Escapada a Salamanca

ESCAPADA A SALAMANCA, una de las partes del libro
MI CUADERNO GRIS, ya disponible.

Desde Alibri (Barcelona)
Desde Librerías Independientes (selecciona la tuya en la parte superior)
Desde Casa del Libro
Desde Agapea
Desde Amazon
Desde TodosTusLibros

Cerrazón

CERRAZÓN, una de las partes del libro
MI CUADERNO GRIS, ya disponible.

Desde Alibri (Barcelona)
Desde Librerías Independientes (selecciona la tuya en la parte superior)
Desde Casa del Libro
Desde Agapea
Desde Amazon
Desde TodosTusLibros

Mi cuaderno gris, cita 7

Cita 7 del libro titulado
MI CUADERNO GRIS,
la novedad de abril de Morfeo.

Desde Alibri (Barcelona)
Desde Librerías Independientes (selecciona la tuya en la parte superior)
Desde Casa del Libro
Desde Agapea
Desde Amazon
Desde TodosTusLibros

Carta a una amada

CARTA A UNA AMADA, una de las partes del libro
MI CUADERNO GRIS, ya disponible.

Desde Alibri (Barcelona)
Desde Librerías Independientes (selecciona la tuya en la parte superior)
Desde Casa del Libro
Desde Agapea
Desde Amazon
Desde TodosTusLibros

Mi cuaderno gris, cita 6

Cita 6 del libro titulado
MI CUADERNO GRIS,
la novedad de abril de Morfeo.

Desde Alibri (Barcelona)
Desde Librerías Independientes (selecciona la tuya en la parte superior)
Desde Casa del Libro
Desde Agapea
Desde Amazon
Desde TodosTusLibros

Adiós, Vallirana

ADIÓS, VALLIRANA, una de las partes del libro
MI CUADERNO GRIS, ya disponible.

Desde Alibri (Barcelona)
Desde Librerías Independientes (selecciona la tuya en la parte superior)
Desde Casa del Libro
Desde Agapea
Desde Amazon
Desde TodosTusLibros

Mi cuaderno gris, cita 5

Cita 5 del libro titulado
MI CUADERNO GRIS,
la novedad de abril de Morfeo.

Desde Alibri (Barcelona)
Desde Librerías Independientes (selecciona la tuya en la parte superior)
Desde Casa del Libro
Desde Agapea
Desde Amazon
Desde TodosTusLibros

Rutina de la mala gente

RUTINA DE LA MALA GENTE, una de las partes del libro
MI CUADERNO GRIS, ya disponible.

Desde Alibri (Barcelona)
Desde Librerías Independientes (selecciona la tuya en la parte superior)
Desde Casa del Libro
Desde Agapea
Desde Amazon
Desde TodosTusLibros

Mi cuaderno gris, cita 4

Cita 4 del libro titulado
MI CUADERNO GRIS,
la novedad de abril de Morfeo.

Desde Alibri (Barcelona)
Desde Librerías Independientes (selecciona la tuya en la parte superior)
Desde Casa del Libro
Desde Agapea
Desde Amazon
Desde TodosTusLibros

Triste hervidero

TRISTE HERVIDERO, una de las partes del libro
MI CUADERNO GRIS, ya disponible.
La portada electrónica de esta parte
y la portada de la edición en papel comparten imagen.

Desde Alibri (Barcelona)
Desde Librerías Independientes (selecciona la tuya en la parte superior)
Desde Casa del Libro
Desde Agapea
Desde Amazon
Desde TodosTusLibros

Mi cuaderno gris, cita 3

Cita 3 del libro titulado
MI CUADERNO GRIS,
la novedad de abril de Morfeo.

Desde Alibri (Barcelona)
Desde Librerías Independientes (selecciona la tuya en la parte superior)
Desde Casa del Libro
Desde Agapea
Desde Amazon
Desde TodosTusLibros

Melancolía

MELANCOLÍA, una de las partes del libro
MI CUADERNO GRIS, ya disponible.

Desde Alibri (Barcelona)
Desde Librerías Independientes (selecciona la tuya en la parte superior)
Desde Casa del Libro
Desde Agapea
Desde Amazon
Desde TodosTusLibros

Mi cuaderno gris, cita 2

Cita 2 del libro titulado
MI CUADERNO GRIS,
la novedad de abril de Morfeo.

Desde Alibri (Barcelona)
Desde Librerías Independientes (selecciona la tuya en la parte superior)
Desde Casa del Libro
Desde Agapea
Desde Amazon
Desde TodosTusLibros

Madera de perdedor

MADERA DE PERDEDOR, una de las partes del libro
MI CUADERNO GRIS, ya disponible.

Desde Alibri (Barcelona)
Desde Librerías Independientes (selecciona la tuya en la parte superior)
Desde Casa del Libro
Desde Agapea
Desde Amazon
Desde TodosTusLibros

Mi cuaderno gris, cita 1

Cita 1 del libro titulado
MI CUADERNO GRIS,
la novedad de abril de Morfeo.

Desde Alibri (Barcelona)
Desde Librerías Independientes (selecciona la tuya en la parte superior)
Desde Casa del Libro
Desde Agapea
Desde Amazon
Desde TodosTusLibros

Cae Nueva York

CAE NUEVA YORK, una de las partes del libro
MI CUADERNO GRIS, ya disponible.

Desde Alibri (Barcelona)
Desde Librerías Independientes (selecciona la tuya en la parte superior)
Desde Casa del Libro
Desde Agapea
Desde Amazon
Desde TodosTusLibros

Mi cuaderno gris, disponible

Superados los escollos,
ya tenemos disponible
MI CUADERNO GRIS.

Algunas librerías:

Desde Alibri (Barcelona)
Desde BookShop (selecciona la tuya en la parte superior)
Desde Casa del Libro
Desde Agapea
Desde Amazon
Desde TodosTusLibros

Cubierta de Mi cuaderno gris

Aquí tenemos la portada,
contraportada
y solapas de
Mi Cuaderno gris

Más información sobre el libro

Vídeo de Mi cuaderno gris

Aquí tenemos el vídeo,
para You Tube,
de Mi cuaderno gris.

Algunas librerías:

Desde Alibri (Barcelona)
Desde Librerías Independientes (selecciona la tuya en la parte superior)
Desde Casa del Libro
Desde Agapea
Desde Amazon
Desde TodosTusLibros

Mi cuaderno gris

Ya en preventa,
MI CUADERNO GRIS

En el hospital, y sobre una reina:

Erotómano

Fotograma de una película italiana de los años 70.

ADVERTENCIA DE UNA MUJER
En el hospital de Valencia, estudiando yo el último año de Medicina, ingresó en una sala un hombre joven de veinte o veintidós años a lo más, demacrado, en los huesos, con una tuberculosis de las que llamaban entre el pueblo tisis galopante. Le acompañaba su mujer, una rubia muy perfilada y muy guapa.
A un condiscípulo y a mí nos encargó el profesor que hiciéramos la historia clínica del enfermo.
El tuberculoso estaba en plena consunción, sin remedio, y apenas tenía fuerzas para hablar. Le preguntamos a su mujer qué le había pasado al enfermo, qué origen tenía el mal de su marido.
Ella nos dijo, naturalmente, con otras palabras, que era un erotómano y que así se había exterminado. La explicación de la mujer fue muy cruda y muy cínica.
Al principio nos pareció que la rubia tenía cariño por el enfermo, pero dos o tres días después nos dijo con frialdad:
–No hagan ustedes mucho caso de este, porque es un hombre muy ingrato.
Problamente la mujer estaba deseando que se muriera su marido.

FERNANDO VII
Como se sabe, Fernando VII, aconsejado por los médicos, llevó a su mujer, la reina María Amalia, al balnearia de La Isabela para ver si tenía descendencia.
Habían salido de Sacedón una tarde de agosto de calor sofocante. La reina iba en coche, y los palaciegos y el rey, a pie.
El tiempo era pesado, de bochorno, Fernando VII dijo, de mal humor:
–De aquí vamos a salir todos preñados… menos la reina.

Fragmentos pertenecientes al libro de Pío Baroja, Bagatelas de otoño (págs. 28 y 38).

Escritos míos donde aparece Pío Baroja:
Dietario en Red 2004-2006: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
Dietario en Red 2007-2008: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
Artículos fronterizos: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
Cae Nueva York: (iBookstore, Amazon, Tagus)
Madera de perdedor: (iBookstore, Amazon, Tagus)
Escapada a Salamanca: (iBookstore, Amazon, Tagus)

El nacionalismo y Pío Baroja (III)

(El nacionalismo y Pío Baroja, tercera entrega)

Una reseña biográfica de Pío Baroja

Una reseña biográfica de Pío Baroja. Gracias al periodismo, Baroja fue un escritor viajado, una buena dosis contra el nacionalismo.

Julio César, que conocía muy bien a los pueblos, dijo a los españoles unas frases muy severas después de la batalla de Munda.

«Habéis aborrecido siempre la paz de tal manera, que nunca pudo el Pueblo Romano dejar de tener entre vosotros las legiones. Los beneficios los recibís como injurias y estimáis por favores los agravios. Así, jamás habéis podido conservar ni la concordia en la paz ni el valor en la guerra».

Aun descontando la irritación de César, yo me temo que en estas palabras severas haya un gran fondo de verdad.

Por lo menos, la concordia en la paz bien claramente se ve que no la sabemos conservar.

Si se llega a establecer la autonomía de Cataluña a disgusto de los demás españoles, es de temer que éstos vayan hasta la ruina con tal de perjudicar a los catalanes, y los catalanes, a pesar de ser comerciantes y prácticos, hagan cualquier absurdo para mortificar a los castellanos.

Es así la raza: fácil para la saña, para la venganza, como es fácil también para el entusiasmo y la cordialidad. ¡Qué obra la de los catalanistas y los bizkaitarras! ¡Excitar el odio interregional, fomentar el kabilismo español ya dormido! ¡Qué pobreza! ¡Qué miseria moral! ¡Qué fondo de plebeyez se necesita para emprender esa obra!

Esas gentes que llevan barretina, que es como un calcetín puesto en la cabeza, o esos vascongados de Bilbao, que gastan una boina tan pequeña que parece un solideo, no pueden discurrir como nosotros. Son chapelchiquis.

Hay que tener en cuenta que el insultarse no es necesario ni aun para la separación. Los noruegos no necesitaron insultar a los suecos para separarse de ellos; pero estos eran chapelaundis.

Cierto que un escritor como Maragall reaccionó contra esta tendencia y ensalzó a todas las regiones de España; pero en sus versos laudatorios se notaba en el fondo la política.

Fragmento perteneciente al libro de Pío Baroja, Momentum catastrophicum (pág. 39).

Escritos míos donde aparece Pío Baroja:
Dietario en Red 2004-2006: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
Dietario en Red 2007-2008: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
Artículos fronterizos: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
Cae Nueva York: (iBookstore, Amazon, Tagus)
Madera de perdedor: (iBookstore, Amazon, Tagus)
Escapada a Salamanca: (iBookstore, Amazon, Tagus)

El nacionalismo y Pío Baroja (II)

(El nacionalismo y Pío Baroja, segunda entrega)

Pío Baroja y la palabra verdad

Pío Baroja: «Es que la verdad no se puede exagerar. En la verdad no puede haber matices» (aquí no se nos escapa otro pecado del nacionalismo)

Enfrente de esta vanidad, de este deseo de figurar, está el español pasivo, perezoso, sin deseo, que no siente la gran necesidad de figurar en el mundo. Ante esta necesidad, el catalán se irrita. (…). Por extraño contraste, el catalán, que tiene más apetito de gloria que el castellano, no tiene una tradición tan gloriosa como éste, sobre todo para el resto del mundo.

Para el extranjero, España es el Cid, es don Juan, es el Quijote, es La vida es sueño, son los cuadros de Velázquez y de Goya, es la conquista de América, son los chapelaundis del Bidasoa. Y en todo esto los catalanes han colaborado poco. Es decir, que la representación de la España gloriosa está, principalmente, en Castilla.

Castilla y las provincias unidas a ella tuvieron la suerte en el pasado de producir sus hombres más ilustres y de realizar sus más altas empresas en el momento en que la luz del mundo se dirigía muy principalmente a ellas.

Después vino la penumbra de España, cosa natural, porque la Península no tiene la pasta mineral catalana necesaria para ser una gran nación, y su explendor tenía que ser un explendor pasajero. ¿Cómo luchar desde la modestia de nuestros medios económicos actuales con ese momento brillante que dejó en el mundo la impresión de algo definitivo?

La cosa es difícil y tiene que desanimar a quien la emprenda.

De aquí la acritud, la amargura de los catalanes al verse excluidos de unos hechos históricos definitivos e irremediables, y al comprobar que esos hechos deslucen los intentos modernos.

Esta es para mí la razón principal de que los catalanes no tengan amor por España. Se me dirá que la mayoría de los españoles tampoco tiene amor por Cataluña. Cierto. Esperar que unas regiones amen a otras, que unos individuos tengan cariño por otros, es una utopía para todo el que no sea un chapelaundi; pero al menos podíamos contentarnos con que el «Amaos los unos a los otros» fuese en la práctica: «Soportaos los unos a los otros».

Tampoco, sin duda, esto es posible ni en los individios ni en las regiones.

Fragmento perteneciente al libro de Pío Baroja, Momentum catastrophicum (pág. 36).

Escritos míos donde aparece Pío Baroja:
Dietario en Red 2004-2006: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
Dietario en Red 2007-2008: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
Artículos fronterizos: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
Cae Nueva York: (iBookstore, Amazon, Tagus)
Madera de perdedor: (iBookstore, Amazon, Tagus)
Escapada a Salamanca: (iBookstore, Amazon, Tagus)

El nacionalismo y Pío Baroja (I)

El nacionalismo vasco quiere basarse sobre la idea de la raza, así es de endeble y de raquítico. Es una teoría de chapelchiquis.
El que no tiene los cuatro apellidos vascos no es vascongado, según nuestros nacionalistas.

El nacionalismo y Pío Baroja (I)

El nacionalismo y Pío Baroja (I)

Ya podemos los que no estamos en ese caso preparar la maleta para el momento en que triunfen los bizkaitarras. Lo extraño es que uno de los primeros que tendrá que largarse del país será uno de los jefes bizkaitarras: el Sr. Sota.
Los nacionalistas catalanes, más enterados que los vascongados y más cucos, no han hecho hincapié en esta idea de la raza: aquellos datos de los índices cefálicos del doctor Robert los abandonaron como una fantasía sin valor, y han ido a afirmar la nación a la manera que la afirmaba Renan, como un todo espiritual, con una idea, con un lenguaje y con una dirección.
Otros sostenes además de la raza tiene el nacionalismo, la religión, el idioma, la cultura, la historia, la simpatía y la antipatía, y, por último, el interés.

Hablaré de todo ello de una manera rápida, no desde el punto de vista político y práctico, sino desde un punto de vista espiritual literario chapelaundiano.
De todos estos factores del nacionalismo, para mí en el catalanismo y el vasquismo influyen, más que nada, la antipatía y el interés.

El catalán tiene una vanidad vidriosa, y le molesta y le irrita ser de un país, como España, que no figura hoy en el mundo. Ahí está el caso de la guerra actual. España no ha figurado, no ha tomado parte en el conflicto; los catalanes no podrán estar entre los aliados entre músicas, banderas y colgaduras. Esto le entristece al catalán, y ha llegado a creer que el resto de los españoles ha tenido la culpa, porque se acomodan a vivir sin brillo y sin fanfarria.
El catalán quiere ser interesante a toda costa. Así ha dicho Cambó: «Cataluña es el país más idealista y más romántico del mundo». Mañana dirá: «Cataluña es el país más realista y menos romántico del mundo», y se quedará tan tranquilo. Los hombres del «Debe» y «Haber» son así.

Fragmento perteneciente al libro de Pío Baroja, Momentum catastrophicum (pág. 34).

Escritos míos donde aparece Pío Baroja:
Dietario en Red 2004-2006: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
Dietario en Red 2007-2008: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
Artículos fronterizos: (iBookstore, Amazon, Tagus, Kobo, Nook)
Cae Nueva York: (iBookstore, Amazon, Tagus)
Madera de perdedor: (iBookstore, Amazon, Tagus)
Escapada a Salamanca: (iBookstore, Amazon, Tagus)