«Tímido esbozo», página 37

Un estímulo que pellizca, un suspiro descarrilado, unos puntuales latidos en las sienes, como el inesperado y brusco titilar de la angustia, son suficientes para sacarnos fuera. Repentinamente notamos que una parte de nuestro espíritu serpentea como los soplos del aire, entre las bocanadas del aire, y lo detenemos. Pero hoy debe ser distinto.

Fragmento inicial del artículo «Tímido esbozo», perteneciente al libro Articulismo formal (pág. 37, Morfeo Editorial, Barcelona, junio, 2020), ya a la venta.

«Tímido esbozo», ABC, 30/08/1998

«Cuestión de pulmón», página 33

Aquí no hay quien pare. Casi cuarenta grados. Las vacaciones. La sierra. La siesta. Seguro que ustedes asocian la severidad de una canícula áspera, casi en chispas, con determinadas escenas delirantes. Pues aquí no hay quien pare.

Fragmento inicial del artículo «Cuestión de pulmón», perteneciente al libro Articulismo formal (pág. 33, Morfeo Editorial, Barcelona, junio, 2020), ya a la venta.

«Cuestión de pulmón», ABC, 18/08/1998

Mi artículo «Cuestión de pulmón» (ABC,1998), en abierto

¡¡¡Menudo verano aquel!!!

Ya está listo mi artículo de ABC «Cuestión de pulmón»,
en la plataforma de Morfeo.

El enlace

La personalidad de un perro

Frente a las fuerzas vivas y el signo de la cruz, incluso los perros parecen personas.

Perro como persona