Sus mujeres

Periodontitis (piorrea)

—¡Galleguiña, tía!

Y viene la galleguiña.

Fragmento perteneciente al relato titulado
«Aquella que fue», del libro Cuentos agrios (pág. 119).

Con el morrazo

Un orangután

Se marcha del infierno caminando como un orangután

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 22).

Colgados

Deuda impagada

—¡Eh, colega, ábrete ya! —dice al hermano de Angelines.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 21).

La joven Angelines

Fumándose un porro

Sale del terrado por culpa de un olor extraño que lo sofoca, un olor que llega arrasando del vecino ático.

Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 20).

Un vídeo casero robado

Mis amigos creyeron que lo iba a echar de casa a hostias.

Fragmento perteneciente a
TRENZADO DE HOMICIDAS
.

Un vaticinio

Raya de una costa

Hoy el horno de la noche está de nuestra parte. Lo sé. Aunque parezca que se confude.

Fragmento perteneciente a
TRENZADO DE HOMICIDAS
.

Escaramuzas

Prototipo de un guardia de seguridad

Toda la colegada se queda de piedra. Todos nos vamos muy rápido a la puta calle. Y en la puta calle, los seguratas y unos mamarrachos nos vacilan.

Fragmento perteneciente a
TRENZADO DE HOMICIDAS
.

Televisión incomprensible

Consumo de alcohol en menores de edad

El calor del verano era más insoportable que nunca. La callejuela del portal hedía a orines más que nunca.

Fragmento perteneciente al relato
titulado «Cosa de tres» , del libro TRENZADO DE HOMICIDAS (pág. 86).

Una pelea…(153)

En la discoteca

Al instante descubro que uno de los empujones del Manu estrella contra la pared al guiri. Inmediatamente aquel rincón se llena de guiris, tíos y tías, pegándole patadas y puñetazos al Manu. Toda la panda se mete para

Texto perteneciente a la novela titulada CALIENTE (pág. 159).