Dietario en Red 2004-2006, nueva edición en papel

Nueva edición, en formato papel, de
Dietario en Red 2004-2006.
Volumen: 14 x 21,5 cm.
Tiene 242 páginas.

Amada Marilyn, en el Dietario

Cubierta de Dietario en Red 2004-2006.

Dietario en Red 2004-2006 es un diario que escribió en Internet durante ese período el escritor Antonio Gálvez Alcaide. En estas páginas pronto podemos apreciar una extraña simbiosis entre literatura y vida, y un detallismo insospechado. La cotidianidad del barrio del escritor, que se hallaba entre los municipios barceloneses de Cornellá de Llobregat y San Juan Despí, se ensambla con sus experiencias, generalmente truculentas, como profesor de instituto. Queda patente su admiración por el escritor Josep Pla, a quien llega a tratar de confidente. De manera singular, analiza la obra de muchos escritores reconocidos, y recuerda vivencias personales con Camilo José Cela y Francisco Umbral, “paje de la literatura española”. Se revisa el sector editorial español, que parece un mundo abotargado, sin alas, dominado por lo insustancial, execrable; así como su paso por tres agencias literarias. Se refleja su relación con el periodismo, como el proceso que siguió su primer artículo publicado en prensa, que tuvo un tratamiento deleznable, incluso perverso. No muy desligado del mundo periodístico, se publican las reacciones habidas tras desenmascarar el seudónimo de Paz Vega López, el experimento narrativo y cibernético que le valió el entusiasmo de escritores como Arcadi Espada o Iván Tubau, y que está editado bajo el título de Caliente. La literatura y la vida, dos realidades separadas que aquí parecen fusionarse con una honestidad tan infrecuente que produce grima.

Más información, aquí.

Un levantamiento

La tenía sobre sus rodillas, la arrullaba en su pecho marchito, la mojaba de lágrimas

Fragmento perteneciente al relato
titulado «Eduvigis Lindavista» , del libro Relatos del fuego sanguinario y un candor (pág. 18).

Cautiverio

La niña Eduvigis creció con mimo y amor, como corresponde a una santa.

Fragmento perteneciente al relato
titulado «Eduvigis Lindavista» , del libro Relatos del fuego sanguinario y un candor (pág. 17).

Mensaje a Maragall

Decía Pío Baroja que siempre se había inhibido de la política, que le había parecido un juego sucio de compadres, que si a veces se había asomado a ella, lo había hecho por curiosidad, como puede uno entrar en una taberna.

Entradilla inicial. Texto de DIETARIO EN RED 2004-2006