La gloriosa erección, según Manuel Vicent

Movido por el afán de la precisión del adjetivo, que Josep Pla manejaba magistralmente, y leyendo uno de los periódicos atrasados que acumulo en el quemadero, me pongo a averiguar el grado de precisión de un adjetivo colocado por Manuel Vicent, en El País. Manuel Vicent califica de «gloriosa» la erección que mantienen en un posado fotográfico los filósofos Friedrich Nietzsche y Paul Rée, junto a la preciosa Lou Andreas-Salomé, quien no solo merece a su alrededor una gloriosa erección, sino miles. Aquí tengo remarcado en rojo las llamativas líneas de Manuel Vicent, escritor valenciano, una de las últimas sonrisas que actualmente escriben en los periódicos.

Recorte del artículo de Manuel Vicent
Como internet lo contiene todo, incluso la piedra filosofal, si se rebusca como en una escombrera, puesto que el destino premia a los humildes; como internet lo contiene todo, digo, me puse a buscar, con cierta ansiedad, la confirmación de que Friedrich Nietzsche, bastante famoso por su teoría filosófica del «superhombre», maridaba a la virtud idealista del superhombre un correspondiente plano físico de supercojones. Encontré la fotografía, y la decepción no pudo ser más profunda, puesto que me llevó a ella la estupenda adjetivación de Manuel Vicent, en este caso fallida. Aquí está la fotografía.

Friedrich Nietzche, Paul Rée y Lou Andreas-Salomé, desnudos
La erección de Paul Rée es tan mínima que ni se aprecia como tal, y la erección de Friedrich Nietzsche, absolutamente alejada de Príapo, es tan vulgar como deslucida. Puesto que las gloriosas erecciones miran al techo, no hacia el frente, la de Friedrich, o hacia el suelo, que ya resultan patéticas, por lo que tienen de capa caída.

Un consejo: si usted desea poseer una gloriosa erección, digiera usted una comida diaria como lo hacían vuestros abuelos en sus pueblos. O sea, coma usted comida de pueblo. No importa de qué pueblo. Verá usted cómo al cabo de unos meses el glande de su erección saluda al cielo. Doy fe de ello.

Corridas de toros

Hoy el columnista Manuel Vicent, en El País, se lleva las manos a la cabeza, se pregunta qué hacían los pájaros de Joaquín Sabina y Joan Manuel Serrat en una corrida de toros, como si la poesía que encierran las canciones de estos dos cantautores no comulgaran buenamente con una fiesta denominada bárbara por cierta intelectualidad española, entre la que se encuentra el bueno de Manolo, helenista, civilizado, flaco de toda la vida, articulista que se defiende todos los domingos más bien que regular.

Fragmento perteneciente a DIETARIO EN RED 2007-2008.

Cervantes, Manuel Vicent, Javier Marías

Ayer publicó el diario El País, en su suplemento dominical, un homenaje a Cervantes, a su novela el Quijote. Distintos articulistas y novelistas rinden pleitesía literaria al hombre, a su principal novela, aprovechando que van a conmemorarse los cuatro siglos justos de su publicación. Se recogen ciertas prosas con mayor o menor fortuna. Participan Manuel Vicent y Javier Marías.

Entradilla inicial. Texto de DIETARIO EN RED 2004-2006