Emociones

Un plato roto

Viéndose a sí misma, le asoman las primeras lágrimas.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 64).

Continúan los pasos del camino

Frío en la mano

Nadie la escucha, ni siquiera le dedican una mirada fugaz.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 63).

El abrigo de los cipreses

Cipreses en un cementerio

Otra vez digo que los olores traen recuerdos.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 61).

La furia de una tormenta

Tormenta

Todo el pueblo estaba impregnado de la fragancia de muchos cipreses.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 60).

Niñez en La Victoria, Córdoba

Cipreses

Los olores traen recuerdos.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 59).

El esqueleto Federico y la joven Angelines

Despertar, de Marilu Kuhne

El esqueleto Federico está más frío que la difunta Mercedes.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 55).

Fantasmas

Representación de un fantasma

Me levanto. Dejo la botella de cerveza en la arena. Me he quedado sin habla. Ella me lleva de la mano.

Fragmento perteneciente a
TRENZADO DE HOMICIDAS
.

Rara hospitalidad

Camiseta con sangre

Me bajo la camiseta escandalosamente impregnada de sangre.

Fragmento perteneciente a
TRENZADO DE HOMICIDAS
.

¿Fenómenos paranormales?

Formas extrañas

—¿La has visto?

Fragmento perteneciente al relato
titulado «El acoso» , del libro TRENZADO DE HOMICIDAS (pág. 114).

Sombras

Sombras

Pero el aire había cambiado de estrategia,

Fragmento perteneciente al relato
titulado «El acoso» , del libro TRENZADO DE HOMICIDAS (pág. 112).

Incógnitas

Incógnitas

—¿Pero qué te ocurrió ayer?

Fragmento perteneciente al relato
titulado «El acoso» , del libro TRENZADO DE HOMICIDAS (pág. 110).

E-mail de Paula Canal (editorial Anagrama)…(148)

alegria

(…) En el e-mail que nos enviaba no había ningún (…)

Texto perteneciente a la novela titulada CALIENTE (pág. 154).

* * *

Nota del autor: Vuelvo a recordar que todos los mensajes y e-mails que recibió mi niña Paz fueron reales. Se trataba de los momentos estelares en que mi personaje saltaba de la ficción a la realidad.

Figura retórica: imprecación…(56)

furia

Oye, Inkisidor, ni siquiera respetas a tu madre fallecida. (…)

Texto perteneciente a la novela titulada CALIENTE (pág. 63).

Nota del autor:
Vuelvo a recordar que todos los mensajes de la novela dirigidos a personas, tanto con seudónimos como con nombres propios, se reprodujeron en el ámbito de la realidad. Se dirigieron a personas de carne y hueso. Muchas conocidas; otras, en la máscara de un seudónimo. Vuelvo a recordar que buena parte de esta novela se asienta en lo que más o menos se denomina «interacción multimedia on-line».

¿Brujería? ¿Profecía?…(35)

bruja

bicefalo

Se me puso delante, en plena acera, una extraña mujer de unos sesenta años. Frenó mi marcha.

(…)

Texto perteneciente a la novela titulada CALIENTE (pág. 46).