo de Kayla Comunicación (Laura Mas Jimenez)

Intrusismo de Kayla Comunicación, de Laura Mas Jiménez

Dices: “¡Más información en el enlace de nuestro perfil!” ¿Qué perfil? Pero si a ti y a mí no nos une ningún perfil. ¿Por qué mientes? ¿Tanto prestigio tiene la alcachofa de Radio Nacional de España (Madrid) para una agencia de comunicación? ¿Acaso la alcachofa de mi fotografía, con el logotipo de Radio Nacional de España (Madrid), publicada en tus redes de Kayla Comunicación, pretende lavar tu imagen del posible odio al país en que vives, España? Un refrán dice: “Dime con quién te juntas y te diré quién eres”. Por ponerte un ejemplo, tú misma te publicas con una de tus amistades aquí, una amistad que dice esto de España aquí. ¡Uf, menuda retórica violenta! ¿La suscribes? ¿Acaso quieres lavar la imagen que te proporcionan tus amistades, frente a futuros clientes “españoles”, utilizando la alcachofa de Radio Nacional de España (Madrid) que aparece en mi fotografía? ¡Pero si en Radio Nacional de España (Madrid) saben que tú no gestionaste mi entrevista! ¡Pero si en Radio Nacional de España (Madrid) deben de saber ya que lo que has hecho conmigo, anunciar una concesión comunicativa falsa, lo puedes hacer con otros! No eres formal, Laura. Se ve que no eres fiable, Laura. Y en lo profesional, esto es nefasto.

Sobre esta fotografía de Instagram, eres tan inteligente que sabes que tus clientes potenciales no necesitan hacer clic en una imagen tan elocuente para, luego, encontrarse con mi humilde y contenida petición de borrado. Sobre esta fotografía de Instagram, eres tan tonta que te creías que yo me iba a quedar con los brazos cruzados ante tu falta de respeto y de educación, ante tu usurpación o intrusismo, ante los beneficios, corrompidos, de tu usurpación o intrusismo, tras dos meses de margen, de silencio, de cortesía.

¿Por qué te gusta quedar como la auténtica autora de esta fotografía? (Tienes más). ¿Por qué te gusta quedar como la auténtica agente de comunicación de mi campaña? (Espero que no te anotes más). ¿Por qué usurpas? ¿Por qué mientes tanto? (Tu perverso engaño, que conservo paso a paso por escrito, e incluso con un mensaje de voz, sobre llevarme una campaña de comunicación, y dejármela “colgada”, y en almacén la reedición del libro elegido, sin ofrecerme la menor explicación, al ser otro tema, lo dejo para otro momento). ¿Por qué no me eliminas definitivamente de tu vida? Efectivamente, porque sabes que yo soy muy valioso como escritor. (Y también la alcachofa de RNE). ¿Vas a seguir manteniendo tu intrusismo fotográfico en Kayla Comunicación después de esta protesta pública? Por supuesto que sí. Porque eres chulísima, españolísima.

Vídeo de Trenzado de homicidas (2018)

Aquí tenemos el vídeo de Trenzado de homicidas en la reedición de 2018.

Vídeo de Trenzado de homicidas, de Antonio Gálvez Alcaide

Presentación de Trenzado de homicidas en You Tube

Página de Trenzado de homicidas en Morfeo Editorial, aquí.
Página de Trenzado de homicidas en otras plataformas, aquí.

Sinopsis

TRENZADO DE HOMICIDAS representa una irrefrenable vuelta de tuerca sin tapujos en el examen de la violencia humana de nuestros días. Sus ocho historias, completamente independientes, se trenzan y sugieren la idea de que cualquiera de nosotros puede verse atrapado en la penosa suerte del azar y sumergirse en la transfiguración de una alimaña, o ser víctima de ella. Tanto las situaciones como sus personajes son muy variados. Así, el desquiciamiento y la neurosis planean por el cielo de San Sebastián con el trasfondo de ETA («Un puzzle gris»); el victimismo de un profesor misógino estalla gravemente ante la indiferencia de lo cotidiano («El fragor de la sangre», también en ebook); el pacifismo de un vagabundo se quiebra frente a una amenaza de muerte («Sobre los escombros», también en ebook); la rapiña de una red pederasta devora y se devora a sí misma («El itinerario», también en ebook); el adulterio femenino se ceba con un hombre apocado, mientras otro se ve en él, como en un espejo («Síntomas», también en ebook); los críos se convierten en auténticos monstruos de homofobia («Cosa de tres», también en ebook); la influencia de una secta opera sobre un matrimonio que la creía superada («El acoso»); la fiesta nocturna se hace añicos por un pequeño detalle inimaginable («Calafell Playa», tambien en ebook), en la historia de ficción más autobiográfica escrita hasta ahora por su autor.

Advertencia

Sí, una advertencia.
Detente.
Mira alrededor.
Ahora clava la vista en tus pies.
Piénsalo.
Ya estás pagando la factura de tu maldad.
Y en este mundo.
Del otro mundo no hablemos.
Ni de ninguna religión habida o por haber.
No teatralices más mentiras.
Tu alma es putrefacta;
y tu futuro, olor de cloaca.

Advertencia: representación, en piedra, de un demonio

Representación, en piedra, de un demonio

Un ejemplo de maldad gratuita

La maldad que acecha. ¿Recuerdan ustedes el hermoso párrafo de mi entradilla del pasado domingo, 5 de agosto? Por si no lo recuerdan, coloco su captura de imagen a continuación:

Elogio respondido con veneno, con maldad

Sí, a nuestro favor, en líneas generales, salvo en los casos particulares en que acecha la maldad de esa misma naturaleza humana. Resulta que al día siguiente, el lunes, anteayer, esta misma mujer encantadora cometió conmigo tal maldad que da vergüenza ajena explicarla. Incluso cuesta creer. Su maldad podría tomarse como una de mis exageradas metáforas. Afortunadamente, tengo la prueba de la maldad de esta mujer encantadora en mi teléfono móvil, para que los ojos de mis íntimos vean y crean. Sí, en mi teléfono móvil, en la radiografía escrita que proporciona la red de mensajería instantánea WhatsApp, la prueba de la maldad de esta mujer encantadora, una maldad mantenida paso a paso a lo largo de más de tres meses, de los cuales, el primer paso tras su retorno fue una fotografía de sus largas piernas hasta la mismísima raya del chichi. Sin embargo, en la prolongada conversación del WhatsApp, como es natural, no aparece ni remotamente el tema del sexo. Esta mujer encantadora utilizó mi confianza en ella, la misma que depositan en ella todos sus clientes, para fríamente cumplir su objetivo en la fecha que ella misma eligió, un día después de su cumpleaños. La ironía del destino es que la larga conversación mantenida con ella en WhatsApp es ya un documento que prueba, objetivamente, que esta mujer encantadora es una persona repugnante. Efectivamente, esta mujer encantadora tiene todos los números para convertirse en personaje de uno de mis cuentos de malditos. Un descubrimiento tardío, una conclusión tras mi enriquecedora experiencia con ella: el mejor impermeable contra la cortesía masculina, contra la ternura masculina, contra el limpio encantamiento masculino, es ser lesbiana.

Dado el perfil profesional de esta mujer encantadora, podría descubrir aquí, como aviso para navegantes, el nombre de su empresa, que es de servicio público, o su propio nombre y apellidos. ¿Para qué? A mí no me gusta perjudicar ni siquiera a las personas que me cocean con su maldad. Bastante tiene esta mujer encantadora con lo que tiene encima: el sufrimiento de un cuerpo que no deja de producirle dolor físico y desequilibrios mentales.

Lo que sí que he hecho, a modo de prevención, ha sido bloquear su cuenta en mi cuenta de Facebook, tanto su cuenta individual como su cuenta profesional, para que no tenga tan sencillo el acceso a un material que ya viene usurpando, y que no enlaza a su cuenta individual (algo legítimo), sino a la profesional, con lo que su empresa se apunta unos tantos comunicativos conseguidos por otros profesionales de su mismo ramo.  Y no solo ha hecho esto en su cuenta de empresa de Facebook, sino también en su cuenta de empresa de Instagram. Espero que con su borrado depure su error, quién sabe si provocado por las palabras necesidad y orgullo, que no economía, puesto que su tren de vida nos obliga a colegir que no necesita para vivir ninguna profesión.

Tenemos a otra persona más que se amontona en el saco cruel de los «hipócritas de mierda». Y a mí, sin escarmentar. Porque esta es la segunda vez que le retiro mi amistad virtual en Facebook a esta mujer encantadora, a la que volví tras un fuerte acceso de melancolía. Efectivamente, esta mujer encantadora siempre me dará pena. Sin embargo, como me diría mi madre: «No sabes de la que te has librado, Antonio». No lo sé, pero me lo figuro.

Como otra lección más de gato escaldado, como otra lección más de perro apaleado, lo que hay que hacer, queridos navegantes, frente a las personas encantadoras, es recordar el cuadro de H. J. Draper, el titulado Ulises y las sirenas, en el que aparece Ulises (Odiseo) amarrado al mástil de su barco, para no sucumbir al encantamiento:

Cuadro de H. J. Draper, titulado Ulises y las sirenas (para no caer en la maldad de la gente)

 

El solitario en formato papel

Dada la imparable reedición de mi obra
de hace una década, en formato papel,
ahora aparece El solitario
Volumen: 14 x 21,5 cm.
Tiene 194 páginas.

La cubierta de la reedición de EL SOLITARIO es distinta de la primera edición en papel

Portada de la novela EL SOLITARIO.

En el número 57 de la calle Escudellers, de Barcelona, vive Salvador, un hombre enfermo y huidizo que arrastra una tragedia personal. De forma inexplicable, su vida empieza a tener paralelismos con la vida de Jesucristo. Rompiendo su terrible soledad aparece Magdalena, una mujer que vive en el famoso barrio chino barcelonés y trabaja como dependienta en el mercado de la Boquería. Entre ellos se produce un amor tan profundo que la miseria de sus vidas se transforma en algo parecido a una constante cucharada de miel. El entorno de Salvador es muy limitado, el mismo que les corresponde a las personas solitarias. Su única relación, más allá de las puertas de su casa y de la irrupción de Magdalena, es la que mantiene con los vecinos de su rellano, que no pueden ocultar el portento que viven en cierta ocasión. Más allá del amor sin cortapisas, del choque entre el bien y el mal, de la denominada violencia de género, de la vida nocturna en la parte vieja de Barcelona, la gran quimera cristiana se convierte en algo tangible, demasiado hermosa para que sea perdurable. Y ante todo, Salvador y Magdalena; Magdalena y Salvador, una pareja inolvidable.

Más información, aquí.

Nueva edición, en papel, de COMO LAS VÍBORAS

Continuando con la renovación de mi obra literaria,
en formato papel, ya está disponible
Como las víboras.
El volumen de esta edición, de 14 x 21,5 cm,
tiene 164 páginas.
(Hay que seguir agarrándose a la silla para su lectura).

La imagen de cubierta de COMO LAS VÍBORAS es la misma que en la versión digital

Cubierta de la novela COMO LAS VÍBORAS. La imagen, en detalle, es del pintor decimonónico William Bouguereau.

COMO LAS VÍBORAS hilvana la difícil andadura de unos personajes repletos de maldad. Es una crítica de la violencia extrema. La horrorosa criminalidad actual, que cada vez difunden más los medios, tiene su parte de representación en esta novela. Las situaciones de COMO LAS VÍBORAS no son el producto de una voz narrativa enfermiza, sencillamente son calcos de nuestra realidad más inmediata, de nuestra realidad pretérita, de nuestra tradición literaria, una tradición que camina entre Virgilio, el romancero viejo y las crónicas de Alfonso de Valdés.
Prácticamente toda la acción de la novela se desarrolla en Ávila, dentro y fuera de sus murallas medievales. El espíritu medieval y renacentista posee los albores del siglo XXI, con sus mayores virtudes y sus más deleznables taras. Las rutas teresianas, las huellas románico-góticas cambiarán de perspectiva tras la lectura de COMO LAS VÍBORAS. En este sentido, el público lector habrá de revisar también sus sentimientos, los motivos que le llevan a entristecerse o incluso simpatizar con el joven Frankie, el personaje protagonista, uno de los individuos más abominables de la literatura contemporánea.

Todas las versiones, aquí.

El itinerario, en iBookstore

EL ITINERARIO, relato perteneciente a Trenzado de homicidas, disponible en iBookstore.

Ebook El Itinerario, de Antonio Gálvez AlcaideEL ITINERARIO es la historia de dos hombres muy peculiares: Satán y el Yanqui. Decir que ambos son actores porno es decir muy poco, ya que ambos ruedan películas de sexo con asesinatos reales, las llamadas películas snuff. El personaje principal del relato es Satán, todo un ejemplo de persona sin alma que irá demostrándolo a cada paso que da, con cada palabra que pronuncia. La acción se desarrolla entre Barcelona, Castelldefels y Castellbisbal, poblaciones que conocieron el mal aliento de Satán y la velocidad de su Ferrari. EL ITINERARIO es uno de los relatos del libro de cuentos titulado TRENZADO DE HOMICIDAS. EL ITINERARIO constituyó la génesis de la novela COMO LAS VÍBORAS, otra vuelta de tuerca en la singular narrativa de Antonio Gálvez Alcaide sobre el tema de la violencia.

EL ITINERARIO
también se puede adquirir en
GOOGLE PLAY

Abominable crimen, en iBookstore

ABOMINABLE CRIMEN es el inicio de COMO LAS VÍBORAS, una novela del escritor barcelonés Antonio Gálvez Alcaide. Disponible en ibookstore.

Ebook Abominable crimen, el inicio de la novela Como las víboras, de Antonio Gálvez Alcaide, en ibookstoreSinopsis de COMO LAS VÍBORAS:
La novela COMO LAS VÍBORAS hilvana la difícil andadura de unos personajes repletos de maldad. Es una crítica de la violencia extrema. La horrorosa criminalidad actual, que cada vez difunden más los medios, tiene su parte de representación en COMO LAS VÍBORAS. Las situaciones de COMO LAS VÍBORAS no son el producto de una voz narrativa enfermiza, sencillamente son calcos de nuestra realidad más inmediata, de nuestra realidad pretérita, de nuestra tradición literaria, una tradición que camina entre Virgilio, el romancero viejo y las crónicas de Alfonso de Valdés.

Prácticamente toda la acción de COMO LAS VÍBORAS se desarrolla en Ávila, dentro y fuera de sus murallas medievales. El espíritu medieval y renacentista posee los albores del siglo XXI, con sus mayores virtudes y sus más deleznables taras. Las rutas teresianas, las huellas románico-góticas cambiarán de perspectiva tras la lectura de COMO LAS VÍBORAS. En este sentido, el público lector habrá de revisar también sus sentimientos, los motivos que le llevan a entristecerse o incluso simpatizar con el joven Frankie, el personaje protagonista, uno de los individuos más abominables de la literatura contemporánea.

ABOMINABLE CRIMEN
también se puede adquirir en
Amazon
GooglePlay
Kobo
Nook

Un acceso de pánico

Pánico

Su respiración despedía vaharadas de pánico. Se fijó en la puerta del recibidor.

Fragmento perteneciente a la novela titulada El solitario (pág. 78).

La boa, ya en e-book

Puede decirse que el relato BOA PELO CRESPO ha sido escrito con las tripas.

Aguas del Manzanares

El río Manzanares a su paso por el puente de Segovia, en Madrid

“Nunca te quise y hoy no va a ser menos”.

Fragmento perteneciente al relato titulado
«La molondra de don Peliforte» , del libro Cuentos agrios (pág. 99).

Interrogantes

Nadie, por lo menos en este pueblo, se merece la vida.

Fragmento perteneciente al relato titulado
«La confesión» , del libro Cuentos agrios (pág. 32).

Personalidad tipo

.

Qué asquito dan. Y qué pronto les vi el plumero. El hombre es irascible, un hombre incapaz de sonreír, con un torbellino de oscuridad oculta. Es, con todo el contenido de su acritud, una mala sombra.  La mujer es picajosa, una mujer de mirada severa, que responde a la amabilidad con púas, una mujer de huesos eléctricos y pelo pintado. Ambos repercuten en mi vida como la mierda fugaz que, aplastada, siempre despreciada, se cruza en nuestro camino. Qué gran delicia es saber lo que son: una descomunal eventualidad, una mísera gota en el inmenso río de una vida.

Balance del curso 2009-2010

Al final, irremediablemente, terminó recordándome a las morenazas de las películas que hacen de mala.

Fragmento perteneciente a DIETARIO EN RED 2009-2010

Un idiota en mi entorno

Hay un bobo que, por culpa de la influencia de una mujer, me mira como a un mamarracho. Apenas lo conozco. Apenas nos conocemos. Yo, de él, tan sólo he tenido indicios clarísimos de su memez. Tenemos a un bobo que me mira mal, por culpa de una mujer. Es largo de estatura, corto de miras, un bobo que se me atreve con palabras chamuscadas precisamente porque es bobo. No sabe dónde se mete. Psicológicamente, pueden volarle los dientes.

Fragmento perteneciente a DIETARIO EN RED 2009-2010

Hora del retiro

Los granizos ya sólo forman parte de la memoria.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 152).

Un mal cliente

Sus hijos todavía no lo odian, sólo lo temen.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 151).

Desbordante trasiego

—¡Hijoputa —dice—, que te voy a partir la boca!

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 148).