El agua de la Luna

Es un hecho confirmado: hay agua en la Luna, y en cantidades apreciables. Se trata de un agua helada que no ha recibido la luz del Sol en miles de millones de años. Así que tenemos un agua oscura, no aclarada ni limpiada por ningún amasijo de luz. Nos encontramos con un agua escuchimizada, presumiblemente enfermiza y en estado de bravos bloques de hielo. Se dice que este hielo podría usarse para obtener agua potable. Qué bien suena. Sobre todo porque desde pequeños nos enseñan que agua también significa vida. Un importantísimo asunto que no debería olvidarse.

(más…)