Un nuevo adiós

El esqueleto Federico, por el que nadie apuesta un duro, camina por las solitarias callejas de las fábricas.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 163).

Mi primera niña Rocío

Querida Rocío, el otro día, escuchando a Pepe Marchena, me quedé muy impresionado. Reparé en que un verso apenas venía a colación, ya sabes, aquello de la cohesión.

Entradilla inicial. Texto de DIETARIO EN RED 2004-2006